THE OBJECTIVE
Entrevista

Miguel Tellado: «Sánchez y su mujer son los Kirchner de España»

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular explica las propuestas de su partido sobre política migratoria

A Pedro Sánchez, Miguel Tellado ( Ferrol, 1974) lo considera un «político herido de muerte» y el matrimonio Pedro Sánchez-Begoña Gómez le transmite la sensación de que son «los Kirchner de España», y de que incluso creen estar por encima de la Justicia. De Begoña Gómez asegura que ha demostrado que no tiene voluntad de colaborar con la Justicia, tras su «no declaración» y aplazamiento posterior, ante el juez Peinado. El portavoz parlamentario del PP asegura que ellos están preparados para un adelanto electoral, que su objetivo es gobernar en solitario, sin depender de nadie. Su fórmula pasa, según dice, por conseguir unir el voto del centro-derecha.

PREGUNTA.- Su propuesta de utilizar a la Armada para el control de la llegada de inmigrantes de forma irregular ha levantado ampollas. Unos le critican porque entienden que es una propuesta inhumana, y Vox porque les acusa de copiar una idea que era suya…

RESPUESTA.- Hemos visto al PSOE instalado en una demagogia tremenda, criticando la propuesta de que el Estado utilice todos los medios a su alcance para luchar contra la inmigración ilegal. Y la realidad es que el Gobierno se olvida que en el año 2022 y en el año 2023 ya utilizó los medios del Ministerio de Defensa para hacer frente a ese tráfico ilegal de personas y a casos de piratería en las aguas territoriales de nuestro país. Nosotros le decimos al Gobierno que tiene que atender sus competencias y sus responsabilidades, darle medios a la Policía Nacional, a la Guardia Civil, y si no los tienen, recurrir a las Fuerzas Armadas para hacer frente a ese desafío que supone la inmigración ilegal.

Miguel Tellado. | Víctor Ubiña

«La principal amenaza para la democracia duerme en la Moncloa»

P.- En todo caso, ¿es viable alcanzar un acuerdo de Estado entre PP y PSOE para afrontar el tema de la inmigración irregular?

R.- Es muy difícil llegar a pactos de Estado con un partido que deja de ser un partido de Estado, como el PSOE. Cuando Sánchez llega a la presidencia del Gobierno, había discursos populistas dentro del Gobierno, que era el de los ministros de Podemos. Ahora, especialmente en los últimos meses, ese discurso populista ha sido abrazado por todo el Consejo de Ministros y especialmente por el presidente del Gobierno. Sánchez se ha abrazado al populismo, porque gobierna y solo puede seguir gobernando abrazándose a los partidos de extrema izquierda y a los populistas. La principal amenaza para nuestra democracia duerme en la Moncloa y quien mejor la representa es el presidente del Gobierno.

«El Gobierno no tiene una verdadera política migratoria»

P.- Junts ha pedido que no les manden menores no acompañados (menas) procedentes de la inmigración irregular. ¿Cree que puede haber trato singular en la inmigración, como se defiende también la financiación «singular» para Cataluña?

R.- España se enfrenta a una crisis migratoria, aunque no lo reconozca el Gobierno. La mayor expresión de esa crisis migratoria la están sufriendo las Islas Canarias. Y el Gobierno practica una política de brazos caídos. No hay control de nuestras fronteras. Nadie está luchando desde el Gobierno contra las mafias que trafican ilegalmente con personas. Y eso es una amenaza. Hoy las fronteras de nuestro país son un coladero para la inmigración ilegal. La inmigración se ha reducido en Grecia un 70%, en Italia, un 50% y en España aumenta sin ningún tipo de control, porque el Gobierno no tiene una verdadera política migratoria para hacer frente a ese desafío.

P.- ¿El PP ha recomendado o va a recomendar a sus comunidades autónomas que se nieguen al reparto de menas por la geografía española, para aliviar la presión que sufre ahora Canarias?

