The Objective
Publicidad
Actualidad

Algunos medicamentos pueden empeorar los efectos de las olas de calor en la salud

Favorecer la deshidratación o alterar los mecanismos de pérdida de calor del cuerpo son algunos de los síntomas que pueden provocar

Algunos medicamentos pueden empeorar los efectos de las olas de calor en la salud

Algunos medicamentos pueden empeorar los efectos de la ola de calor | Unsplash

Las altas temperaturas propias de las olas de calor tienen efectos negativos en las personas y pueden ser perjudiciales para la salud. Además, esto puede verse agravado por ciertos medicamentos; es más, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) ha señalado que es necesario tener precaución con hasta 7.000 fármacos autorizados y dispensables en farmacia comunitaria (cerca del 50% de un total de 15.000) durante una ola de calor.

En cuanto a aquellos fármacos que suponen un riesgo por su principio activo, la cifra ronda los 680 fármacos, sobre un total de 2.000. Es por ello que el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos recomienda seguir las instrucciones tanto de uso como de conservación de los fármacos.

Los mecanismos por los cuales los fármacos pueden empeorar los efectos de las altas temperaturas varían de unos a otros. Algunos favorecen la deshidratación o la pérdida de electrolitos, por ejemplo, como es el caso de los fármacos diuréticos.

En otros casos, como con los antiinflamatorios, algunos hipertensivos o algunos antidiabéticos, a lo que afectan es a la funcionalidad del riñón. Además, hay medicamentos que lo que hacen es interferir con los mecanismos de pérdida de calor de nuestro cuerpo. Es el caso de los fármacos que reducen la sudoración, como los antihistamínicos, los antidepresivos o los medicamentos para el párkinson.

También ocurre con aquellos medicamentos que disminuyen la dilatación de los vasos sanguíneos de la piel, lo cual favorece la pérdida de calor. Algunos de los medicamentos que provocan esto son los descongestionantes nasales y los fármacos para la migraña.

De forma opuesta, hay fármacos que lo que provocan es un incremento directo de la temperatura corporal. Estos son los antipsicóticos para la esquizofrenia, ciertos antidepresivos o fármacos antitusivos como el dextrometorfano, así como analgésicos como tramadol.

Es por todos estos motivos que, si se está consumiendo alguno de estos medicamentos durante el verano, los farmacéuticos recomiendan beber unos dos litros de agua y otros líquidos e incrementar el consumo tanto de frutas como de verduras. Además, es importante evitar la exposición directa al sol durante las horas centrales del día, así como usar ropa fresca, de tejidos naturales, que permita la sudoración.

Además de todo esto, también piden no tomar ningún medicamento que no haya sido recomendado previamente por el médico o farmacéutico. En caso de duda es importante consultar con el farmacéutico sobre el tratamiento que está tomando para saber si pueden o no tener efectos durante los episodios de calor extremo.

Cómo combatir el calor veraniego

Cambiar las bombillas a las tipo LED es una opción para reducir la temperatura en la casa
Cambiar las bombillas a las tipo LED es una opción para reducir la temperatura en la casa. Foto: David Zorrakino (Europa Press)

Aunque con las altas temperaturas lo que más apetece es encender el aire acondicionado y no salir de la habitación, la subida del precio de la luz y las medidas que establece el recién aprobado plan de ahorro energético han hecho que esta máquina no siempre sea una opción viable. Por ello, estas son otras medidas para sobrellevar el calor sin necesidad de recurrir al aire acondicionado:

  • Añadir hielo al ventilador: un recipiente lleno de hielo delante del chorro del ventilador puede hacer que este desprenda más frescor.
  • Cerrar las persianas: aunque puede parecer una obviedad, son muchas las personas que dejan las persianas levantadas durante todo el día, y esto contribuye aún más a aumentar la temperatura de la casa. Cerrarlas, sobre todo durante las horas centrales del día, permite mantener la casa más aislada y fresca.
  • Uso del horno: electrodomésticos como el horno aumentan la temperatura dentro de la casa, por lo que es mejor no usarlos o, si se hace, mantener las puertas cerradas para que el calor permanezca solo en la cocina.
  • Bombillas LED: las bombillas incandescentes convierten en calor la mayoría de la energía que gastan, por lo que cambiarlas por bombillas LED ayudará a combatir el calor. Además, también consumen menos electricidad, por lo que afectará positivamente en la factura de la luz.
Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D