The Objective
Publicidad
Política

González Pons: «Sánchez pretende tener un mando a distancia del TC en su despacho»

Hablamos con el vicesecretario general institucional del PP sobre las últimas leyes y decretos gubernamentales, la crispación política y la crisis institucional

A sus 58 años, este abogado de profesión, profesor universitario e incluso escritor en los últimos tiempos, ha visto y ha vivido una infinidad de vicisitudes en el PP. Justo cuando más dedicado estaba a las musas y a la novela, desde su puesto como diputado en el Parlamento Europeo, fue llamado por Alberto Núñez Feijóo, para formar parte de su núcleo más cercano y ocuparse de algunos de los temas más espinosos de la política española en la actualidad: la justicia, la defensa y la política constitucional. En estos meses, Esteban González Pons ha compatibilizado su puesto como eurodiputado con las negociaciones -que acabaron en ruptura- con el Gobierno de Pedro Sánchez, para tratar de renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En su soleado despacho de la segunda planta de los cuarteles generales del PP, en la madrileña calle Génova, mira con una cierta resignación su última novela publicada, El escaño de Satanás, y comenta en voz baja que ahora ya no le queda tiempo para dedicarse a la literatura, tal es el nivel de actividad que acumula en su día a día. González Pons ha sido senador en los años 90 y posteriormente conseller del Gobierno valenciano que presidió Francisco Camps. Desde 2014, ha permanecido en su escaño en la Eurocámara, desde donde observaba con bastante distancia las cuitas del PP de Pablo Casado. Ahora, con Feijóo, González Pons vuelve a remangarse y a trabajar, con su maleta de viaje siempre a cuestas, para convertir a Núñez Feijóo en el próximo presidente del Gobierno de España.

PREGUNTA.- ¿Qué opina del conjunto de medidas anticrisis que presentó el propio Pedro Sánchez, para empezar el año 2023?

RESPUESTA.- Pedro Sánchez sigue sin afrontar los problemas reales de la economía española, sin hacer reformas y sin alentar el crecimiento. Únicamente toma medidas para atenuar los efectos que esta crisis está provocando. En ese sentido, muchas de las medidas que adopta, como la rebaja del IVA de los alimentos o las ayudas al sector cerámico, a las empresas que consumen más gas, ya las habíamos propuesto nosotros. Son medidas que atenúan el daño que produce en muchas familias la crisis, pero no resuelven los problemas de nuestra economía. La economía española no necesita paracetamol, sino antibiótico. Y Pedro Sánchez es lo contrario al antibiótico.

«A Sánchez le preocupa más su futuro electoral que el futuro de la economía de los españoles»

P.- ¿Qué debería hacer el presidente del Gobierno?

R.- Utilizar los fondos europeos para afrontar de verdad un replanteamiento de la economía española. Necesitamos un nuevo modelo económico y los fondos europeos deberían servirnos para poner sobre la mesa y poner en marcha todas las reformas para que eso sea posible. Deberíamos plantearnos de qué economía viviremos dentro de 10 años, no de qué ayuda viviremos pasado mañana. Los fondos son una oportunidad de preparar la economía para el futuro que España puede acabar perdiendo. Puede acabar consumiéndolo todo en el presente. A Pedro Sánchez le preocupa más su futuro electoral que el futuro de la economía de los españoles. 

P.- Con respecto a las medidas para atenuar el impacto de la crisis, ¿está de acuerdo con las tomadas por el Gobierno, puesto que algunas ya habían sido propuestas también por el PP?

R.- Eso no hay que dejar de hacerlo. Lo malo es hacer solo eso.

P.- ¿Qué reformas tiene que abordar? ¿La de las pensiones, como le piden en la UE?

R.- Además de atender los efectos que su mala política provoca en los españoles, la política económica de Sánchez es al mismo tiempo la bacteria y la medicina. La política de Sánchez nos ha traído hasta aquí: somos el único país de la UE que no ha recuperado su nivel de PIB previo al covid y él mismo nos da el antiinflamatorio. Lo único que no está haciendo Sánchez y debería hacer es afrontar de verdad el modelo económico español, y plantearse cómo debe ser cuando haya hecho la transición a la economía limpia, la transición tecnológica. La pregunta es cómo será España cuando la economía del mundo sea diferente. Tendría que responder a esta pregunta y no lo hace. Se está gastando el dinero y no está invirtiendo en preparar la economía española para el futuro.

P.- ¿Qué haría el PP que no esté haciendo Sánchez?