R.- Canarias está sufriendo en estos momentos una avalancha a la que hay que atender como corresponde. Tiene más menas en su territorio de los que es capaz de atender con sus recursos. Necesita de la solidaridad del resto de comunidades. Decimos que la solidaridad no se impone, se consensúa. Pedimos al Gobierno que utilice la Conferencia sectorial, donde se sientan y participan todas las comunidades, para dotarlas de medios personales, materiales, técnicos y económicos y para acordar un sistema de reparto acorde a la capacidad instalada en cada una de las ellas. El Gobierno pretende imponer cuando tiene que consensuar. Todas las comunidades van a estar dispuestas a llegar a un buen acuerdo. Pero si la política del Gobierno es obligar… ese no es el camino.

Miguel Tellado. | Víctor Ubiña

Reparto menas por comunidades autónomas: «Es una negociación entre administraciones, no entre partidos»

P.- ¿Cuál es la propuesta del PP para solucionar el problema de la llegada irregular de inmigrantes?

R.- El PP no puede hablar por 12 comunidades donde gobernamos. Cada gobierno tiene que defender sus intereses y sus planteamientos. Esto es un acuerdo entre administraciones territoriales, no entre partidos. Y la Conferencia sectorial es el lugar para alcanzarlo. Pero el Gobierno tiene que poner los medios necesarios. Cuando una comunidad autónoma recibe un mena tiene que atenderlo y cubrir sus necesidades hasta que cumple la mayoría de edad. Y el Gobierno tiene que comprometer que va a haber medios para las comunidades para hacer frente a ese desafío.

«El Gobierno intenta tapar con falsas polémicas que Begoña Gómez tiene que declarar como imputada por corrupción y tráfico de influencias»

P.- Se les está acusando de criminalizar a los inmigrantes con su discurso…

R.- Esto no supone criminalizar absolutamente nada, supone actuar en origen para que esos cayucos, no lleguen a nuestro país, porque en el tránsito mueren miles de personas todos los años y, por lo tanto, un gobierno responsable se tiene que encargar de frenar esas mafias en origen, antes de que los cayucos salgan de esos países. Y para eso hace falta que el Ministerio de Asuntos Exteriores haga su trabajo y custodiar nuestras aguas territoriales. Para eso están la Policía Nacional, la Guardia Civil y también las Fuerzas Armadas, si es necesario recurrir a sus medios. Fíjese si la medida es «disparatada» que la ministra Margarita Robles ha puesto medios a las Fuerzas Armadas para luchar contra el tráfico ilegal de personas en el año 2022 y en el 2023. El PSOE ha tratado de tapar con esta polémica su verdadero problema: que la esposa del presidente ha tenido que ir a declarar a un juzgado en calidad de imputada por delitos tan graves como corrupción y tráfico de influencias, y el PSOE está necesitado de falsas polémicas para tratar de taparlo, como si de una cortina de humo se tratase. El principal problema de este Gobierno es la corrupción que asedia a Pedro Sánchez y a todo su entorno, al político, al personal y al familiar.

P.- Por cerrar este asunto de la inmigración antes de abordar otros, ¿ha cambiado el PP su discurso sobre la inmigración? ¿Entiende que Vox le critique por apropiarse de sus propuestas y el resto de partidos le señale y digan que el PP se ha deslizado ideológicamente y en sus políticas hacia Vox por mera competición electoral?

R.- Lo que ha cambiado es que vivimos una crisis migratoria de primer nivel por responsabilidad o, mejor dicho, por irresponsabilidad del Gobierno de España. Y frente a esa crisis migratoria, decimos al Gobierno que tiene que usar medios extraordinarios para hacer frente a esa crisis. Nosotros somos un partido de Estado. Créame que no andamos copiando medidas de otros partidos…

«Este es un Gobierno cercado por la corrupción política, económica y moral»

P.- Decía usted que al Gobierno le preocupa la corrupción en el PSOE y todo lo que hay sobre la mesa, que les preocupa la declaración como investigada ante el juez de Begoña Gómez, el caso Koldo y sus terminales… ¿Todo eso les hace pensar en el PP que estamos ante el final de la legislatura?

