Elon Musk desafía a las autoridades y reanuda la producción de Tesla en su planta de California

Sociedad

Elon Musk desafía a las autoridades y reanuda la producción de Tesla en su planta de California
Foto: Stephen Lam| Reuters

El fundador de Tesla, Elon Musk, ha anunciado el reinicio de la producción en su factoría de Fremont, en Alameda (California), y ha afirmado que está dispuesto a ser arrestado por violar la prohibición de ese condado de que reanude las operaciones. «Tesla está reanudando su producción hoy contra las normas del condado de Alameda. Yo estaré allí junto con los demás. Si alguien es arrestado, pido que sea solo yo», ha dicho en Twitter.

Musk ha calificado las medidas de confinamiento adoptadas por las autoridades estadounidenses para ralentizar la propagación del coronavirus de «fascistas» y se ha quejado de que «un funcionario no elegido» de Alameda había decidido extender la recomendación de quedarse en casa hasta finales de mayo. Además, critica que «solo Tesla ha sido señalada», pues asegura que otras compañías automovilísticas han sido autorizadas a reanudar su producción.

El sábado, el magnate amenazó con sacar la sede de Tesla de California debido a las restricciones implementadas para frenar el coronavirus, y llevarla a Nevada o Texas: «Tesla trasladará ahora su sede y sus futuros programas a Texas/Nevada inmediatamente», advirtió en Twitter.

Musk también avisó que denunciaría al director interino de Salud de Alameda, que optó por mantener el confinamiento en el condado. «¡Está actuando de manera contraria a lo ordenado por el gobernador, el presidente y nuestras libertades protegidas por la Constitución, así como por el sentido común!», tuiteó.

Tras ocho semanas de parón forzado por la pandemia del COVID-19, los tres principales fabricantes de automóviles estadounidenses, General Motors (GM), Ford y Fiat Chrysler (FCA), han empezado a prepararse para reiniciar su producción de vehículos en Estados Unidos y Canadá a partir del 18 de mayo. Esta semana, los tres grandes de Detroit reanudarán las actividades en sus centros de distribución de partes y otras instalaciones necesarias para el funcionamiento de las plantas de montaje de vehículos.