Juanma Moreno se convierte en el primer presidente no socialista de Andalucía

Futuro

Juanma Moreno se convierte en el primer presidente no socialista de Andalucía
Foto: Jose Manuel Vidal

El candidato del Partido Popular, Juanma Moreno, ha sido investido esta tarde presidente de la Junta de Andalucía y se ha convertido en la primera persona que ocupa este cargo que no ha salido de las filas del PSOE. En minoría, el PP llega al Palacio de San Telmo en la primera vuelta y por mayoría absoluta gracias los apoyos de Ciudadanos y de Vox, con 59 votos a favor, 50 en contra y ninguna abstención.

Juanma Moreno tomará posesión de su cargo el viernes, mientras que el resto del Gobierno lo hará el próximo martes. La estructura del próximo Ejecutivo autonómico y los nombres de los consejeros se conocerán probablemente el lunes 21, tras lo que tomarán posesión el martes junto al vicepresidente, Juan Marín, el candidato de Ciudadanos.

Durante el debate de investidura, la candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha tenido que abandonar el Parlamento por una bajada de azúcar. Rodríguez, embarazada de ocho meses, fue trasladada al Hospital Macarena de Sevilla y los médicos certificaron que estaba bien de salud, tras lo cual se desplazó hasta su domicilio, informa Efe. Finalmente, Rodríguez delegó su voto en el portavoz adjunto de Adelante Andalucía, José Ignacio García.

En el nuevo Ejecutivo andaluz, el PP contará con seis consejerías y con la Presidencia, mientras que Ciudadanos ostentará cinco y la Vicepresidencia. Los populares se quedan con áreas como Hacienda, que era la competencia más deseada por ambos partidos, y Sanidad, que copa casi el 30% del presupuesto total e incluirá las competencias de Familia y Atención Temprana. También dirigirá carteras como la Consejería de la Presidencia, de la que depende la Oficina del Portavoz, y, a falta de la estructura final de las consejerías, Administraciones Públicas, Interior, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente, Fomento, Ordenación del Territorio, Energía, Minas y Cultura y Patrimonio.

Por su parte, Ciudadanos gestionará las áreas de Regeneración Democrática y lucha contra el fraude, con su líder, Juan Marín, al frente de la Vicepresidencia, y otras competencias como Economía, Turismo y Deportes, además de materias como Educación, Formación y Universidad. Bajo la responsabilidad de la formación naranja estarán también Autónomos, Empresas y Emprendimiento, y otras áreas como Políticas Sociales, Conciliación, Justicia y Administración Local.

Durante el debate previo a la votación de investidura, la entonces presidenta en funciones de la Junta, la socialista Susana Díaz -que ahora pasa a ser líder de la oposición-, ha recordado que el PSOE fue el partido más votado en las elecciones del 2 de diciembre y ha ofrecido su apoyo a Andalucía: “Cuando Andalucía necesite al partido que ha ganado estas elecciones, nosotros estaremos”.

“Nunca voy a negar la legitimidad de este Gobierno, pero tampoco voy a negar que el partido que tiene la confianza mayoritaria de los andaluces es el PSOE de Andalucía”, ha remachado. Ha concedido que el de Moreno es el Gobierno del cambio en Andalucía, como se le llama desde las bancadas populares, pero considera que es un “Gobierno de cambio a peor, que se va a sustentar en un bloque de involución. Si algo dijo Vox esta mañana es que se va a formar Gobierno porque ellos quieren”. Del partido de extrema derecha ha dicho que tiene «la sartén por el mango». y que «solo gracias a esos votos de extrema derecha» tiene Moreno la base para lograr «la legitimidad» de su Ejecutivo.

También ha pedido a Moreno que desvele «el pacto oculto con Vox» y que aclare cuál va a ser el salario de los altos cargos de la Junta: “Explique si usted va a cobrar lo mismo que he cobrado yo y si el señor Marín [previsible futuro vicepresidente] va a cobrar lo mismo que Jiménez Barrios”.

«Aquí ha habido acuerdos con luz y taquígrafos«, ha replicado Moreno, a la vez que ha asegurado que el pacto con Vox lo hicieron «público al instante», pero que a ella «nunca le ha oído criticar al Gobierno de Pedro Sánchez por negociar los Presupuestos en una cárcel con quien quiere romper España y los amigos de ETA». En cuanto a la cuestión de los salarios de los altos cargos, ha respondido que van a mantenerse iguales «con una diferencia: que va a haber una notable rebaja de altos cargos y de recolocados en la Junta».