R.- Este es un gobierno cercado por la corrupción política, económica y moral. Corrupción política, porque Sánchez compró su investidura a cambio de siete votos, regalándole a un partido una ley de amnistía. Este es un gobierno cercado por la corrupción económica, porque cuando creíamos que no había nada más grave que robar el dinero de los parados para gastárselo en mordidas, comisiones, prostitución y drogas, descubrimos que sí, que lo había: gastarse el dinero de las mascarillas en plena pandemia, cuando todos estábamos encerrados, para beneficiar a empresas que daban mordidas a responsables socialistas. El caso de corrupción que afecta al Gobierno de Pedro Sánchez no es un caso de tres pillos que, desde sus cargos, robaban dinero… Estamos hablando de personas muy cercanas a Pedro Sánchez, de que el caso Koldo afecta al secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes e Infraestructuras, a personas muy vinculadas también al señor Santos Cerdán. Hablamos de comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, por sanchistas, como la señora Armengol, o Ángel Víctor Torres, que son muy cercanos a Pedro. Y gracias a medios de comunicación que están trabajando de forma muy rigurosa, sabemos que esa trama de corrupción cerca al entorno más inmediato del presidente, tan inmediato que es su propia esposa la que está incurso en esta serie de investigaciones. Esta es la corrupción económica que tiene acorralado al Gobierno. Luego, la corrupción moral, que es haber tratado de engañar a todo un país diciendo una cosa antes de las elecciones y haciendo la contraria al día siguiente. Este es un gobierno acorralado por la corrupción política, económica y moral. Es un engaño en toda regla. Sánchez nunca debió ser presidente después de las elecciones del 23 de julio. Pero ahora se aferra al poder más que nunca, porque necesita a la Fiscalía para defender a su familia, a su entorno político más directo y a su gobierno. Por eso Sánchez no está dispuesto a irse, a convocar elecciones y dejar que sean los ciudadanos los que decidan el futuro de nuestro país. Sánchez necesita estar en el Gobierno para defender a su entorno político y personal de la justicia.

Miguel Tellado. | Víctor Ubiña

«Begoña Gómez y su defensa no están por la labor de facilitar la acción de la justicia»

P.- La declaración de Begoña Gómez ante el juez Peinado se ha retrasado después de que su defensa alegue indefensión, porque no saben de qué se le acusa. ¿Entiende que ha existido esa indefensión o piensa que es una estrategia defensiva, dilatoria? ¿Cómo interpreta este episodio?

R.- Con su no declaración en los Juzgados de Plaza Castilla ha quedado acreditado que Begoña Gómez y su defensa no están por la labor de facilitar la acción de la Justicia, porque alegan no saber los motivos de la acusación cuando toda España conoce de sobra qué hechos y conductas se están investigando. Ese episodio de blindaje de la zona, para que no hubiera imágenes es otra prueba de que el Gobierno socialista no solo amnistía e indulta su corrupción, sino que intenta por todos los medios obstruir la acción de los que investigan hechos que ya no pueden seguir tapando.

«Lo que pueda hacer ahora Sánchez no lo sabe ni el propio Sánchez»

P.- ¿Descartan en el PP que vaya a haber una convocatoria anticipada de elecciones generales?

R.- Lo que pueda hacer Sánchez en estos momentos no lo sabe ni el propio Sánchez. La gobernabilidad de España está completamente condicionada después del resultado electoral de las elecciones catalanas y depende de terceros. Sánchez no sabe si esta legislatura va a continuar o no, porque ni siquiera depende de él. Depende de un señor que está fugado de la justicia española, reside fuera de España y se resiste a entregarse para ser juzgado. Esa es la persona que tiene la llave de la gobernabilidad, no solo de Cataluña, sino del conjunto del país. Y esa es la gravedad de la situación que vivimos en España.

P.- El portavoz del PSOE, Patxi López, después de intercambiarse mandobles con usted en el reciente debate parlamentario, se felicitaba por haber alcanzado el pacto con el PP para renovar el CGPJ y auguraba la apertura de una nueva fase de entendimientos futuros. ¿Tiene el PP previsto firmar nuevos acuerdos con el PSOE?

