The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

La oposición teme que el Govern funde una «policía patriótica» en los Mossos

La purga en la cúpula de la policía autonómica eleva las sospechas de PSC, Ciudadanos, PP y Vox contra el Ejecutivo de Pere Aragonés

La oposición teme que el Govern funde una «policía patriótica» en los Mossos
La oposición teme que el Govern funde una "policía patriótica" en los Mossos|

La remodelación que se está produciendo en la cúpula de las Mossos d’Esquadra solo convence a los partidos independentistas y a los soberanistas de En Comú Podem. La oposición en bloque, por contra, pedirá al conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, que intervenga en el Parlament para explicar estos cambios. Como avanzó THE OBJECTIVE, el motivo que estaba detrás del cese del mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, fue la necesidad del Govern de controlar la unidad anticorrupción del cuerpo autonómico, y la posterior purga que han sufrido intendentes y comisarios implicados en los presuntos casos de corrupción de Laura Borràs o Miquel Buch han elevado las sospechas de PSC, PP, Ciudadanos o Vox de la intención de crear una «policía patriótica».

La portavoz del PSC, Elia Tortolero, habló sin ambages del temor a que se llegue a imponer un modelo de «policía patriótica» en Cataluña y fuentes del partido explican a este medio que protegerán a los Mossos de algunas de las decisiones del Departamento de Interior como la de no tramitar las sanciones que los agentes interponen cuando se producen desordenes públicos en las manifestaciones.

En este temor a los potenciales planes del Ejecutivo se unen el resto de partidos de la oposición. El líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, ha calificado de «prácticas mafiosas» el control del poder público catalán respecto a los Mossos: «Pediremos explicaciones y llegaremos hasta el final, destapando el entramado que tienen montado con sus prácticas mafiosas». Y es que la decisión de enviar a la comisaría de Rubí al comisario responsable de la investigación a Buch por sus escoltas ha encendido las alarmas de una «purga» encubierta de todos los agentes incómodos para el Govern.

«Policía patriótica»

La reestructuración implica cambios que afectan a 31 mandos, 14 procedentes del territorio y 17 que estaban destinados a los servicios centrales. De estos 31 mandos, siete son comisarios, 19 son intendentes y cinco son inspectores. El Ejecutivo catalán ha promocionado la remodelación como un avance hacia la igualdad entre hombres y mujeres: será la cúpula con mayor presencia de mujeres. La jefatura, formada por un tercio de mujeres; la dirección estratégica con un 50% de mujeres; un 26% de mujeres en la dirección operativa y un 23% de mujeres en las posiciones de subjefe de Comisarías Generales o Regiones Policiales.

La diputada del PP Lorena Roldán también ha considerado un «golpe caciquil» y de «extrema gravedad» la «purga» y cree que es un amago del Govern de iniciar un «segundo procés«: «Las intenciones de la Generalitat son democráticamente funestas». A este respecto ha solicitado de inmediato la presencia del consejero de Interior y del jefe político de la Policía en el Parlament para someterse a las preguntas de la oposición.

En la misma línea, el portavoz de Ciutadans, Carlos Carrizosa, ha afirmado este martes en rueda de prensa desde la Cámara catalana que el Ejecutivo de Pere Aragonès no ha dado suficientes explicaciones y que la «feminización» del cuerpo como único motivo dado «nos hace temer que se esté pretendiendo hacer de un cuerpo policial una policía política».

‘Caso Kitchen catalán’

A pesar de que el PSC se ha abierto a negociar con el Govern y los partidos que lo conforman -ERC y JxCat- distintos asuntos, como la renovación de entes con los órganos de gobierno caducados, en este asunto ha cerrado filas con el resto de la oposición. Son críticos con el hecho de que la protección jurídica de los Mossos pase ahora a depender de la Conselleria de Presidencia dado que podría crear un conflicto de intereses.

Para sostener sus sospechas apelan al caso Kitchen, cuando el ministerio del Interior, bajo el mando de Jorge Fernández Díaz, usó presuntamente fondos reservados del Estado en beneficio de su partido, el PP, y no para la seguridad de los ciudadanos: «Lo último que necesita nuestro país es que nos encontremos ante una versión independentista del caso Kitchen«, sostuvo la portavoz socialista.

Nueva dirección de los Mossos

El comisario jefe de los Mossos es ahora Josep Maria Estela y su número dos es Eduard Sallent. La nueva estructura de la policía autonómica tiene tres niveles de dirección y por debajo de ella está la Dirección Estratégica para redefinir el papel de la policía autonómica de cara a 2030. Sallent será el máximo responsable de esta dirección, y contará con dos comisarios superiores, David Boneta como responsable de las regiones territoriales, y Xavier Porcuna como responsable de los servicios centrales.

Ante las críticas de la oposición, la portavoz del Govern, Patricia Plaja, ha defendido que la renovación de la cúpula de los Mossos se debe a la voluntad de abrir una «nueva etapa» y de aumentar la presencia de mujeres en la toma de decisiones del cuerpo para hacer la dirección de la policía catalana más paritaria. Plaja ha descartado hacer más valoraciones y ha dicho que las explicaciones y motivos de estos cambios ya los está dando el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D