Más de 1.500 personas de la caravana llegan a Tijuana, ciudad fronteriza con EEUU

Mundo ethos

Más de 1.500 personas de la caravana llegan a Tijuana, ciudad fronteriza con EEUU
Foto: Guillermo Arias

Más de 1.500 migrantes de la caravana de los que salieron hace un mes de Honduras, se encuentran ya en la mexicana ciudad de Tijuana, fronteriza con Estados Unidos, informa la AFP. Durante la madrugada del jueves, 22 buses con migrantes llegaron a la entrada de la ciudad ubicada en el estado de Baja California, sumándose a unos 750 centroamericanos que habían llegado en grupos pequeños desde el fin de semana pasado.

El grupo del fin de semana incluía a un grupo conformado por un centenar de transexuales y homosexuales. El martes llegaron otros 350 migrantes y este miércoles una cifra similar, todos integrantes de la gran caravana que salió el 13 de octubre desde San Pedro Sula.

Emocionados, corrieron a la playa de Tijuana a bañarse y metían la cabeza entre las rejas metálicas de la frontera para divisar su destino soñado. Dos de ellos saltaron la alta valla y escribieron en la arena del lado estadounidense la palabra ‘catracho’, como se llama popularmente a los hondureños, y a los pocos minutos regresaron a territorio mexicano, constató la AFP.

El objetivo de los migrantes es que el Gobierno estadounidense les otorgue el estatus de refugiados debido a la extrema violencia y pobreza que viven en sus países, pero para lograrlo deben cruzar por un acceso oficial, de acuerdo con un decreto firmado recientemente por el presidente Donald Trump.

«Siento emoción porque es un anhelo poder llegar aquí después de cruzar todo México», ha comentado Lester Velázquez, de 39 años y originario de Honduras, quien espera ejercer en Estados Unidos sus oficios de albañil, soldador y barbero.

Al menos nueve migrantes de la caravana ya cruzaron ilegalmente a Estados Unidos y fueron arrestados por la patrulla fronteriza. Entre ellos una mujer con tres meses de embarazo de nombre Jazmín Monserrat, de 19 años. «No me dijo nada, cuando corrí ya estaba del otro lado (…) estamos cansados de la pobreza que hay en nuestro país», dijo su pareja, Moisés Hernández, de 17 años. También una mujer hondureña intentó cruzar con sus tres hijos y un bebé, aunque fue arrestada tras avanzar pocos metros.