R.- El acuerdo suscrito entre el PP y el PSOE, que ha permitido iniciar el trámite de la aprobación de una nueva Ley Orgánica del Poder Judicial, es un acuerdo beneficioso para España y el PP ha entendido que debíamos avanzar en esa dirección. Nuestra confianza en el PSOE es nula. Por eso hemos buscado la mediación de la Comisión Europea, para facilitar un acuerdo que creemos que es positivo para España.

Miguel Tellado. | Víctor Ubiña

Pacto renovación CGPJ: «Que nadie interprete que hemos ido al rescate del PSOE»

P.- ¿Cree que el PSOE cumplirá su parte del acuerdo?

R.- Ya veremos, pero el acuerdo es beneficioso. Nos permite avanzar en la senda de la despolitización de la justicia, en la senda de encontrar perfiles para la renovación del CGPJ, que cumple los requisitos que exige Europa y, por tanto, es un buen acuerdo para España. Por eso hemos apostado por este acuerdo. Que nadie interprete que el PP ha ido al rescate del PSOE. El PP ha ido al rescate de la justicia de nuestro país para protegerla de un gobierno que quería colonizarlo, como otras muchas instituciones.

P.- El resto de Grupos del Congreso afirman que, como poco, ese acuerdo es un «pasteleo» entre PP y PSOE, y así lo dijeron en la tribuna de oradores. En todo caso, si han acabado repartiéndose puestos entre los elegidos por ustedes, ¿por qué no se pudo firmó antes?

R.- Ahora le corresponde a los nuevos vocales del CGPJ hacer una propuesta para el nuevo sistema de elección de los miembros. Esa propuesta es la que PP y PSOE nos hemos comprometido a asumir, tramitar y convertir en el nuevo modelo de elección de los miembros, con el objetivo de despolitizar, que el Congreso tenga menos peso y que los jueces elijan a los representantes de los jueces. Ese es el compromiso. Si el PSOE no cumple, allá él, porque además de empeñar su palabra con el PP, lo ha hecho con la presencia de un verificador que es la Comisión Europea. Creemos que este acuerdo blinda a la justicia del ansia colonizadora del PSOE.

P.- ¿Y qué cree que ha llevado también a Pedro Sánchez a firmar ese acuerdo con el PP, justo en este momento?

R.- Hemos empujado al PSOE, que no quería. Las bases de este acuerdo parten de un plan de calidad institucional que presenta el PP en enero del 2023 y forman parte del programa electoral de Alberto Núñez Feijóo para las generales del pasado 23 de julio. Es el PSOE el que decía que no y, finalmente, ha aceptado todos los planteamientos que hacíamos desde el PP. El PSOE se ha visto empujado a aceptar el acuerdo, porque se esperaba un informe de calidad del Estado de derecho de nuestro país que emitiría la Comisión Europea, tremendamente negativo para la imagen de nuestro país y para la reputación de España. Sánchez tuvo que dar su brazo a torcer. Es lamentable que al final haya tenido que ser de esta forma.

«El PSOE fue un partido de Estado y desde que lo dirige Pedro Sánchez ha dejado de serlo»

P.- ¿Cree que sus potenciales electores van a entender el acuerdo? Cinco años después… en un momento en el que parece que el Gobierno está más débil de lo que ha estado en otras etapas…, ¿no entenderán, como Vox, que es un balón de oxígeno para el Gobierno?

R.- El PP es un partido de Estado y como tal tenemos que estar en los grandes acuerdos que blindan el normal funcionamiento de las instituciones de nuestro país. El PSOE fue un partido de Estado y, desde que lo dirige Pedro Sánchez, ha dejado de serlo. Tiene como principal prioridad la defensa de los intereses partidistas y personales de Pedro Sánchez. Y en esa deriva populista que se sucede a lo largo de los últimos meses nos encontramos un PSOE más preocupado en la supervivencia personal de Sánchez que en la calidad democrática de nuestro país. Cuando lleguemos al Gobierno de España, van a saludar de forma positiva el acuerdo alcanzado.

P.- ¿Qué opina de la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de eliminar la condena por malversación a aquellos condenados que entiende que no se lucraron personalmente la corrupción de los ERE en Andalucía?

