Las acusaciones piden que la Manada vuelva a prisión por riesgo de fuga y reiteración delictiva

Mundo ethos

Las acusaciones piden que la Manada vuelva a prisión por riesgo de fuga y reiteración delictiva
Foto: RAUL CARO CADENAS

La Audiencia Provincial de Navarra ha celebrado este miércoles la vista para decidir sobre la petición de la fiscal del ingreso en prisión de los cinco miembros de la Manada, a la espera de que el Tribunal Supremo vea los recursos presentados por todas las partes implicadas. Se espera que la decisión se conozca entre los últimos días de diciembre y los primeros de enero.

En una vista que ha durado apenas 40 minutos, las acusaciones han argumentado que existe riesgo de fuga y de reiteración delictiva para pedir el ingreso en prisión de los condenados.

A la vista han acudido los abogados de las dos partes, y los miembros de la Manada la han seguido por videoconferencia desde la Audiencia Provincial de Sevilla.

La condena de nueve años de prisión por abuso sexual cometido en los Sanfermines de 2016 impuesta por la Audiencia Provincial de Navarra fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, pero está a la espera de la decisión del Tribunal Supremo, por lo que todavía no es una condena en firme.

Por esta razón, la decisión de si entran en prisión depende del tribunal que ordenó la excarcelación de José Ángel Prenda, Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero y Ángel Boza, cuyo abogado defensor entiende que deben seguir en libertad provisional mientras el Tribunal Supremo estudia los recursos.

Por su parte, los dos abogados de la víctima han mostrado su confianza en que el tribunal decrete el ingreso en prisión de los cinco miembros de la Manada.

El letrado Carlos Bacaicoa, tras recordar que los miembros de La Manada ya están condenados a nueve años de prisión, ha declarado a los medios de comunicación que los argumentos de la defensa de que ha habido infracción de ley y quebrantamiento de forma no tienen «ninguna apoyatura».

Además, ha recordado que en el juicio “se les ha admitido todo tipo de pruebas”. “No pueden decir que se les ha denegado ninguna prueba, se les ha admitido todo”, ha añadido.

Las acusaciones particulares ejercidas por el Ayuntamiento de Pamplona y por el Gobierno de Navarra consideran que es necesario decretar prisión provisional para los miembros de la Manada porque existe riesgo de fuga, según han manifestado los abogados a su llegada a la Audiencia Provincial de Navarra.

Por otra parte, la Fiscalía ha pedido el ingreso en prisión por “la no modificación de los llamados hechos probados por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra al resolver el recurso de apelación y las especiales características del recurso de casación” y para evitar “la posibilidad de que los penados se sustraigan a la acción de la justicia”.

El abogado de los condenados, Agustín Martínez, defiende que no han cambiado las circunstancias por las que se decretó la libertad provisional de sus clientes en junio, tras casi dos años de prisión preventiva, al cumplir estos con las medidas cautelares.