El juez da luz verde a la subasta de objetos íntimos de Madonna

General

El juez da luz verde a la subasta de objetos íntimos de Madonna
Foto: Jose Luis Magana

La justicia estadounidense ha rechazado la petición de Madonna de impedir que se subasten objetos personales pertenecientes a la reina del pop. Entre los 22 objetos del lote se incluye una carta que le envió en 1995 su exnovio el rapero Tupac Shakur en la que decía que había roto con ella por ser blanca. Además, la Justicia ha dado también luz verde a que se subaste ropa interior y un mechón de pelo de la estrella.

La carta fue puesta a la venta inicialmente por la casa Gotta Have Rock and Roll, ofrecida por Darlene Lutz, una antigua amiga de Madonna que supuestamente se apoderó de ella sin el consentimiento de la cantante durante una mudanza. Contactada por AFP, la casa de subastas ha indicado que la carta se incluirá en una subasta de objetos relacionados con Madonna que se realizará en julio de 2018.

En la carta, fechada en enero de 1995, Tupac le dice a Madonna, con quien tuvo una aventura que permaneció en secreto mucho tiempo, que la dejó porque era blanca. «Ser vista con un hombre negro no perjudicaría tu carrera, por el contrario, podría hacerte parecer mucho más abierta y apasionante», escribió Tupac Shakur sobre un papel rayado. «Pero para mí, al menos según la idea que yo tenía entonces de mi ‘imagen’, habría significado traicionar a la mitad de las personas que me habían ayudado a convertirme en lo que yo pensaba que era», continuó el rapero, aparentemente refiriéndose al importante estatus que había logrado en el mundo del rap.

Madonna pierde la batalla legal para que se subasten objetos personales suyos

Fragmento de la carta de Tupac Shakur a Madonna. | Foto: Richard Drew / Madonna

Durante dos décadas, el vínculo entre Madonna, de 59 años, y el fallecido Tupac Shakur permaneció en secreto, hasta que la cantante habló de él abiertamente en 2015. En el momento de su muerte en 1996, Tupac Shakur estaba comprometido con la diseñadora estadounidense Kidada Jones.

A finales de julio, el juez del Tribunal Supremo del Estado de Nueva York Gerald Lebovits suspendió la venta de los objetos personales, tal y como solicitaba la cantante, como medida cautelar antes de que el caso fuera juzgado en profundidad. Pero en una decisión fechada el jueves y agregada el lunes al expediente, el mismo magistrado desestimó la petición de la ganadora de siete premios Grammy.

Para decidirlo, argumentó la validez de un acuerdo amistoso alcanzado en 2004 entre Madonna y Darlene Lutz, que estableció que la cantante renunciaba a utilizar cualquier recurso contra su antigua amiga para recuperar sus efectos personales. Técnicamente, era factible interponer una apelación durante los tres años posteriores a la conclusión del acuerdo, pero ahora esta posibilidad ha prescrito.

«Estábamos seguros de que la solicitud de Madonna era infundada y el juez ha dejado claro que estaba de acuerdo con nosotros», ha dicho Gotta Have Rock and Roll en un comunicado. «La señorita Lutz es ahora libre de disponer de sus bienes como considere conveniente, sin la interferencia de Madonna», ha dicho Judd Grossman, abogado de la antigua amiga de la artista. «Es una victoria total».