R.- Sánchez hace solo la mitad del camino. El PP mantendrá todas las ayudas sociales que son necesarias. De hecho, Sánchez nos ha copiado muchas de las últimas ayudas que ha anunciado, como la bajada del IVA de los alimentos. Pero el PP llevará a cabo una reflexión nacional, en la que invitaremos a todos los sectores y para la que se aportarán fondos europeos, para que el modelo económico español transite de la economía de las cosas que se tocan -que es la que tenemos ahora- a las que no se tocan – que es la robotización- en los próximos 10 años.

«A los españoles que van al supermercado les da la risa al oír a Sánchez que la inflación no existe o es aceptable»

P.- Precisamente, el presidente del Gobierno saca pecho por la gestión económica y su forma de afrontar la crisis. Argumenta que somos el país con menos inflación de la UE y que, en materia de crecimiento, vamos por delante de otros países que tienen riesgo de recesión. Como colofón, subraya que estamos mejor con las cifras reales que lo que señalan las previsiones que se hicieron de nuestra economía desde diversos organismos…

R.- Cuando uno cae más hondo, tiene que subir más trecho. España se recupera más, porque estaba más abajo. Y es el único país de la UE que todavía no ha recuperado el PIB previo al covid. Con respecto a la inflación, Pedro Sánchez barre para su casa, porque cuenta solo la inflación del último año, pero no la acumulada desde que empezó la crisis, porque en España la inflación empezó antes de que estallara la guerra en Ucrania. A los españoles que van al supermercado todos los días les debe dar la risa al escuchar a Pedro Sánchez decir que la inflación no existe, o es aceptable. Nosotros, que vivimos a pie de calle, podemos decirle que, para las familias españolas, la inflación que sufrimos es inaceptable.

«A quien me diga que conoce un pequeño empresario o autónomo que ha recibido fondos europeos le pongo una medalla de chocolate»

P.- Con respecto a los fondos europeos, el Gobierno muestra papeles que elogian su tarea en los trabajos de captación de los fondos ante la UE, mientras que ustedes y otros partidos y organismos hablan de que no se están gestionando con agilidad ¿Cuál es el estado real de esas dotaciones y su gestión?

R.- Yo no haría una comparación estadística de lo que dicen el Gobierno y los observadores neutrales. Me limitaría a decir que no conozco a nadie que se haya beneficiado de esos fondos, en tanto que ayudas a la economía o a la industria. En tanto que ayudas sociales, sí está llegando a muchos sitios, porque el Gobierno no podría estar dando estas ayudas sociales que da si no fuera por los fondos europeos. Pero como ayudas a la economía y la industria, los autónomos y pymes tienen cada día los impuestos más altos y no reciben fondos. A quien me diga que conozca a un pequeño empresario o a un autónomo que haya recibido una ayuda de los fondos Next Generation, yo le pongo una medalla de chocolate.

P.- Usted, que conoce bien todo el entramado de la UE y a sus personajes y protagonistas, ¿a qué atribuye la buena imagen que tiene Pedro Sánchez allí, cuando las encuestas le atribuyen una baja valoración entre los votantes de su país?

R.- Es que no tiene tan buena imagen fuera…

«Tengo un álbum de fotos con Von der Leyen, tan simpática conmigo como con Sánchez, y no presumo»

P.- Su compañera en el PPE, Ursula von der Leyen, presidenta de la UE, no deja pasar la ocasión de echar un piropo a Sánchez…

R.- Ursula von der Leyen es muy simpática con todos sus interlocutores. Lo que hace Pedro Sánchez es mover las fotos que se hace con ella como si solo se las hiciera con él, pero yo tengo un álbum de fotos con Ursula von der Leyen, tan simpática conmigo como con Sánchez y no presumo.

P.- ¿Cree que, a cuenta del conflicto con el Poder Judicial, la UE puede abrir un  expediente a España, como con Hungría o Polonia? ¿Va a denunciarlo el PP ante las autoridades europeas?

R.- La UE tiene un mecanismo llamado Estado de Derecho, que puede provocar que se dejen de recibir fondos Next Generation si uno de los Estados incumple los principios básicos. Eso ha ocurrido dos veces, con Polonia y con Hungría. Si España continúa por la senda por la que la está llevando Pedro Sánchez, puede meternos a todos en un problema. No será el PP quien lo denuncie, desde luego, pero la Comisión Europea está suficientemente preocupada por el Estado de Derecho en España como para pedir algunas aclaraciones. Si alteran el régimen de mayorías por el que se nombran los órganos constitucionales, el equilibrio de poderes constitucionales en España y siguen desprotegiendo la Constitución como han hecho, eliminado delitos que existen en otros países de la UE, acabarán encendiendo alarmas en Bruselas y eso tendrá consecuencias para la economía española.

