Los Mossos aseguran que acatar las órdenes de la fiscalía creará más tensión el 1-O

General

Los Mossos aseguran que acatar las órdenes de la fiscalía creará más tensión el 1-O
Foto: QUIQUE GARCIA

La orden de la Fiscalía Superior de Cataluña a los Mossos d’Esquadra para que registren y precinten los más de 6.000 colegios electorales y que requise todo el material relacionado con la celebración del referéndum del 1 de octubre, ha sido el tema centra este miércoles durante la reunión del fiscal con los altos mandos de las fuerzas de seguridad. El mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero ha acatado las medidas solicitadas por el fiscal, pero ha advertido de la dificultad de llevarlas a cabo y de los riesgos que suponen para la seguridad

A través de su cuenta de Twitter, la policía autonómica ha hecho unas apreciaciones a «la situación de tensión que se está generando en relación con los actos del 1 de octubre”, que tienen que ver con la «seguridad ciudadana y al más que probable riesgo de alteraciones del orden público que se pueden derivar» de las acciones ordenadas por la fiscalía, que pide a los Mossos que precinten en 48 horas los colegios electorales.  

El ‘mayor’ Josep Lluis Trapero ha puesto en duda que puedan acatar la orden de precintar los colegios electorales en 48 horas, a partir del viernes y antes de la jornada electoral convocada para el domingo, durante la reunión a la que han asistido también el responsable de la Policía Nacional en Cataluña, Sebastián Trapote, el de la Guardia Civil, general Angel Gozalo, convocados por el Fiscal Superior, José Manuel Romero de Tejada en la sede de la Fiscalía.

Tras dicha reunión, los mossos han indicado en su cuenta de Twitter que acatar las órdenes de la Fiscalía conlleva la «necesidad de ser especialmente cuidadosos con los principios de oportunidad, proporcionalidad y congruencia» y que el cumplimiento de instrucciones «no excluye la responsabilidad profesional de contemplar que aplicarlas puede acarrear consecuencias no deseadas para la seguridad ciudadana y riesgo de alteraciones de orden público».

El director de este cuerpo policial, Pere Soler, ya había asegurado a primera hora de esta mañana que “la misión principal de los policías es garantizar los derechos, no impedir su ejercicio”, en relación a la orden emitida por la Fiscalía.

De esta manera, los Mossos sólo acatarán las órdenes de la Fiscalía si consideran que no ponen en riesgo el orden público. La Fiscalía, además de precintar los colegios electorales, pide impedir que se instalen urnas a menos de 100 metros de los centros de votación designados.

Admitida a trámite la denuncia por sedición

Por otro lado la Magistrada Juez del Juzgado Central de Instrucción número 3, Carmen Lamela Díaz, ha admitido a tramite la denuncia del Ministerio Fiscal del viernes 22 de septiembre por sedición a los presidentes de dos organizaciones independentistas catalanas, por los disturbios ocurridos durante la operación policial de días pasados para evitar la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

El auto judicial establece practicar la diligencia siguiente: «librar oficio a la Guardia Civil para que elabore atestado en el que informe de todas las actuaciones llevadas a cabo para impedir la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones y en cumplimiento de las resoluciones dictadas por el Magistrado Juez del Juzgado de Instrucción n° 13 de Barcelona en el ámbito de las Diligencias Previas 118/2017 declaradas secretas.

Contra este auto cabe recurso de reforma, en el plazo de tres días.