The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

El 'Aquarius' pide a Europa un puerto para desembarcar a 141 migrantes

The Objective
Última actualización: 12 Ago 2018, 8:08 pm CEST
Foto: Guglielmo Mangiapane | Reuters

La ONG francesa SOS Méditerranée ha solicitado a los Gobiernos de la Unión Europea que le concedan un puerto para desembarcar a su buque Aquarius con 141 migrantes. Lo ha anunciado la propia organización en un comunicado.

"En respuesta a la actual crisis humanitaria en el Mediterráneo central, el Aquarius, el buque de SOS Mediterranee fletado en asociación con Médicos Sin Fronteras (MSF) rescató a 141 personas el viernes (10 de agosto). Las dos organizaciones ahora instan a los Gobiernos europeos a designar con urgencia el lugar seguro más cercano, según lo previsto en la legislación marítima internacional, [para desembarcar] a los supervivientes y continuar proporcionando asistencia humanitaria de emergencia en el mar", expone la organización.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, líder de la Liga (extrema derecha) precisó el sábado en una entrevista radial a la cadena Rai que el Aquarius, "propiedad de un armador alemán con bandera de Gibraltar", "jamás verá un puerto italiano", informa AFP. Por su parte, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha celebrado en un vídeo divulgado en Facebook una importante disminución de los desembarcos de inmigrantes en las costas italianas en el transcurso de sus dos primeros meses en el poder (-85% en relación a junio-julio 2017). Un objetivo que a su juicio se ha alcanzado "sin perder de vista jamás la protección de los derechos de los refugiados y de los solicitantes de asilo y la garantía de un recibimiento digno".

El viernes por la mañana, el barco rescató a 25 migrantes que se encontraban a la deriva en una pequeña embarcación de madera, a 26 millas náuticas de las costes libias, al norte de Zuara. En una segunda operación, el Aquarius rescató a 116 personas, 67 de ellas menores no acompañados, en su mayoría originarios de Somalia y Eritrea. Según las ONG, su embarcación de madera, "sobrecargada", sin agua ni comida, se encontraba a 26 millas náuticas de las costas libias, al norte de Abu Kammash.

El Aquarius rescató en junio a 630 migrantes también cerca de la costa de Libia. Salvini, como ministro del Interior, se negó entonces a dejarlos desembarcar en Italia. Las autoridades maltesas cerraron también sus puertos al navío. Su odisea acabó en el puerto de Valencia.