P.- ¿Denunciarán ante los órganos competentes en España si se aprueba el texto de la reforma de renovación del TC en el Parlamento?

R.- La reforma planteada por el Gobierno contra el equilibrio de poderes en España contenía tres causas claras de inconstitucionalidad: una formal, por el procedimiento elegido y dos de inconstitucionalidad material. El Gobierno no puede limitar el número de magistrados del TC que eligen los vocales del CGPJ, puesto que la Constitución les faculta para elegir dos, no uno. Tampoco puede hacer que la renovación, que se acomete por tercios, pase a renovarse por cuartas partes. Esas dos modificaciones tan importantes para que el Gobierno consiga como pretende el control político del TC y lo termine de hundir son inconstitucionales. Si reproduce la misma reforma, no tenga duda de que el PP recurrirá al TC. El problema es que para entonces aquel sea un TC en el que ya nadie tenga fe democrática.

«Si el Gobierno compone un TC con sus amigos, bajo el control de Sánchez, más de la mitad de los españoles no creerán en ese tribunal»

P.- ¿Se refiere a la nueva composición una vez renovado el tribunal de garantías?

R.- Si el Gobierno compone un TC de miembros del Gobierno o bajo el control de amigos de los miembros del Gobierno. Incluso diría que puede ser un Tribunal Constitucional bajo el control personal de Sánchez. Pedro Sánchez pretende tener un mando a distancia sobre el TC en la mesa de su despacho. Más de la mitad de los españoles no creerá en ese TC. Los tribunales necesitan estar legitimados legalmente y también materialmente y que los justiciables crean en ellos. Un TC del que Sánchez tenga el mando a distancia en su despacho es un órgano en el que los ciudadanos van a dejar de creer. Eso es muy grave para la Constitución española.

P.- Hasta ahora la mayoría de sus componentes habían sido nombrados por el PP y el anterior Gobierno. Ha habido mayoría conservadora, considerada ideológicamente afín al PP… Así se lleva interpretando, al menos, los nombramientos: conservadores frente a progresistas…

R.- Eso es un drama. Calificar a los jueces ideológicamente es algo que empezaron a hacer los socialistas y de lo que se ha contagiado prácticamente todo el mundo, y que acaba transmitiendo la sensación de que los jueces dictan las sentencias en función del partido al que pertenecen y no en función de la Ley, que depende del juez que te toque. Esa idea es totalmente destructiva del Estado de Derecho. Es verdad que el Gobierno tiene derecho a elegir a sus miembros en el TC, o que el próximo TC debería reflejar la mayoría parlamentaria actual. Eso ha sucedido muchas veces, pero lo que no ha sucedido es que al TC hayan sido nombrados ministros del Gobierno. Ese grado de entrismo y de contaminación del TC no se había producido nunca. Eso empezó con el iliberalismo, en Hungría y en Polonia. Son medidas que están en el top ten del iliberalismo.

P.- ¿Cómo valora el hecho de que el CGPJ haya sido capaz de desbloquear los nombramientos para el TC, finalmente?

R.- En verdad, el CGPJ, consciente de su papel institucional, ha dado un ejemplo con su rigor y resistencia al Gobierno. Lo que ha demostrado es que se pueden y se deben elegir magistrados de manera independiente, y de los que nos podamos sentir orgullosos los españoles. Es una muestra de que las instituciones funcionan y Sánchez debe aprender a frenar sus ansias de intromisión en las mismas.

«Me temo que es demasiado tarde para que el PP se siente a negociar la renovación del CGPJ»

P.- ¿Va el PP a permitir que se renueve el propio CGPJ, aprovechando este brote verde de entendimiento dentro del propio órgano de gobierno de los jueces?

R.- Para volver a la negociación con el Gobierno, el presidente Sánchez debería rebobinar varios capítulos. Primero, debería ser consciente de que se ha entregado a ERC y Bildu y así poder recuperar su libertad. Pero nos tememos que es demasiado tarde: Sánchez se ha convertido en títere de independentistas y populistas con el único interés de conservar el poder. Esa actitud convierte al PP en el verdadero defensor de la Constitución y el Estado de Derecho, el único que vela por el interés general, por lo que no vamos a colaborar en desmontar los cimientos de un edificio clave para la democracia.

