Publicidad

España

Los funcionarios ya habían advertido de la posible fuga del preso que huyó en helicóptero

Los funcionarios de la prisión francesa de Réau tenían indicios de que Redoine Faïd, el preso que escapó en helicóptero el pasado domingo, planeaba fugarse, según han revelado Le Figaro y LCI. Así se lo habían hecho saber en las últimas semanas a los directivos de la cárcel, a quienes pidieron sin éxito que se transfiriera al delincuente, que ya se había escapado en 2013.

Los funcionarios ya habían advertido de la posible fuga del preso que huyó en helicóptero
Reuters

Los funcionarios de la prisión francesa de Réau tenían indicios de que Redoine Faïd, el preso que escapó en helicóptero el pasado domingo, planeaba fugarse, según han revelado Le Figaro LCI. Así se lo habían hecho saber en las últimas semanas a los directivos de la cárcel, a quienes pidieron sin éxito que se transfiriera a otra prisión al delincuente, que ya se había escapado en 2013. «La investigación —encargada por el Ministerio de Justicia— determinará las responsabilidades de unos y otros», ha dicho al respecto el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, que no ha descartado posibles «sanciones».

Las sospechas de los funcionarios se debían al interés que mostraba Faïd por cuestiones prácticas relativas al funcionamiento del centro, además de a cambios en su comportamiento. Estas conjeturas se plasmaron en un intercambio de correos electrónicos entre los responsables del personal de la prisión y los directivos de la Administración Penitenciaria. De este modo, el 22 de junio uno de los funcionarios solicitó que se llevara a cabo la transferencia del preso «lo más rápido posible».

Pero la respuesta que obtuvo de la Dirección de la Administración (DAP) fue que dicho trámite no se realizaría con carácter inmediato sino en septiembre, por lo que no se tramitó, pese a que el funcionario manifestó que consideraba que ese plazo no era «razonable» ante la amenaza inminente de que el preso actuara. Por su parte, la Administración ha criticado que los elementos filtrados por la prensa dan una versión parcial de todos los aspectos que se contemplaron para no hacer caso de las advertencias de los funcionarios.

Griveaux ha reiterado que hay 2.900 policías y gendarmes siguiendo la pista del prófugo —y a sus tres cómplices armados, que secuestraron el helicóptero con el piloto en su interior— para detenerlo y encarcelarlo, y ha añadido que el Gobierno tiene como objetivo «que este tipo de acontecimientos no se repitan», informa Efe.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D