The Objective
Publicidad
España

Guadalupe Sánchez inicia otro proceso contra Twitter tras cerrar su cuenta por cuarta vez

La columnista de THE OBJECTIVE ha dado 10 días a la compañía para pronunciarse o interpondrá una denuncia

Guadalupe Sánchez inicia otro proceso contra Twitter tras cerrar su cuenta por cuarta vez

Usuario de Guadalupe Sánchez. | Twitter

Twitter lo ha vuelto a hacer. Tras cerrar de forma injustificada la cuenta de la abogada y columnista de THE OBJECTIVE, Guadalupe Sánchez (@Proserpinasb), retractarse y admitir en un mensaje inédito y personalizado su «error» y la injusticia que suponía esta medida, la red social ha vuelto a proceder al bloqueo automático tras recibir varias denuncias injustificadas en lo que supone la tercera cancelación en menos de 48 horas.

Tras recuperar la cuenta después de un primer bloqueo, unas horas después volvieron a suspender la cuenta tras una serie de denuncias masivas al tuit «Y con pizza a la hoguera». Después de este segundo bloqueo, que se ha producido unas horas después de que Twitter devolviese la cuenta reconociendo su error, la compañía ha mandado dos notificaciones de bloqueo más. La tercera, por el mismo tuit por el que fue bloqueada la primera vez y horas después de que Twitter reconociera que el tuit no incumplía sus normas.

portada guadalupe
Imagen del burofax enviado por Guadalupe Sánchez.

Una compensación de hasta 63.000 euros

Esta vez, la jurista ha comunicado que inicia un nuevo proceso en contra de la compañía, esta vez con una indemnización que podría superar los 63.ooo euros por lo que considera una intromisión ilegítima en el derecho al honor. En un nuevo burofax enviado a Twitter, la abogada da diez días a la red social para devolverle su usuario, reconocer en la cuenta oficial de Twitter España el fallo y revisar sus reglas de convivencia.

Guadalupe Sánchez ha asegurado que estas acciones suponen un ataque contra su honor y que forman parte de una campaña de acoso, organizada aprovechando el sistema de denuncias de comportamientos abusivos de Twitter, que en lugar de impedirlos, los propicia y recompensa, como puede verse en este caso.

La abogada pone el foco sobre una cuenta de Telegram llamada RedBird donde se jactan de ser los autores de las denuncias que propician los bloqueos por parte de Twitter.

Si en un primer burofax la cuantía compensatoria ascendía hasta los 6.000 euros (retirado tras reabrirse la cuenta), en el segundo ha cambiado la suma, esta vez hasta los 63.000 euros, «uno por cada seguidor con los que contaba la cuenta al momento de ser cerrada». Sin embargo, la abogada indica que, de forma subsidiaria, solicitarán una cuantía inferior a la resultante de aplicar este criterio objetivo.

Además, también exigirá a Twitter la identidad de las personas que han realizado estas denuncias masivas para emprender acciones legales en su contra por un delito de acoso.

El pasado 13 de abril, la cuenta de la abogada y columnista de este medio fue suspendida por Twitter por la interacción indirecta con un usuario (@liusivaya) relacionado con la propaganda prorrusa al que contestó a través de un tuit después de que este realizara comentarios acerca de la OTAN y el presidente ucraniano Volodimir Zelenski en un tuit tan inofensivo como «Calcetines de Zelenski y unas bragas con tu cara en mi culo».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D