Artur Mas renuncia a la presidencia del PDeCAT

Política y conflictos

Artur Mas renuncia a la presidencia del PDeCAT
Foto: JUAN MEDINA| Reuters

El expresident de la Generalitat Artur Mas ha anunciado este martes que deja la presidencia del Partido Demócrata Catalán (PDeCAT), la formación heredera de Convergència Democrática (CDC). El dirigente ha argumentado la decisión, entre otras cosas, porque deberá enfrentar un calendario judicial que le impedirá tener «mayor margen de maniobra» política. 

«Esto es una Presidencia representativa, pues la dirección está en manos de otras personas, entre estas, Marta Pascal. Por tanto, la decisión es esta: hago otro paso al lado, ya va más de uno, y hoy precisamente hace dos años di ese primer paso. El 9 de enero de 2016, anuncié que dejaba la presidencia de la Generalitat y propuse a Carles Puigdemont como presidente y el Parlamento lo aceptó», ha dicho al iniciar su discurso.

Artur Mas señaló que, una de sus principales razones para dejar el cargo, es que en los próximos meses deberá encarar un calendario judicial muy complicado. «Como todos saben,  fui procesado, juzgado y condenado por el 9-N. Esta condena está pendiente de ratificación por parte del Tribunal Supremo, y como pienso que la confirmará, yo sé que quedaré inhabilitado para el ejercicio de cargos públicos y difícilmente podrá haber un recurso ante esta situación. También tengo que encarar el proceso del Tribunal de Cuentas. Algunos tenemos en riesgo parte importante de nuestro patrimonio, pero el juicio no se ha hecho. Se hará en los próximos meses».

El dirigente también ha señalado que los resultados de Junts per Catalunya en las elecciones catalanas del 21 de diciembre -fue la segunda formación más votada- fueron «más allá de las expectativas que tenía».

«Este buen resultado se debió a dos factores: había una parte del partido que había hecho un trabajo de base bueno y hubo personas convencidas por Puigdemont que se sumaron al partido». Mas ha añadido que la división no fue «una formula impuesta sino inteligente para intentar sacar el mejor resultado posible en unas elecciones difíciles».

«JuntsxCat sería la ampliación de los que comenzó el PDeCAT (la declaratoria de independencia de Cataluña) y esta nueva combinación de la base de PDeCAT con la aportación de JuntxCat requiere de nuevos liderazgos. Se necesita dejar espacios libres para que determinadas personas puedan asumir los roles de cara al futuro. Creo en el proyecto del PDeCAT y creo que la formación de JuntsxCat ha tenido éxito».

Mas habló a las 19:00 en la sede nacional del Partit Demòcrata junto a la coordinadora general, Marta Pascal, el coordinador organizativo, David Bonvehí, y la vicepresidenta, Neus Munté. También convocó a las bases de la organización política para anunciar su dimisión. La renuncia de Mas se da dos años después de su renuncia como candidato a la presidencia de la Generalitat en 2016 pesa a haber ganado las elecciones. Aún no hay un reemplazo para Mas dentro de la cúpula del PDeCAT, explican fuentes de la formación.

La formación de Mas se diluyó el pasado 21 de diciembre cuando el expresidente de la Generalitat destituido, Carles Puigdemont que pertenecía al PDeCAT decidió lanzarse a la contienda bajo una nueva tolda:  Junts per Catalunya. 

Además, sobre el expresidente pesa una acusación judicial de haber usado dinero público en la consulta independentista catalana del 9 de noviembre de 2014 por lo que pagó 12 de diciembre al Tribunal de Cuentas 5,2 millones de euros para pagar su fianza. Tal y como lo ha expresado, el Supremo podría ratificar su condena de inhabilitación por desobediencia.