The Objective
Publicidad
Economía

La subida de los tipos podría aumentar al 15% las familias vulnerables por las deudas

Por el momento esta cifra se sitúa en el 11% y se da en aquellos hogares que dedican un 40% del salario al pago de cuentas atrasadas

La subida de los tipos podría aumentar al 15% las familias vulnerables por las deudas

El porcentaje de familias españolas endeudadas que dedican más de un 40% de su renta bruta al pago de deudas —horquilla en la que pasan a formar parte de los hogares en una situación financiera vulnerable— podrían elevarse hasta el 15% con la próxima subida de los tipos de interés anunciada por el Banco Central Europeo (BCE) para hacer frente a la inflación.

Se trata de una lectura de técnicos del Banco de España a partir de la última Encuesta Financiera de las Familias, publicada este miércoles, según la cual la proporción de hogares endeudados con semejante situación de vulnerabilidad rondó el 11 % en 2020, en plena crisis sanitaria del coronavirus, frente al 10 % de 2017.

Si se tiene en cuenta el total de familias, con independencia de si estuvieran endeudadas o no, la tasa se situó en el 6,2 %, casi un punto porcentual más que el 5,3% de tres años antes, apunta el documento, que advierte de que esta circunstancia varió de manera heterogénea por nivel de renta.

De este modo, el aumento estuvo concentrado en los hogares de rentas más bajas, que pasaron del 9,5 al 15,1 %, en aquellos cuyo cabeza de familia era menor de 35 años (del 4,4 al 6,8 %) o estaba en paro o inactivo (del 4,9 al 8,7 %), y en los situados en el cuartil inferior de la distribución de la riqueza neta (del 7,5 al 10,4 %).

Los hogares se preparan para la subida de los tipos

Estos hogares, que destinan un 40 % de su renta bruta al pago, por ejemplo, de hipotecas o letras, y solo el resto a otras inversiones, desempeñan un papel importante en la economía, ya que cualquier shock negativo que repercuta sobre ellos puede condicionar el mantenimiento de los niveles de consumo.

De ahí que los resultados de la encuesta, que hasta ahora el Banco de España ha venido realizando cada tres años, inviten a mantener la precaución y el monitoreo de las condiciones financieras de los hogares, según el director general de Economía y Estadística del organismo, Ángel Gavilán.

Así, de plantear escenarios basados en un incremento inmediato de los tipos en 100, 200 y 300 puntos básicos, se observa cómo el porcentaje de hogares en relativa vulnerabilidad pasaría de un 10,9 a prácticamente un 15 %, algo que solo notaría la población que concentra la mayor parte de la deuda.

En cualquier caso, España «está muy lejos» de los registros de la crisis financiera, aclara Gavilán, que insiste en que ambas situaciones no pueden compararse de forma directa, entre otros motivos, porque por aquel entonces las familias estaban mucho más endeudadas y tenían una composición diversa de los activos.

Además, la traslación de las subidas de los tipos de interés monetario a los de crédito —hipotecario, de consumo y empresas— está siendo más incompleta y llevando más tiempo que en ocasiones anteriores.

Por ello, incide en que para que la vulnerabilidad se quede a las puertas del 15%, el incremento de los 300 puntos básicos tendría que trasladarse «completamente» a los tipos de los créditos.

Los hogares endeudados aumentan a pesar de la bajada de la deuda

Otra cuestión es la subida de la renta mediana anual de las familias españolas -referenciada siempre al año anterior al del análisis-, que en 2019 se incrementó un 14 %, hasta los 29.400 euros.

Una vez más se demostró la relación entre deuda y nivel de educación, siendo sustancialmente mayor en los hogares cuyo cabeza de familia posee estudios universitarios, con una mediana de 46.700 euros.

A tenor de la encuesta, realizada a partir de más de 6.300 entrevistas, la deuda del conjunto de los hogares españoles suponía a finales de 2020 el 11,4 % del valor total de sus activos, una magnitud similar a la de 2011, si bien estos niveles se disparaban hasta el 45 % para aquellos por debajo de la mediana de riqueza.

En función de su naturaleza, la derivada de la compra de vivienda habitual constituía el 61,7 % de la deuda de las familias, mientras que aquella fruto de la adquisición de otras propiedades inmobiliarias superó el 22 %.

Descienden los propietarios de vivienda

Del lado de los activos, el Banco de España constata que, entre 2017 y 2020, el porcentaje de hogares propietarios de su vivienda principal bajó del 75,9 al 73,9 %, con especial incidencia en los que tenían un cabeza de familia menor de 35 años, que experimentaron un descenso de 5,2 puntos porcentuales.

Desde 2011, la tasa de propiedad entre los hogares más jóvenes ha pasado del 69,3 al 36,1 %, revela la encuesta del organismo, que en un estudio referente a la década anterior ya relacionó este hecho con la evolución del mercado crediticio y de la imposición fiscal de la vivienda, y la incertidumbre de la renta.

Los datos también reflejan que el porcentaje de hogares endeudados se elevó hasta el 57,1 %, la tasa más alta desde 2002, cuando llegó al 42,5 %, aunque el volumen mediano de deuda se redujo en un 6,1 %, hasta los 33.300 euros. De nuevo, este panorama varía por grupos, con lo que el aumento fue mayor para aquellos con niveles inferiores de renta, con un cabeza de familia en paro o inactivo, y con ningún miembro trabajando.

Por edad, la probabilidad de estar endeudado supera el 80 % entre los 35 y los 44 años, y cae después hasta el punto de que en los hogares cuyo cabeza de familia es mayor de 74 años apenas roza el 14 %.

Rasgos similares presenta el volumen mediano de deuda, más elevado entre los hogares con un cabeza de familia de 35 a 44 años (68.500 euros).

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D