The Objective
Publicidad
Economía

Orange y MásMóvil entran en la recta final de su fusión para intentar cerrarla antes de agosto

El proceso ha ido más lento que lo esperado a la espera de que se resuelva el crédito de 6.600 millones de euros para asegurar financieramente la operación

Orange y MásMóvil entran en la recta final de su fusión para intentar cerrarla antes de agosto

Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil, durante su intervención en el Summit Digitales 2022. | Digitales

Orange y MásMóvil entran en la recta final de su fusión en la que cada una de las operadoras está jugando sus últimas cartas para intentar cerrar el mejor acuerdo posible para sus intereses. Las dos compañías empiezan este viernes su quinto mes de negociaciones formales -sin incluir los acercamientos preliminares que se produjeron las semanas previas al anuncio del preacuerdo– y lo hacen intentando cerrar detalles financieros y de financiación que se están alargando más de lo esperado.

Las fuentes consultadas por THE OBJECTIVE indican que la intención de las dos partes es firmar el acuerdo antes de que finalice julio, aunque no descartan que todo pueda llevarse a septiembre, si es que no se rematan todos los flecos. Tampoco cierran la puerta a que no se pueda alcanzar un acuerdo definitivo si es que no hay un pacto que satisfaga a las dos partes, aunque públicamente insisten en que todo marcha bien y que se «sigue negociando».

El propio consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, indicó este jueves en una conversación con periodistas durante la segunda jornada del congreso DigitalES Summit 2022 que las cosas van por buen camino y que están en la recta final del proceso. Sin embargo, no tuvo la contundencia esperada ante una operación de esta magnitud indicando que todavía quedaban muchos procesos y autorizaciones que ya no dependían de la gestión de la compañía.

«Segundo trimestre»

Spenger, un experto negociador curtido en la compra de Yoigo, Pepephone y Euskaltel, tampoco dio por sentado que se alcanzará un acuerdo per sé. Eso sí, se mostró confiado en que se resolverán los flecos que quedan todavía y que espera que más temprano que tarde Orange y MásMóvil terminarán firmando la fusión.

Un día antes -el miércoles- el consejero delegado de Orange España, Jean François Fallacher, intervino en la misma tribuna y tampoco quiso ‘mojarse’ respecto del éxito de la operación. Durante su intervención indicó que las negociaciones continúan con «la voluntad en ambos lados» de llegar a un acuerdo, aunque también advirtió que la operación es «compleja».

El pasado 8 de marzo las dos compañías anunciaron el comienzo formal de sus negociaciones indicando públicamente que esperan firmar la transacción «durante el segundo trimestre de 2022» y esperaban que estuviese concluida en el segundo trimestre de 2023, una vez obtenidas las oportunas aprobaciones de las autoridades administrativas, de competencia y regulatorias pertinentes.

Crédito bancario

En la práctica esto suponía firmar todo en junio y enviar el expediente a Bruselas –que es quien deberá resolver sobre el expediente– a partir de septiembre. Sin embargo, fuentes del sector consultadas indican que un proceso de este calado no es rápido y que se requieren realizar minuciosos análisis financieros de las dos compañías para poder tener la certeza de que lo que se esté firmando sea correcto y que las valoraciones establecidas sean las adecuadas.

En cualquier caso, si es que se firma en julio todavía se estaría respetando este calendario y daría tiempo de enviar todo a la Comisión Europea al comenzar el próximo curso. De no ser así -y considerando que el expediente tardaría al menos un año en tramitarse en Bruselas- postergar todo a septiembre podría retrasar el proceso hasta finales de 2023.

La realidad indica que el proceso de fusión entre Orange y MásMóvil ha ido más lento que lo esperado, principalmente por temas financieros. El primero de ellos es el crédito de 6.500 millones de euros con el que se espera financiar parte de la operación. Las fuentes consultadas indican que el proceso sigue abierto a unos 25 bancos y que hasta que no se tenga la seguridad y el compromiso final de todos ellos, no se quiere firmar definitivamente la fusión.

Valoración de MásMóvil y Orange

Las fuentes consultadas indican que la financiación se obtendrá con toda seguridad y que ningún banco querrá quedarse fuera de una operación que dará como resultado una compañía valorada en 20.000 millones de euros, pero también reconocen que los trámites burocráticos no están del todo cerrados debido a la inestabilidad y a la incertidumbre actual de los mercados.

Otro de los puntos que ha retrasado el acuerdo ha sido la valoración de las dos compañías de cara a la joint venture participada al 50% por las dos operadores. Según adelantó Expansión y confirmó este medio, después de detectarse algunas diferencias entre la deuda reportada y la deuda total, se acordó realizar un ajuste en el dividendo acordado una vez que se completara la operación.

La valoración de Orange España fue de 8.100 millones de euros y MásMóvil junto a Euskaltel lo hicieron en 11.500 millones, incluyendo su deuda de unos 7.700 millones. Además se estableció el pago de un dividendo compensatorio en el que Orange recibiría 4.500 millones y MásMóvil 1.500 millones. Sin embargo, después de este ajuste los franceses se quedarán con 4.300 millones y los fondos dueños de la operadora española -KKR, Cinven y Providence- con 1.700 millones aproximadamente.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D