The Objective
Publicidad
Economía

El Santander lanza un plan para reducir la afluencia de clientes a las sucursales

El banco pone en marcha un proyecto piloto para disminuir la atención presencial y elevar activamente la operativa digital y a distancia de sus usuarios

El Santander lanza un plan para reducir la afluencia de clientes a las sucursales

Una sucursal del Santander. | Europa Press

El Santander ha puesto en marcha un plan para reducir la operativa de los clientes en las oficinas y pegar un nuevo empujón a su proceso de digitalización. La entidad ha lanzado un proyecto piloto en una serie de sucursales tradicionales en España para acelerar que sus usuarios realicen las transacciones a distancia.

En concreto, según ha podido saber THE OBJECTIVE, el Santander desarrollará esta prueba en catorce sucursales de gran tamaño repartidas en todo el territorio nacional. Los trabajadores de la entidad que han designados para llevar a cabo este trabajo dejarán de atender a los clientes que acuden de manera presencial durante dos días a la semana y se dedicarán a realizar llamadas telefónicas para digitalizar activamente a los usuarios que aún no utilizan las herramientas a distancia.

Por el momento el plan estará en pruebas y se extenderá según el éxito del piloto, cuya denominación interna es ‘Mass Market‘. La intención del mismo no es otro que el incremento progresivo de las ventas que se ejecutan por los canales online y una atención cada vez más en remoto, extrapolando de esta manera su modelo de Santander Personal. Éste está basado en la gestión de las operaciones a distancia.

Ana Botín, presidenta del Santander.
Ana Botín, presidenta del Santander.

El 50% de las ventas del Santander son digitales

En los últimos años el banco ha ido elevando el volumen de transacciones que materializan los usuarios por las vías no convencionales y ha ido rebajando aquellas que se hacen en las sucursales. Al tiempo, el Santander ha mermado el número de oficinas. El año año pasado culminó el cierre de un tercio de su red, al clausurar un millar de centros. Si bien, incrementó un 25% los agentes financieros (colaboradores externos) para compensar este ajuste y poder seguir dando servicio en determinadas poblaciones.

El Santander, según sus propias cifras, vende en la actualidad el 50% de sus productos y servicios a través de los canales online. A cierre de junio, 5,7 millones de sus clientes eran considerados digitales, tras experimentar un crecimiento del 7% en los últimos doce meses. Por tanto, el 41% de sus usuarios operan a distancia. La entidad cuenta con un total 13,9 millones de clientes en nuestro país, después de que frenara la sangría de 2021 en el primer trimestre y entre diciembre y junio haya ganado 400.000.

Todos los bancos están poniendo el énfasis en la comercialización online, ya que esta además de adaptarse a los nuevos tiempos disminuye los costes y, por ende, mejora la eficiencia y rentabilidad que se consigue. El sector ha cerrado desde finales de 2020 unas 4,300 oficinas en el marco de los despidos masivos, que han afectado a 19.000 trabajadores.

La presidenta del Santander, Ana Botín, ha señalado en infinidad de ocasiones que el grupo está invirtiendo en su transformación digital y que ésta otorga «grandes oportunidades para crecer», tanto en España como en el resto de países en los que opera -EEUU, México, Brasil, Reino Unido, etc-.

El banco, de hecho, culminó el año pasado la configuración de su nueva área Digital, con la integración de su división de consumo para Europa y Openbank. Un área que está potenciando con nuevos productos y servicios, además de algunas pequeñas adquisiciones de negocio. La última ha sido una firma de leasing en Holanda.

Para los sindicatos, el plan puesto ahora en marcha para reducir la operativa en oficinas y intentar dar un acelerón a la digitalización supone una alteración en la estabilidad laboral «razonable». Desde UGT se considera que la red comercial del Santander se ha convertido en «un polígono experimental permanente».

Desde esta organización sindical se critican los «continuos vaivenes en las carteras comerciales» y «la creación de nuevas figuras y puestos en la red sin un diseño verdaderamente sólido y bien concebido, que no encajan bien con la realidad diaria de una oficina que debe atender al público de manera presencial».

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D