The Objective
Publicidad
Internacional

Nuevo golpe a Boris Johnson: dimite un tercer ministro en menos de 24 horas

También ha renunciado la asistente del secretario de Estado de transportes, Laura Trott, considerando que la confianza se ha «perdido»

Nuevo golpe a Boris Johnson: dimite un tercer ministro en menos de 24 horas

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson. | Yves Herman (Reuters)

El Gobierno de Boris Johnson se tambalea. Si ayer dimitían los ministros de Finanzas, Rishi Sunak, y de Salud, Sajid Javid, de Reino Unido, hoy ha presentado su dimisión el ministro británico para la infancia y las familias, Will Quince, que asegura «no tener otra opción».

Es la tercera renuncia en el Ejecutivo del ‘premier’ británico en menos de 24 horas, después de que reconociese que conocía las conductas sexuales inapropiadas de un exdiputado de su partido cuando lo incorporó a su gabinete. A esta dimisión se suma también una cuarta, la de la asistente del secretario de Estado de transportes, Laura Trott, considerando que la confianza se ha «perdido».

«Con gran tristeza y pesar, esta mañana presenté mi renuncia al Primer Ministro después de que el lunes acepté y repetí las garantías a los medios de comunicación que ahora se han encontrado inexactas. Le deseo lo mejor a mi sucesor: es el mejor trabajo en el Gobierno», ha escrito Quince en su carta.

No obstante, parece que por el momento el primer ministro británico no tiene pensado dimitir, ya que ayer mismo nombró a los sustitutos de los ministros salientes de Finanzas y Salud: Steve Barclay llevará la cartera de Salud, y Nadhim Zahawi, la de Hacienda. Este último ostentaba la cartera de Educación, de la cual tomará el relevo Michelle Donelan.

El líder conservador superó recientemente una moción de censura interna de su partido, pero la votación evidenció el descontento del 41 % de los parlamentarios «tories» con su gestión y con la serie de escándalo que han salpicado al primer ministro. Entre ellos el de las fiestas en la residencia oficial de Downing Street durante la pandemia o por tratar de ocultar que sabía los antecedentes del diputado Chris Pincher.

Además de Sunak y Javid -que eran considerados piezas clave en el Ejecutivo británico-, ayer dimitieron otros diputados que ocupaban cargos de menor responsabilidad, entre ellos Bim Afolami, que dimitió como vicepresidente del partido, y Andrew Murrison, que se apartó como enviado comercial ante Marruecos. Asimismo, presentaron ayer la dimisión dos secretarios privados en el Partido Conservador, Jonathan Gullis y Saqib Bhatti.

Dimiten cerca de una treintena de altos cargos

A Sunak y Javid se han sumado en las últimas horas otros altos cargos del Ejecutivo –ya son cerca de treinta– que también cuestionan al primer ministro y este miércoles han hecho pública su salida los secretarios de Estado de Infancia y Familia, Will Quince; el de Educación, Robin Walker; o el de Finanzas, John Glen.

Quince ha pasado de ser una de las caras visibles del Ejecutivo a la hora de defender ante los medios la versión oficial sobre el caso Fincher a recriminar públicamente a Johnson sus mentiras, de las que no habría sido consciente hasta el partes.

En este sentido, ha explicado en declaraciones a Sky News que Downing Street llegó a garantizarle de forma «categórica» que el primer ministro no estaba al tanto de las acusaciones de acoso contra el dirigente parlamentario, a pesar de que la oficina de Johnson ha terminado por reconocer lo contrario.

Quince sí ha reconocido que Johnson se ha disculpado con él por las informaciones «imprecisas» que había recibido, pero ha sostenido que no le queda más salida que hacerse a un lado y abandonar el gabinete.

Por su parte, Glen considera «imposible» seguir en el cargo y cree que «el país se merece algo mejor», como ha plasmado en un comunicado publicado en redes sociales.

La asistente parlamentaria en el Ministerio de Transportes, Laura Trott, que también ha anunciado la dimisión, se ha expresado en términos similares, defendiendo que «la confianza en política es de vital importancia» y «en los últimos meses se ha perdido», en alusión a la cascada de escándalos que persiguen al actual Ejecutivo y que incluyen, entre otros, las multas por las celebraciones de fiestas en plena pandemia de covid-19.

Tras ellos ha sido el secretario de Estado de Vivienda, Stuart Andrew, el siguiente en salir, señalando en su carta de despedida que «la lealtad y la unidad» que siempre se ha esforzado en «brindar» al Partido Conservador ha dejado que «anule» su «juicio» y cree que ha llegado el momento de mirar por su «propia integridad personal».

Los siguientes en hacer lo mismo han sido los secretarios de Estado Kemi Badenoch, Neil O’Brien, Alex Burghart, Lee Rowley y Julia Lopez. Los cinco han firmado una carta conjunta de renuncia en la que consideran que lo mejor es «dar un paso al lado» debido a la actual situación

En esa línea ha argumentado también la última persona del Ejecutivo en salir, la que era hasta ahora secretaria de Estado de Empleo, Mims Davies, quien considera que el Partido conservador «necesita un nuevo comienzo».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D