THE OBJECTIVE
España

La Policía tiene hoy menos agentes dedicados a la violencia de género que hace 10 años

Interior ha aumentado el número de efectivos, pero la plantilla todavía es menor a la que existía en 2013 en las UFAM, según los datos facilitados por el Gobierno

La Policía tiene hoy menos agentes dedicados a la violencia de género que hace 10 años

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. | EP

El Ministerio del Interior ha reforzado las plantillas policiales dedicadas a la violencia de género desde que en 2018 llegase a este departamento Fernando Grande-Marlaska. Sin embargo, en el caso de Policía Nacional el número de agentes sigue siendo todavía menor al de hace una década, según muestra la estadística del Sistema VioGén, encargado de monitorizar los casos de todas las víctimas, a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE

En una respuesta parlamentaria al senador Carles Mulet (Compromís), el Gobierno disgrega los efectivos policiales encargados «específicamente» de combatir la violencia de género en el periodo comprendido entre 2013 y 2022. Cifras que muestran un descenso del 2% en la Policía. Actualmente, este cuerpo cuenta con 1.434 agentes; en 2013 tenía 1.462. Si se comparan los periodos mencionados, las demarcaciones que han perdido más policías son Madrid (-3,75%) y Cádiz (-8,04%). 

Cabe destacar que en los últimos años las plantillas de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional han aumentado casi un 15%. No obstante, de acuerdo a los datos consultados, entre 2022 (1434) y 2021 (1485) ha habido un retroceso: el número de agentes se ha visto mermado en un 3,5%. Por su parte, el Instituto Armado ha duplicado su nómina de funcionarios en una década. Hoy son 1.333 los guardias civiles dedicados a luchar contra esta lacra.

2.767 agentes

En total, según estos datos, son 2.767 agentes de ambos cuerpos los que se encargan de trabajar con mujeres víctimas de violencia machista. A finales del pasado enero, fuentes de Interior situaron esta cifra en 2.792 y señalaron que la plantilla había aumentado un 48,5% desde 2018, aunque sin diferenciar entre Policía y Guardia Civil. También merece mención aparte el hecho de que, en el caso de la Policía, la estadística divide desde 2016 al personal policial en dos grupos: «investigación» y «protección». 

Según admitió Interior son principalmente agentes de las unidades de seguridad ciudadana, y no de la UFAM, quienes se encargan de esa última labor. Esto es, en el caso de las víctimas de mayor riesgo, protección durante 24 horas y seguimientos sobre el agresor. De hecho, esta es la queja que trasladan la mayoría de asociaciones y sindicatos policiales: la merma de agentes en otras unidades porque se ven obligados a trabajar para las de violencia de género.

Uno de los principales problemas en el ámbito de la violencia sobre la mujer, según denuncian las organizaciones sindicales, es la escasez de personal. Los datos del primer semestre de 2022 recogidos por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género muestran que las denuncias (41.765) por este tipo de delitos han aumentado un 19,3%, respecto al año anterior. Sin embargo, las plantillas de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer han descendido respecto a 2021. 

El récord de asesinatos machistas en el mes de diciembre y la crudeza con la que empezó 2023 con cuatro mujeres asesinadas a manos de su pareja o expareja en menos de 24 horas mostraron a una amenaza que se resistía a desaparecer y, por otro, la evidencia de que los recursos del estado eran insuficientes. En este sentido, el Ministerio ha implantado nuevas medidas, entre ellas la posibilidad de que las víctimas puedan conocer si sus agresores tienen antecedentes. 

Un agente para 60 víctimas

Desde Jupol, el sindicato mayoritario de la Policía, su secretario general, Aarón Rivero, reitera que la falta de medios personales y materiales que disponen las unidades de Familia y Mujer (UFAM) «es completamente real». De hecho, un estudio reciente de esta organización revela que hay un policía para cada 60 mujeres víctimas de violencia de género. «Es una barbaridad y creemos que eso hay bajarlo a mucho menos de la mitad», insiste. 

«Eso se consigue únicamente incrementando las plantillas y dotando de mayor capacidad económica y personal. Desde luego, Interior mezcla las plantillas de UFAM con las de seguridad ciudadana, porque, al final, estas últimas están para dar seguridad a todos los ciudadanos. Si en un momento dado hace falta apoyar a cualquier otra unidad dentro del colectivo policial, de policía judicial o de formación o de lo que haga falta, se hace. Pero efectivamente, es necesario hacer hincapié y hacer un refuerzo en las unidades de atención», explica Rivero. 

Sin especialidad

Similar es la petición que hace el Instituto Armado. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) solicita que se integre a agentes en la reserva para evitar detracciones de Seguridad Ciudadana y que se reconozca como especialidad a los equipos VioGén. En el Instituto Armado no existe catalogación específica para los agentes que los componen. Por este motivo, las asociaciones las denominan como «unidades fantasma».

En esa labor, no obstante, también colaboran los Emume de la Guardia Civil. Se trata de equipos de Policía Judicial especializados en hechos delictivos en los que se encuentran implicados mujeres y menores, tanto en calidad de víctimas como de autores.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D