El gobierno francés cede a las protestas de los 'chalecos amarillos' y no subirá los carburantes

Lifestyle

El gobierno francés cede a las protestas de los 'chalecos amarillos' y no subirá los carburantes
Foto: Alain Jocard

El Gobierno de Emmanuel Macron ha cedido finalmente a las protestas de los chalecos amarillos y suspenderá durante seis meses la subida del impuesto a los carburantes y congelará los precios de la luz y el gas durante el invierno. Así lo ha anunciado el primer ministro Edouard Philippe que ha asegurado que «ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la Nación». La medida llega después de que los chalecos amarillos se negaran a reunirse con el Ejecutivo tras los violentos disturbios del domingo en el país que se saldaron con más de 200 detenidos. 

«Hay que estar sordos para no escuchar la cólera de los franceses», ha remarcado Philippe tras presentar las medidas para intentar calmar los ánimos de los chalecos amarillos, cuyas protestas han derivado en una crisis social sin precedentesLa reunión del primer ministro y algunos representantes de los chalecos amarillos prevista para esta tarde con objeto de buscar una concertación y una salida a la crisis social ha sido anulada.

La mayor parte de los cabecillas de los manifestantes habían advertido que no irían a la cita en señal de protesta por la actitud inflexible del Gobierno y algunos habían vuelto a confirmar que recibían amenazas de otros miembros del movimiento para impedirles que acudieran. Philippe recibió este lunes a responsables de los partidos políticos que le pidieron que renuncie a la subida de los impuestos sobre el carburante programada para el 1 de enero.

El gobierno francés cede a las protestas de los 'chalecos amarillos' y no subirá los carburantes 1

Un manifestante hace el signo de la victoria cerca de una barricada en llamas durante una protesta de los chalecos amarillos el 1 de diciembre de 2018 en París. | Foto: Abdulmonam EASSA/AFP

Anoche, el presidente Emmanuel Macron convocó para un gabinete de crisis a una decena de ministros directamente implicados en las protestas. Macron ya ha anulado un viaje que tenía previsto a Serbia el miércoles y el jueves por estas protestas, que hoy continúan en forma de bloqueos de algunas carreteras y autopistas.

Su Ejecutivo había programado a partir del 1 de enero un incremento de las tasas sobre el combustible de 6,5 céntimos de euro por litro para el gasóleo y de 2,9 céntimos para la gasolina, dentro de su estrategia para reducir la dependencia del petróleo y favorecer una economía con menores emisiones de dióxido de carbono para luchar contra el cambio climático.

Con ese nuevo incremento, que se añadía al que se aplica desde comienzos de este año (7,6 céntimos para el gasóleo y 3,9 céntimos para la gasolina) estaba previsto recaudar unos 3.000 millones de euros anuales.

A pesar de la violencia, el 72% de los franceses sigue apoyando a los chalecos amarillos, que ampliaron sus reivindicaciones a un aumento de los salarios y las pensiones y una mayor justicia fiscal, según una encuesta realizada por el instituto Harris Interactive.

Por el momento, cuatro personas han muerto en incidentes relacionados con las protestas. La víctima más reciente es una mujer de 80 años que falleció tras las heridas sufridas por el lanzamiento de una bomba de gas lacrimógeno en Marsella.