The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Metro de Madrid eliminará el amianto de “muchos de los trenes” con este material

The Objective
Última actualización: 9 Mar 2018, 6:54 pm CEST
Foto: Victor R. Caivano | AP-ARCHIVO

Metro de Madrid contratará a una empresa para retirar el amianto de “muchos de los trenes” de Metro que poseen este material. Así lo ha anunciado el consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, durante una comparecencia en la comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructura de la Asamblea de Madrid

Según ha indicado Carabante, alrededor de un 3 y 4% de los trenes del suburbano madrileño contienen amianto, es decir, entre 72 y 96 de un total de 2.400 que hay en circulación. Sin embargo, señala que el peso del amianto en cada uno de los trenes afectados es del 0,0009%. Concretamente, ha informado de que el amianto está presente en un pequeño componente eléctrico denominado “apagachispas”, que está presente en una “ínfima” parte de los trenes.

La empresa adjudicataria, inscrita en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo por Amianto) no solo eliminará el amianto de los trenes, sino también en las estaciones e instalaciones del suburbano. El plan de Metro de Madrid es retirar por completo esta sustancia nociva en 2021, por lo que tendrá que pagar 100 millones de euros para su eliminación en las estaciones y una cantidad supuestamente inferior en los trenes, ha comunicado Carabante.

La presencia de amianto, prohibido en España desde 2001, ha generado controversia entre los usuarios y los propios trabajadores de Metro, que este viernes han comenzado la primera de las jornadas de huelga que se repetirán los días 13 y 15 de marzo. Los maquinistas han calificado el parón del viernes como “exitoso”, ya que afirman que ha tenido un seguimiento del 100% y se han respetado los servicios mínimos. De hecho, a las 9:00 horas circulaban un 94% de los trenes en el suburbano de Madrid.

Muchos de los trabajadores que han secundado la huelga han pedido frente a la Asamblea de Madrid la dimisión de Carabante, que convocará el próximo lunes una reunión con los sindicatos para coordinar el plan estratégico que permita intervenir los trenes afectados pero respetando los servicios de Metro.

La Fiscalía de la Comunidad de Madrid ha abierto recientemente una investigación penal por un posible delito contra los derechos de los trabajadores después de que la Inspección de Trabajo denunciara la presencia de amianto en el metro. Carabante ha informado de que se han llevado a cabo 342 chequeos a trabajadores en activo para valorar el impacto del amianto, y solo uno de ellos, que tiene cáncer de pulmón, ha dado positivo. El Instituto Nacional de la Seguridad Social estudia actualmente si otro caso de cáncer de pulmón de otro trabajador puede considerarse como enfermedad laboral.