R.- Estamos viendo un uso impropio del TC, que se ha convertido, siguiendo directrices de Ferraz y de Moncloa, en una especie de borrador mágico de la hoja de delitos del PSOE de Andalucía. La posición del PSOE en Andalucía es bochornosa e inadmisible. Los ERE de Andalucía han sido el mayor caso de corrupción de la historia de nuestro país. Y el PSOE debería pedir perdón. Sin embargo, estamos viendo la utilización del TC para tratar de borrar esos delitos. Es una auténtica vergüenza. La utilización que se está haciendo del TC es tremendamente grave. Se está minando la credibilidad de un órgano que ha sido diseñado para una cosa distinta a la que se está usando en estos momentos. Y esto es un mandato directo. El TC está trufado de cargos socialistas que provienen del Gobierno de Pedro Sánchez y han pasado del Gobierno al TC. Es evidente la obediencia al Gobierno de España, su sometimiento y su sumisión a la hora de cumplir lo que se le está exigiendo.

«Por supuesto que el TC actúa al dictado del Gobierno»

P.- ¿Están ustedes convencidos de que el TC actúa al dictado del Gobierno?

R.-Por supuesto.

P.- ¿Y, sin embargo, proponen el nombre de un magistrado para que forme parte de ese órgano?

R.- Es que los nombramientos en el TC, que dependen del Senado, están paralizados desde hace dos años, como mínimo. Eso es lo que no tenía ningún sentido.

Miguel Tellado. | Víctor Ubiña

«Todo el mundo que se ha acercado a Sánchez ha acabado muy mal»

P.- ¿Cree que el argumento para levantar la malversación en ciertos casos en los ERE va a ser utilizado también por el TC, en caso de que llegue la ley de amnistía -y su aplicación o no- a someterse a su dictamen?

R.- Ha quedado claro, a través de las resoluciones del Tribunal Supremo, que no se puede amnistiar delitos de malversación, porque el ordenamiento jurídico europeo lo impide. La conclusión es que Pedro Sánchez, que ha engañado a todo el mundo durante los últimos meses, también ha engañado al señor Puigdemont. Le ofreció una amnistía total, probablemente, a sabiendas de que no iba a cumplir. Por eso, Puigdemont se siente engañado también por Pedro Sánchez. Todo el mundo que se ha acercado a Pedro Sánchez ha acabado muy mal. Si uno mira a los socios de Sánchez, a todos les ha ido bastante mal. Podemos, Sumar o ERC, a los que también ha engañado…

«España vive una parálisis cuyo origen no es más que la ambición personal de Pedro Sánchez»

P.- ¿Cree que todo esto va a desembocar en una repetición de elecciones en Cataluña?

R.- Sánchez tiene un problema. Compró su propia investidura a cambio de una ley de amnistía. Y Sánchez pretende comprar ahora la investidura de Illa a cambio de una financiación unilateral para Cataluña y lo que le pidan. Veremos qué es lo que sale. Sánchez sabe que la aritmética parlamentaria de esta legislatura es muy compleja, que ha engañado a sus socios y ellos ya lo saben, se han dado cuenta. Está por ver cuál es la reacción de ERC, si acepta o no investir al señor Illa, o si Puigdemont decide retirarle el apoyo de Junts en el Congreso de los Diputados. Lo dijimos desde el PP: esta investidura era un error. Era imposible y no tenía sentido que quien perdió las elecciones aceptase cualquier chantaje con tal de seguir siendo presidente del Gobierno, como pretendió Pedro Sánchez, y quien está pagando las consecuencias de ese bloqueo político, de ese empecinamiento personal de Pedro Sánchez, es el ciudadano de a pie, al que le suben los impuestos. España vive en una parálisis cuyo origen no es más que la ambición personal de Pedro Sánchez.

«Pedro Sánchez es un político herido de muerte»

P.- Con respecto a una de las últimas propuestas que ha hecho Pedro Sánchez, lo que ha llamado «regeneración democrática», ¿ve usted con buenos ojos esa propuesta o algún elemento de entendimiento con el Ejecutivo?

