Josep Borrell acepta ser el ministro de Exteriores en el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez

Política y conflictos

Josep Borrell acepta ser el ministro de Exteriores en el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez
Foto: Christian Lutz

Josep Borrell, exministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, ha aceptado ser el ministro de Exteriores en el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez, han confirmado a Efe diversas fuentes. El político catalán de 71 años, nacido en Pobla de Segur (Lleida) e ingeniero aeronáutico y doctor en Ciencias Económicas, reemplazará a Alfonso Dastis, canciller del Ejecutivo saliente de Mariano Rajoy. Es el primer miembro confirmado del Gobierno socialista.

Borrell, bajo los mandatos del dirigente socialista Felipe González (1982-1996), fue sucesivamente secretario de Estado de Hacienda y luego ministro de Obras Públicas. Más adelante, desde 2004 a 2007 fungió como presidente del Parlamento Europeo.

En los últimos meses se destacó por su firme oposición al movimiento independentista catalán, y el pasado otoño participó en Barcelona en varias manifestaciones de los partidarios de la permanencia de Cataluña en España. Es además coautor del libro Las cuentas y los cuentos de la independencia (2015), en el que critica los argumentos políticos y económicos de los independentistas. Según él, el libro fue recibido con un gran recelo por los separatistas.

«Esta es una guerra en la que no se pueden usar las armas, y por lo tanto, la propaganda es fundamental. Si no puedes pegar tiros, la propaganda es el arma. Ellos la utilizan muy bien, y el gobierno español muy mal», comentó en un encuentro con la prensa días antes de la proclamación unilateral de independencia del 27 de octubre en el Parlamento catalán.

Pedro Sánchez, quien asumió su cargo como presidente del Gobierno el sábado, tiene como primer objetivo elegir a los miembros de su Gobierno que, según anunció, estará formado sólo por socialistas, pese a que Unidos Podemos ha solicitado entrar en el mismo. Se espera que las designaciones se lleven a cabo en las próximas horas.

“Voy a hablar con todos los grupos”, dijo Sánchez antes de abandonar el Congreso tras ganar la moción de censura, añadiendo a continuación que gobernará “con humildad».

El Gobierno de Sánchez cuenta sólo con 84 diputados en el Congreso de los Diputados, lo que le obligará a buscar apoyos para sacar adelante sus propuestas, al igual que los necesitó el PSOE para que prosperara la moción que desalojó a Rajoy de la Moncloa, cuando la iniciativa contó con el voto de Unidos Podemos, Compromís, ERC, PEdCAT, Bildu, Nueva Canarias y PNV.