The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

China

El fundador de Huawei asegura que Estados Unidos no podrá aplastar la compañía

Foto: Vincent Yu | AP

El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, ha cargado contra la tentativa de Estados Unidos de marginar a esta empresa de telecomunicaciones china y ha asegurado que el mundo no puede vivir sin su tecnología porque es “más avanzada”. “No hay manera de que Estados Unidos nos aplaste“, ha dicho el ejecutivo en una entrevista con la BBC. “El mundo no puede prescindir de nosotros porque somos más avanzados”.

Ren, de 74 años, ha denunciado la detención “políticamente motivada” de su hija y directora financiera de la empresa, Meng Wanzhou, que fue arrestada en Canadá a petición de Estados Unidos acusada de violar las sanciones a Irán. La justicia estadounidense sospecha que Meng mintió a varios bancos sobre una filial de Huawei para poder acceder al mercado iraní entre 2009 y 2014. En caso de ser declarada culpable, se enfrenta a una pena de más de 30 años de prisión. “Nos oponemos a ello”, ha asegurado su padre. “Pero ahora que ha tomado este camino, dejaremos que los tribunales lo resuelvan”.

Normalmente reticente a los focos, el fundador de la firma se ha visto obligado a dar un paso adelante para contrarrestar las acusaciones de que la empresa es un instrumento de espionaje al servicio de Pekín. Ren busca hacer frente a la campaña estadounidense que trata de convencer a otros países de excluir la tecnología de Huawei. “Si las luces se apagan en Occidente, Oriente seguirá brillando“, ha afirmado. “Estados Unidos no representa al mundo, e incluso si convencen a más países de que no usen nuestra tecnología temporalmente, siempre podemos reducir nuestro tamaño y ser más pequeños”, ha insistido.

Además, el Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga y busca presentar cargos contra la compañía china por un supuesto robo de secretos comerciales de socios estadounidenses.

La canciller alemana Angela Merkel también ha demandado más medidas de seguridad para garantizar que las empresas chinas no proporcionen datos privados al Gobierno de la potencia asiática. Sus declaraciones se produjeron a raíz de las acusaciones de espionaje vertidas sobre Huawei, que tuvo que despedir a uno de sus trabajadores en Polonia detenido y acusado de espiar contra los intereses nacionales polacos.