R.- Ese plan de regeneración democrática de Sánchez suena a que Pedro Sánchez y su Gobierno están cercados por la corrupción. Y Sánchez ha reaccionado la peor forma posible: atacando a la oposición, tratando de silenciar a los medios de comunicación y atacando a la imparcialidad de la justicia. Pedro Sánchez es un político herido de muerte. Está arrinconado y no sabemos cómo puede reaccionar de aquí al futuro. Pero esta Legislatura está agotada. Sánchez no tiene apoyos para poder seguir siendo presidente del Gobierno, pero se resiste a abandonar. Y en esta huida hacia adelante puede cometer y imponer decisiones tremendamente graves para la calidad democrática de nuestro país. Yo veo a Sánchez y a su mujer, que tiene que comparecer en un juzgado en calidad de imputada por delitos de corrupción y tráfico de influencias, y tengo la sensación de que… ¡son los Kirchner de España! Creen que están por encima de la ley, que la ley nos somete a todos menos a ellos y que además nadie tiene derecho a pedir explicaciones. Ni los jueces, ni la prensa, ni la oposición. Y eso nos sitúa en un régimen que no puede considerarse una democracia plena. Cuando Sánchez quiere acallar a los medios de comunicación que le resultan incómodos, se convierte en un gobernante francamente preocupante para una democracia.

«Necesitamos unir el voto de centro-derecha»

P.- ¿Está trabajando el PP con la hipótesis de que haya elecciones anticipadas en otoño?

R.- El PP tiene la obligación de ser alternativa a este desgobierno y nosotros llevamos trabajando dos años para hacerlo. Hemos avanzado electoralmente de forma significativa. Tenemos mayoría absoluta en el Senado, gobernamos en un gran número de comunidades autónomas, gobernamos en 30 de las 50 capitales de provincia y tenemos un buen número de diputaciones. Creo que hemos sabido interpretar que es lo que demanda la sociedad española. Creo que los españoles están hartos de la polarización política en la que vive Pedro Sánchez. Los españoles están cansados de esa división, fragmentación, polarización que Sánchez pretende imponer a la sociedad española y la gente quiere que llegue un nuevo gobierno, con aires nuevos, un Gobierno que se dedique a gobernar y a gestionar los intereses generales del Estado y que deje de ser un problema para el país. Y eso solo lo puede ofrecer el PP. Para conseguirlo, necesitamos unir el voto del centro-derecha y conseguir que la política en España vuelva a ser algo distinto. Nosotros creemos en la política de acuerdos de los grandes partidos de nuestro país. Eso es imposible con Pedro Sánchez, porque es el gran divisor de la política española y de la sociedad española. Vive de la división, del enfrentamiento, de la polarización, de la crispación y nosotros creemos que ese tiempo tiene que quedar atrás. En este periodo de sesiones, en estos seis meses hemos aprobado la toma en consideración de 16 leyes y la señora Armengol las mantiene cerradas en un congelador y no se tramitan porque, semana a semana, amplía el trámite de enmiendas. Esto es una democracia secuestrada.

«Aspiramos a ganar las elecciones y no depender de nadie»

P.- ¿Contemplan también el escenario de un gobierno de coalición PP-Vox?

R.- La división de centro-derecha es la mejor noticia para Pedro Sánchez. En las elecciones, el 23 de julio, el PP obtuvo 8 millones de votos y Vox obtuvo 3 millones de votos, es decir, que el centro-derecha obtuvo 11 millones de votos. Pero gobierna Pedro Sánchez. Si uno analiza los resultados electorales de la última mayoría de Mariano Rajoy, podemos constatar que Rajoy obtuvo una mayoría absoluta con 10,8 millones de votos. Los 11 millones de votos de hoy al centro-derecha no han permitido desalojar del Gobierno a Pedro Sánchez. Aquí aspiramos a ganar las elecciones y no depender de nadie. El próximo gobierno tiene que ser un gobierno del PP, que no dependa de nadie. Un gobierno que tenga las manos libres para gobernar, para gestionar y para llevar adelante un proyecto de país que responda a las necesidades de la España actual.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D