“Bienvenidos al Trecho”, la nueva campaña de la FAD contra el consumo del alcohol en menores

Lifestyle

“Bienvenidos al Trecho”, la nueva campaña de la FAD contra el consumo del alcohol en menores
Foto: Joan Llado

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), ha lanzado este miércoles una campaña para lograr el compromiso individual y social necesario para acabar con el consumo de alcohol en menores. “Bienvenidos al Trecho” utiliza el concepto creativo de ‘El Trecho’ como el camino que hay entre pasar del dicho, que corresponde a decir que ningún menor debería beber alcohol, al hecho, lograr que ningún menor lo haga.

La campaña se dirige a la población en general, no solo a los menores, e incluye apelaciones directas a todos los grupos que tienen influencia sobre ellos, como sus profesores o sus familias.

El concepto en torno al cual gira se centra en que todos “podemos hacer algo, por insignificante que parezca, para acabar con el consumo de alcohol en menores”. “Solo hay que dejar de decir lo que haríamos y empezar a hacerlo. Todos. Juntos”, explica la FAD.

Su objetivo es es “propiciar la reflexión acerca de la responsabilidad individual y colectiva que todos tenemos ante la necesidad de prevenir y ocuparnos colectivamente de los problemas relacionados con el consumo de alcohol en menores”.

La FAD busca transmitir este mensaje a través de spots para televisión y redes sociales, cuñas de radio, varios modelos de gráficas y otro tipo de vídeos para su uso digital.

Además de lanzar esta campaña, la FAD ha hecho un llamamiento para adherirse al manifiesto La sociedad civil ante el consumo de alcohol en menores, una declaración elaborada por esta fundación y otras 40 entidades. “Adherirse al manifiesto significa que, como sociedad, manifestemos que el consumo del alcohol en menores nos preocupa y que estamos dispuestos a hacerle frente”, ha dicho el vicepresidente de la FAD, Ignacio Calderón.

El consumo de alcohol por parte de menores sigue siendo un problema que supone un riesgo para la salud de los más jóvenes, sobre todo cuando la ingesta es desmesurada. Según los datos del Barómetro 2017 elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, emborracharse y perder el control es un comportamiento que compensa a un 40% de los jóvenes de 15 a 29 años a pesar de los riesgos de esta conducta.

Este porcentaje aumenta ligeramente en la franja de edad de los 15 a los 17 años, lo que “nos da una idea de cómo esta conducta de riesgo está integrada en los comportamientos juveniles”, explica la FAD.