Publicidad

Deportes

Una tenista de Wimbledon estremece al mundo con su lesión

«¡Por favor, ayudadme! ¡Ayudadme!». La tenista estadounidense Bethanie Mattek-Sands ha protagonizado la imagen más dura del jueves en Wimbledon con su lesión en la rodilla derecha, por la que gritó de dolor en el césped, abandonando en la segunda ronda del torneo londinense. La dramática escena se ha producido en el inicio del tercer set de su partido ante la rumana Sorana Cirstea. Los gritos de Mattek-Sands en la pista número 17 han dado rápidamente la vuelta al mundo en las redes sociales y la televisión.

Una tenista de Wimbledon estremece al mundo con su lesión

«¡Por favor, ayudadme! ¡Ayudadme!». La tenista estadounidense Bethanie Mattek-Sands ha protagonizado la imagen más dura del jueves en Wimbledon con su lesión en la rodilla derecha, por la que gritó de dolor en el césped, abandonando en la segunda ronda del torneo londinense. La dramática escena se ha producido en el inicio del tercer set de su partido ante la rumana Sorana Cirstea. Los gritos de Mattek-Sands en la pista número 17 han dado rápidamente la vuelta al mundo en las redes sociales y la televisión.

«Me dio pánico. Nunca había visto una lesión así antes, su rodilla estaba realmente en un estado horrible. Es algo que solo ves en las películas«, ha explicado Cirstea. «Intenté reconfortarla, pero me dio miedo. Me sentía impotente (…) Si hubiera podido hacer algo… No le desearía eso ni a mi peor enemigo», ha añadido. «El tiempo hasta que llegó la atención médica me pareció una eternidad», ha afirmado Cirstea. Posteriormente, la tenista ha colgado en Twitter un mensaje de apoyo a su compañera: «¡Con el corazón roto por lo que le ha pasado hoy a Bethanie Mattek-Sands! ¡Te quiero, tía, eres fuerte, vas a superar esto! Mis pensamientos están contigo, Beth».

Su rival no cree que la lesión esté relacionada con el estado del terreno, aunque varias tenistas se han quejado de ello. «Todos sabemos que la hierba es más peligrosa que las pistas duras o la tierra batida, pero lo que pasó hoy fue mala suerte. Le podría haber pasado a cualquiera», ha estimado.

La compañera de dobles de Mattek-Sands, la checa Lucie Safarova, también ha llorado por la lesión de su amiga. La cuenta oficial de Twitter de Wimbledon ha informado de que los primeros auxilios le llegaron «en menos de un minuto» y de que después fue trasladada «en condiciones de urgencia al hospital».

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D