Archivada la causa contra 'El Jueves' por la sátira sobre la Policía Nacional y la cocaína

Mundo ethos

Archivada la causa contra 'El Jueves' por la sátira sobre la Policía Nacional y la cocaína

La Audiencia de Barcelona ha archivado la causa contra el director del semanario El Jueves por la sátira que bromeaba sobre el consumo de cocaína de los policías nacionales, por entender que era una “caricatura” con la que la revista no quería denigrar ni incitar a la violencia.

La causa se abrió tras una denuncia presentada por un sindicato de la Policía Nacional por una sátira publicada por la revista en octubre de 2017, coincidiendo con el despliegue de agentes antidisturbios de ese cuerpo para impedir el referéndum del 1-O.

El artículo, acompañado de ilustraciones, bromeaba con que los agentes antidisturbios habían acabado con las existencias de cocaína en Cataluña tras impedir “a porrazo limpio” el referéndum del 1-O.

La Audiencia de Barcelona descarta que la revista incurriera en un delito de incitación al odio con esta sátira y concluye que “en ningún caso” se puede considerar que el motivo de la misma fuera “racista, antisemita o por la ideología, religión o creencias”, ni por la pertenencia de los afectados a una etnia, raza, nación, sexo u orientación sexual determinada.

Señala que las referencias a la Policía Nacional obedecieron a su actuación el 1-O, sin que contuviera ni mensaje de odio ni «cargas de hostilidad que inciten a la violencia».

Además, el tribunal razona que El Jueves es un semanario de «humor satírico dedicado a reírse de la actualidad política» y un «instrumento de denuncia y crítica social y política y manifestación de la creación artística».

«Es cierto que la publicación contiene contenidos que pueden humillar o ser groseros contra miembros de la Policía Nacional. Es evidente que se pueden sentir molestados e insultados», reconoce el tribunal que, sin embargo, cree que la sátira «no deja de ser una caricatura» del cuerpo policial, igual de que de otras «instituciones, políticos y personajes de la vida pública».

Para la Audiencia, la revista no tiene «aptitud suficiente para ofender a una institución tan arraigada como es la Policía Nacional», y defender lo contrario supondría «vaciar de contenido el derecho a la libertad de expresión, porque entonces todo chiste sería delictivo», informa Efe.