P.- Tanto ustedes como el Gobierno coincidieron en saludar y elogiar el discurso de Nochebuena del rey Felipe VI, pero ambos señalan al rival como principal responsable de la crisis institucional y de la falta de unidad que reclama el monarca ¿Debería el PP hacer autocrítica y ver sobre qué parte de la crisis institucional tiene responsabilidad directa?

R.- Hoy el PP es el partido que garantiza la estabilidad constitucional en España. Si no fuera por el PP, Pedro Sánchez habría vendido la Constitución a los independentistas. Sánchez se caracteriza por regalarle a Bildu y a ERC todo lo que le piden. Si no existiera el contrapeso del PP diciéndole «no», la Constitución sería la cabeza de una pieza de caza colgada en la pared de los de Bildu y ERC.

Referéndum en Cataluña: «Con un TC sometido al mando a distancia de Sánchez todo es posible»

P.- Si el PP tiene los votos suficientes como para bloquear cualquier cambio constitucional y un referéndum de autodeterminación no se puede realizar bajo ninguno de los preceptos constitucionales, ¿por qué aseguran que va a haber un referéndum en Cataluña y que Pedro Sánchez lo va a hacer posible?

R.- No es posible con la actual Constitución y con un Tribunal Constitucional que la respete, pero con un TC sometido al mando a distancia de Sánchez todo es posible con tal de que él siga en el poder, aunque para eso tenga que vender la Constitución a los independentistas.

«Pedro Sánchez es el esclavo moral de Oriol Junqueras»

P.- ¿Cree usted más lo que dice el señor Junqueras sobre su intención de celebrar el referéndum que lo que dice el presidente del Gobierno sobre que el procés está cerrado y que no habrá tal referéndum?

R.- Pedro Sánchez es el esclavo moral de Oriol Junqueras. Cuando Junqueras da una orden, Pedro Sánchez la cumple. Y hará siempre lo que diga Junqueras, porque en este momento sus posibilidades de seguir siendo presidente del Gobierno dependen de que Oriol Junqueras le otorgue los votos que le permitan seguir gobernando. Yo me creo a Junqueras, porque él es el amo. Lo que diga Pedro Sánchez no tiene ninguna importancia.

https://www.youtube.com/watch?v=BG3dxrHHOIA

P.- Sánchez dice que en Cataluña se vive mejor ahora que en 2017 y 2018, por ejemplo, ¿eso es importante? ¿No tiene valor?

R.- Cuando un atracador te saca una navaja y le das todo lo que tienes, el atraco se ha producido con total tranquilidad. Lo que está sucediendo en España es un atraco de los independentistas a la Constitución, con Pedro Sánchez regalándoles todo lo que le pidan. Si alguien te coacciona y le das lo que te pide, hay tranquilidad, pero tranquilidad no es justicia. Cuando alguien viene a incomodarte, tienes que incomodarte, si quieres defender aquello en lo que crees.

«Las elecciones de mayo son un referéndum sobre la influencia de Bildu y Junqueras en España»

P.- ¿Qué repercusión cree que va a tener todo esto en las elecciones municipales y autonómicas?

R.- Yo creo en los españoles. Y si les dan a elegir entre que les gobiernen quienes creen en España o que les gobiernen ERC y Bildu, creo que van a preferir que les gobiernen quienes creen en España. Las elecciones municipales y autonómicas son un referéndum en España sobre la influencia de Junqueras y Bildu en la política española.

«Mentira, hipocresía, cinismo y narcisismo son los cuatro grandes pecados de Sánchez, en términos políticos»

P.- ¿Cree que Sánchez pagará sus acuerdos con ERC y Bildu en las urnas, en las elecciones generales?

R.- No puedo decir que lo pagará. Los españoles podrán elegir qué modelo de Gobierno quieren. Si lo que quieren es que gobiernen quienes pretenden romper el país… es su modelo. Me gustaría que eligieran que España sea gobernada por quienes creen en España y que, si se castigara algo, fuera la mentira, la hipocresía, el cinismo y el narcisismo, que son los cuatro grandes pecados que ha cometido Pedro Sánchez en términos políticos.

P.- ¿Está preparado el PP para gobernar España, con sus conflictos?

