The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

El Aquarius reanuda su misión de salvamento tras un mes de escala en Marsella

The Objective
Última actualización: 1 Ago 2018, 6:51 pm CEST
Foto: Karpov / SOS MEDITERRANEE | SOSMEDITERRANEE

El Aquarius, barco de búsqueda y rescate operado conjuntamente por SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF) que el 17 de junio trasladó a España más de 600 inmigrantes, zarpa este miércoles desde Marsella de vuelta al Mediterráneo central después de una prolongada escala en el puerto francés, informa MSF.

"La ruta del Mediterráneo central es la más mortífera del mundo", señala Aloys Vimard, coordinador de proyectos de MSF a bordo del Aquarius. "Apenas quedan barcos de rescate en el Mediterráneo central y no hay una operación específica de salvamento por parte de los estados europeos. Ahora más que nunca, se necesita desesperadamente ayuda humanitaria. Rescatar a quienes se encuentran en peligro de ahogarse sigue siendo una obligación legal y moral. En las últimas semanas han muerto más de 700 personas en esta zona del Mediterráneo. Este desprecio por la vida humana es horrible."

La prolongada estancia del barco en puerto ha venido motivada por las disputas políticas sobre los puertos de desembarco que han dejado varados, a veces durante semanas, a barcos que llevaban a bordo a personas rescatadas, como ocurrió con los Gobierno de Italia y Malta en junio. MSF recuerda también que "las organizaciones humanitarias que salvan vidas han sido criminalizadas y bloqueadas en los puertos de Italia y Malta". Es el caso de la ONG española Proactiva Open Arms cuyo barco fue incautado en marzo por la Justicia italiana tras rescatar 218 inmigrantes y trasladarlos a Sicilia.

A pesar de que los estados europeos son plenamente conscientes del terrible nivel de violencia y explotación que sufren refugiados, migrantes y solicitantes de asilo en Libia, el traspaso de las responsabilidades de coordinación a la Guardia Costera libia, que recibe apoyo de la UE, se ha intensificado aún más, denuncia la ONG.

En este sentido, recuerda que "a finales de junio, la Organización Marítima Internacional (OMI) reconoció un nuevo Centro Libio de Coordinación Conjunta (JRCC, por sus siglas en inglés). En el interior de Libia, refugiados, solicitantes de asilo y migrantes continúan siendo recluidos de forma arbitraria en centros de detención donde permanecen bajo condiciones inhumanas, y en los que la asistencia humanitaria que se provee no alcanza a cubrir, ni siquiera un mínimo, las crecientes necesidades de las personas que están allí dentro".

A pesar de las dificultades, las organizaciones que operan el Aquarius mantienen su intención de "salvar vidas en el mar", y "evitar que hombres, mujeres y niños se ahoguen y llevarlos a un lugar seguro donde se atiendan sus necesidades básicas y se protejan y garanticen sus derechos", recalca Vimard.

Así pues, MSF y SOS Méditerranée subrayan que "el Aquarius continuará rescatando personas que estén en peligro en el mar con pleno respeto a la ley marítima", y seguirá coordinándose con todas las autoridades marítimas pertinentes" de acuerdo con las convenciones marítimas internacionales.

Además, los responsables anuncian que el Aquarius "no desembarcará personas rescatadas en Libia" porque "no es un lugar seguro para refugiados, solicitantes de asilo y migrantes" y por tanto, sus responsables rechazarán cualquier instrucción de las autoridades marítimas para desembarcar en Libia a personas rescatadas o trasladarlas a otras embarcaciones cuyo destino sea Libia.

El Aquarius ha asistido en dos años a más de 29.000 personas en más de 200 operaciones. Todas las intervenciones han estado coordinadas por autoridades marítimas competentes, informa las ONG.

El Aquarius reanuda su misión de salvamento tras un mes de escala en Marsella 1

Un joven rescatado por el barco Open Arms en julio. | Foto: Olmo Calvo | AP

En lo que va de 2018, por cada 17 personas que han llegado a Italia por el Mediterráneo, una ha fallecido en el intento, según datos de la Organización Internacional de las Migraciones.

Peticiones de asilo

Por otro lado, un total de 608 de los 629 inmigrantes del Aquarius que desembarcaron en el puerto de Valencia han solicitado el asilo hasta hoy, fecha en el que expira el permiso de estancia de 45 días que el Gobierno les otorgó por razones humanitarias, mientras que para 15 se iniciarán los trámites para su expulsión en aplicación del régimen general de extranjería.

Los seis restantes que no han solicitado ninguna protección son menores extranjeros no acompañados (MENA) que, bajo la tutela de las comunidades autónomas, siguen otro procedimiento diferente al de los adultos.

A bordo del Aquarius llegaron también a Valencia el 17 de junio otros 71 'menas' aunque, según han explicado a Efe fuentes del Ministerio del Interior, existen dudas sobre la edad de cinco; de ellos, dos están pendientes de recibir el decreto de la Fiscalía sobre su mayoría de edad y los otros tres que ya lo tienen lo van a recurrir.