El Gobierno de España llama a consultas al embajador de Venezuela por las críticas de Maduro ante la crisis catalana

Política y conflictos

El Gobierno de España llama a consultas al embajador de Venezuela por las críticas de Maduro ante la crisis catalana
Foto: Carlos Garcia Rawlins| Reuters

El Gobierno central de España ha llamado a consultas al embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, para rechazar las acusaciones del presidente venezolano Nicolás Maduro sobre la existencia de “represión” y “presos políticos” por la crisis en Cataluña.

El ministerio de Exteriores ha rechazado este miércoles “las inaceptables declaraciones de ayer (martes)” de Maduro, según indica en un comunicado. «Esperamos que cesen (las declaraciones) para así hacer posible una relación de respeto con Venezuela», añade.

Maduro acusó el martes en una rueda de prensa al gobierno de Mariano Rajoy de no tener “moral” porque “reprimió al pueblo de Cataluña”. También acusó al Ejecutivo de meter «preso a uno de los líderes de la sociedad civil catalana», de «tener presos políticos» y de «perseguir al pueblo de Cataluña».

Maduro se refiría a la encarcelación de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, presidentes de las principales organizaciones independentistas: Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, imputados de sedición por la justicia española.

Sánchez y Cuixart, se encuentran en prisión desde el lunes cuando la jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, decretó su entrada en la cárcel sin fianza por “promover el asedio a la Guardia Civil el 20 de septiembre durante una operación para impedir el 1 de octubre”, cuando se llevó a cabo el referéndum de independencia de Cataluña declarado de ilegal por el Tribunal Constitucional.

Autoridades catalanas los han descrito como presos políticos, pero el Gobierno español afirma que en el país hay plena separación de poderes.

El embajador Isea ha sido recibido la mañana del miércoles en el ministerio de Exteriores en Madrid por el director general para Iberoamérica, quien le trasmitió “el rechazo absoluto del gobierno español frente a estas declaraciones” de Maduro, ha reseñado El Estímulo.

Ya el presidente venezolano, que suele dirigir duros epítetos contra Rajoy, había criticado la “represión brutal” durante el referéndum de autodeterminación realizado el 1 de octubre en Cataluña pese a la prohibición de la justicia, y que estuvo marcado por cargas policiales.

Caracas y Madrid han tenido habituales roces diplomáticos, agravados por la instalación de una Asamblea Constituyente que rige Venezuela como poder absoluto, y que España no reconoce.

Además, las acusaciones del mandatario venezolano han resultado polémicas ya que de acuerdo a la organización defensora de Derechos Humanos Foro Penal Venezolano en Venezuela hay 439 presos políticos, según su último informe de septiembre de este año.

“Al menos 53 presos políticos presentan situaciones de salud graves que no están siendo atendidas por médicos especialistas, lo que podría empeorar las patologías de estas personas y hasta traer como consecuencia la muerte de alguno de ellos”, añade el texto.

Asimismo, sostiene que el número de arrestos arbitrarios desde el primero de abril hasta el 30 de septiembre de este año fue de 5.376.