R.- El PP es un partido de Gobierno y está perfectamente preparado para gobernar España y darle un Gobierno moderado, de centro, proeuropeo y muy atento a la economía y a preparar a España para el futuro.

«El único que ha enmudecido al Parlamento es Pedro Sánchez»

P.- La última bronca en el Parlamento, a cuenta de su recurso y, posteriormente, el de Vox, para paralizar la tramitación de la reforma de la Ley para la renovación del TC ha provocado una especie de frente común contra el PP, a excepción de Vox. ¿Les preocupa?

R.- Eso no es nuevo. La izquierda y los independentistas se han puesto en torno al Gobierno, pero el único que ha enmudecido al Parlamento es Pedro Sánchez, con los estados de alarma. Y el TC no acalló al Parlamento. A los diputados los había enmudecido Pedro Sánchez, obligándoles a tomar decisiones sobre leyes que afectan a la estabilidad constitucional sin derecho de enmienda, de réplica o de debate. El TC no ha actuado en un recurso previo de inconstitucionalidad, sino en un recurso de amparo. Lo que le ha dicho el TC es que tiene que aceptar que la oposición tiene derecho a presentar enmiendas, ir a un debate de totalidad y votar estos asuntos tan trascendentales.

P.- Con respecto al estado de alarma, ¿cuál era la alternativa que debía haber adoptado el Gobierno, a juicio del PP?

R.- El TC dijo que, con las características con las que lo adoptó el Gobierno, no se trataba de un estado de alarma, sino un estado de excepción. Y debería haberlo tratado como tal. En un estado de alarma el Gobierno no puede tomar la decisión de que el Parlamento deje de reunirse. El Gobierno impuso que el Parlamento no se reuniera. Es el único caso real en la historia constitucional de España que el TC le he dicho a alguien que ha enmudecido al Parlamento.

P.- ¿El PP hubiera apostado por decretar el estado de excepción?

R.- El PP jamás hubiera enmudecido al Parlamento. Jamás. Hubiéramos hecho el estado de alarma permitiendo que el Parlamento se reuniera.

P.- El PP de Núñez Feijóo llegó a sacar 10 puntos de ventaja a Sánchez hace unos meses. Más tarde se desplomó hasta llegar al empate técnico y ahora vuelve a mejorar su posición con alrededor de 5 puntos de ventaja según las últimas encuestas publicadas. ¿Cree que volverán a despegarse definitivamente en las encuestas en este año 2023?

R.- Yo creo que Feijóo va a ganar las elecciones con una mayoría suficiente como para darle estabilidad a España. Tanto lo creo que he dejado mi vida en Bruselas para venir aquí a comprometerme con su proyecto. No solo creo que va a ganar, sino que creo que es lo mejor que le puede pasar a España.

«Hay un mar de fondo electoral que pide cambio: yo lo llamo ‘efecto Feijóo’»

P.- ¿A qué atribuye, en todo caso, este efecto Feijóo, disparado inicialmente, después en caída, ahora en recuperación… con tanta volatilidad en tan poco tiempo?

R.- Antes de que llegara Feijóo, el PP estaba en torno al 20% en las encuestas y ahora no hay una encuesta que lo sitúe por debajo del 30%, entre 5 y 7 puntos por delante del PSOE. Las fluctuaciones en las encuestas tienen que ver con el CIS, que no hace encuestas, sino propaganda. Tiene que ver con que hacemos demasiadas encuestas y porque últimamente las encuestas tienen que ver con la línea editorial del periódico que las encarga. Pero siendo serios, hay un mar de fondo electoral, que pide cambio en España. Eso es lo que yo llamo efecto Feijóo.

P.- Si pese a todo Feijóo no llegase a ser presidente del Gobierno en las próximas generales, ¿sería Isabel Díaz Ayuso la mejor candidata posible?

R.- Yo estoy enrolado en el equipo de Alberto Núñez Feijóo y creo que va a ser el próximo presidente de España. Y lo deseo.

P.- ¿Qué hay de cierto o de falso sobre la supuesta sombra que proyecta Díaz Ayuso sobre Feijoo?

R.- Madrid es la capital de España. Es inevitable que los presidentes de Madrid participen en el debate nacional, porque ese debate se produce en su Comunidad Autónoma. Isabel Díaz Ayuso es un enorme valor del PP. Ella congrega a un grupo muy notable de votantes. Ella y Feijóo forman hoy por hoy un equipo de extraordinaria solidez, junto con Juanma Moreno y el resto de presidentes autonómicos.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D