The Objective
Publicidad
España

España repatriará a esposas e hijos españoles de yihadistas del Estado Islámico en Siria

El Gobierno repatriará a cuatro mujeres y 16 niños que están en campos de prisioneros en el noreste de Siria, gestionados por milicias kurdas

España repatriará a esposas e hijos españoles de yihadistas del Estado Islámico en Siria

Campamento de prisiones de Al Hol, en Siria. | Carol Guzy / Zuma Press

El Gobierno de España ha tomado la decisión de repatriar a las esposas y viudas de cuatro combatientes yihadistas del Estado Islámico y as us hijos, que se encuentran internados en campos de prisioneros en el noreste de Siria.

A pesar de que algunos países europeos ya habían hecho este tipo de repatriaciones, España no lo había hecho hasta ahora, lo que marca un antes y un después en el tratamiento las familias de combatientes yihadistas. Alemania, Bélgica, Suecia, Holanda, Finlandia, Italia, Irlanda o Noruega ya han repatriado, al menos parcialmente, a familiares de combatientes yihadistas. Además, en julio, Francia, el país con más ciudadanos internos en los campos bajo control kurdo, dio un giro a su política al repatriar a 16 mujeres y 35 menores.

En concreto, el Gobierno de Pedro Sánchez repatriará a cuatro mujeres (Yolanda Martínez, Luna Fernández, Lubna Miludi y Loubna Fares) y 16 niños, según ha adelantado el diario El País.

Yolanda y Luna se encuentran en el campo de prisioneros de Al Roj, junto al límite con Turquía, y Lubna está en el de Al Hol, en la Gobernación de Hasaka y próximo a la frontera con Irak. Esas tres mujeres, todas de nacionalidad española, han pedido regresar a España con 13 menores a su cargo que están identificados y localizados.

No obstante, la situación de Loubna Fares es muy diferente. Esta mujer de nacionalidad marroquí pero viuda de un ciudadano español, escapó en febrero de 2020 con sus tres hijos del campo de Al Hol y desde entonces se ignora su paradero.

Fuentes gubernamentales han asegurado a El País que el objetivo es que estén de vuelta en España antes de fin de año. Cuando lleguen, deberán comparecer ante la Audiencia Nacional, que las vincula a la célula yihadista Brigada Al Andalus, a la que presuntamente pertenecían sus maridos.

La Justicia podría acusarlas de haberse instalado en un territorio extranjero controlado por una organización terrorista para colaborar con ella, un delito que es castigado por el Código Penal con hasta cinco años de cárcel. No obstante, las cuatro mujeres aseguran que viajaron en 2014 al Califato engañadas por sus maridos y que no combatieron ni participaron en acciones yihadistas. Asimismo, los tribunales tendrán que decidir sobre el futuro de sus hijos menores y si retira la custodia a sus madres, así como, posteriormente, monitorizar que los menores no han sido objeto de adoctrinamiento yihadista.

Inseguridad, insalubridad y hacinamiento: la vida en los campos de prisioneros en Siria

Estos campos de internamiento no están bajo control del Gobierno de Bashar Al Assad, son gestionados por la milicia kurdo-árabe FDS (Fuerzas Democráticas Sirias), desde que la zona fuera liberada del califato del Estado Islámico proclamado por Al Bagdadi en 2014 en Mosul (Irak).

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó hace apenas unos días sobre el destino «trágico» de miles de niños que viven sin acceso a la salud y sumidos en la violencia en el campamento de Al Hol. En un informe, MSF estimó que la coalición internacional antiyihadista y los países que tienen a ciudadanos detenidos en el noreste de Siria «faltaron a sus obligaciones» y llamó a que se cierre este campamento. 

«Es una enorme prisión a cielo abierto, en la que la mayoría de los detenidos son niños, muchos de ellos nacidos en el campamento, privados de su infancia y condenados a estar expuestos a la violencia y la explotación, con un acceso limitado a la salud y sin esperanza», se lamentó la responsable de operaciones de MSF en Siria, Martine Flokstra.

Este campamento está administrado por los kurdos y alberga a unas 50.000 personas. Entre los detenidos en Al Hol hay más de 10.000 extranjeros, que están albergados en un sitio denominado ‘El anexo’. Los niños constituyen un 64% de la población y la mitad de ellos son menores de 12 años. En 2021, 79 menores perdieron la vida en este campamento, según MSF.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D