The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Una ola de calor en Europa pone en alerta a 11 países

The Objective
Última actualización: 22 Feb 2019, 4:46 pm CEST
Foto: MAX ROSSI | Reuters

Las autoridades de 11 países europeos han avisado a sus ciudadanos y turistas de que deben tomar precauciones debido a la ola de calor más intensa desde el año 2003. Países del sur y centro de Europa tendrán temperaturas superiores a los 40 grados durante los próximos días.

Italia, Suiza, Hungría, Polonia, Rumanía, Croacia, Serbia, Montenegro, Eslovenia y Eslovaquia y Bosnia-Herzegovina se encuentran en alerta roja por las altas temperaturas, según la red europea de meteorólogos Meteoalarm. El sur de España y de Francia se encuentran en alerta naranja, también con temperaturas muy elevadas.

Las temperaturas más altas registradas este jueves han sido en Córdoba, con 42 grados, y en Catania, en Sicilia. Para este fin de semana se esperan temperaturas de hasta 46 grados en algunos lugares de Italia y de los Balcanes.

Las autoridades italianas han pedido a sus ciudadanos que solo viajen si es imprescindible y Polonia ha advertido de posibles problemas en algunas infraestructuras.

Respecto a España, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha advertido de que 10 provincias, repartidas en su mayoría entre el sur y el centro del país, están en alerta naranja por las altas temperaturas, que se espera que desciendan el domingo.

Se esperan temperaturas de hasta 43 grados en la Costa del Sol y en Mallorca, así como en Sevilla, Málaga y Granada, advierte Aemet.

Protección Civil recomienda hidratarse a menudo, no salir a la calle en las horas centrales del día, hacer comidas ligeras y mantener la casa fresca, entre otras medidas para aguantar el calor.

La ola de calor, que se espera que dure hasta el próximo domingo, está provocando numerosos incendios en lugares como Italia o España, así como sequías en varias regiones de estos países. Los últimos incendios han sido en Jaén y en Verín, donde se han quemado miles de hectáreas en tan solo unas horas.