Francia planta cara a la UE y adelanta la prohibición del herbicida glifosato

Cultura

Francia planta cara a la UE y adelanta la prohibición del herbicida glifosato
Foto: Francois Mori

El gobierno francés prohibirá antes de que acabe su mandato todos los usos del herbicida glifosato, incluso el agrícola, ha anunciado este lunes el portavoz, Christophe Castaner, alegando motivos de salud. El anuncio supone adelantarse a la decisión de la Comisión Europea de autorizar este poderoso herbicida en la UE durante 10 años después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hiciera público en 2015 un informe sobre los «probables efectos cancérigenos» en humanos del glifosato.

«El primer ministro ha decidido que este producto se prohíba en Francia, al igual que todos los que se le parezcan y que amenazan la salud de los franceses, para cuando termine el quinquenio», ha anunciado Castaner, a un canal de la televisión. Esta prohibición alcanzará también al uso agrícola, confirmó el portavoz, asegurando que será posible «encontrar productos de sustitución».

El gobierno francés ha pedido a los ministerios de Agricultura y de Transición Ecológica un plan para dejar de utilizar este herbicida en la agricultura «antes de fin de año», informa AFP.

La fumigación con glifosato de espacios abiertos al público está prohibida en Francia desde el 1 de enero de 2017 y los particulares deberán dejar de usarlo a partir del 1 de enero de 2019.

Respecto a la decisión de la Comisión Europea de autorizar el glifosato en los países de la UE durante 10 años, París considera que ese periodo de tiempo es muy largo «dada la incertidumbre que subsiste sobre ese producto», según un comunicado. El ministro de Agricultura francés, Stéphane Travert, propone un periodo de entre cinco y siete años.

La Comisión Europea propuso en julio renovar la licencia del glifosato que expiraba en 2017. La decisión está pendiente de tomar por los 28 estados miembros del bloque antes de que termine el año. Pero en 2016 no se pusieron de acuerdo, por lo que la Comisión propuso excepcionalmente prorrogar la autorización 18 meses, hasta finales de este año, a la espera de nuevos estudios de las agencias europeas.

En España, están autorizados 125 productos distintos y el gobierno anunció su retirada gradual de acuerdo con lo establecido por la Comisión Europea. A las denuncias y peticiones hechas al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación por parte de ONG y organizaciones agrarias para que el herbicida sea retirado antes de ese plazo, se sumó el Defensor del Pueblo en diciembre de 2016, solicitando «agilizar el procedimiento de revocación de la autorización otorgada a dichos productos fitosanitarios y proceder a su retirada a la mayor brevedad, sin otorgar plazos adicionales para su comercialización o uso».

 

Francia planta cara a la UE y adelanta la prohibición del herbicida glifosato 1

Miembros de Greepaece protestan a las puertas de la Comisión Europea para pedir la prohibición de herbicidas. | Foot: Yves Herman / Reuters archivo

¿Qué es el glifosato?

El glifosato es un herbicida de amplio espectro que comenzó a comercializarse por Monsanto con el nombre de Roundup en la década de 1970. Desde que su patente caducó en el año 2000, numerosas compañías producen hoy glifosato con diferentes nombres comerciales. Sin embargo, el Roundup de Monsanto sigue siendo el herbicida más vendido en el mundo, informa Greenpeaace.

Además, es la sustancia activa de más de 750 productos diferentes que se utilizan en la agricultura, silvicultura, jardinería y para aplicación doméstica en el mundo en la actualidad.

En marzo de 2015, la Agencia para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasificó el glifosato como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”. Esta clasificación se basa en la evidencia limitada en seres humanos pero una fuerte evidencia de que es cancerígeno para los animales. También se sospecha que actúa como un disruptor endocrino y que es tóxico para la reproducción, según la ONG.

El uso de glifosato tiene, además, graves impactos en el medio ambiente, «puesto que afecta a los demás seres vivos como a los seres humanos, contamina los suelos y el agua». Hay evidencias científicas suficientes que demuestran que el glifosato tiene un impacto perjudicial sobre los organismos acuáticos, desde algas microscópicas hasta peces y moluscos, pasando también por las ranas y sus renacuajos pero también puede afectar a organismos del suelo, como las lombrices de tierra, fundamentales para mantener e incrementar la fertilidad del suelo, añade Greenpace.