The Objective
Publicidad
Economía

El Santander inyecta 7.800 millones en el capital de su financiera de consumo de Brasil

Destina estos fondos tras un cambio estratégico sobre la captación de recursos de la compañía para ahorrar costes ante la subida de los tipos de interés

El Santander inyecta 7.800 millones en el capital de su financiera de consumo de Brasil

La presidenta del Santander, Ana Borín | Europa Press

El Santander ha decidido inyectar 40.000 millones de reales (7.800 millones de euros) en el capital de su financiera de consumo de Brasil, Aymoré Crédito. El grupo español está ejecutando esta operación a través de la franquicia carioca, de la que depende dicha compañía, mediante distintas ampliaciones, que comenzaron en mayo y que culminarán próximamente con el desembolso de 10.000 millones de reales (1.950 millones de euros), una vez reciba las autorizaciones pertinentes.

Fuentes del Santander señalan a THE OBJECTIVE que esta inyección se debe al cambio de estrategia adoptado por el banco sobre la captación de recursos de la financiera para desarrollar su actividad. Hasta la fecha Aymoré Crédito se nutría de los depósitos y las cuentas de los clientes de la franquicia brasileña. A partir de ahora contará con fondos propios para poder conceder préstamos a los usuarios.

Con esta decisión, el grupo español intenta optimizar los recursos e intentar ahorrar costes operativos. Hay que tener en cuenta que la captación de depósito se ha encarecido para el banco en Brasil como consecuencia de las subidas de tipos de interés acometidas para frenar la inflación, que se sitúa en niveles nunca vistos en dos décadas. El precio oficial del dinero se sitúa en el país iberoamericano en el 13,75% tras doce alzas consecutivas. La último se produjo en agosto y las previsiones apuntan a nuevos encarecimientos.

La financiera del Santander, líder con una cuota del 23%

Aymoré Crédito es la filial con la que el Santander opera en financiación al consumo en el mercado carioca, su principal fuente de beneficios. La compañía está impulsando su actividad y en el primer semestre ha ampliado su liderazgo, mejorando su cuota en el sector. Controla ya el 23% de los préstamos para todo tipo de bienes y un 25% en el segmento de automóviles. Éste último, como en el resto de país, es el principal motor de las financieras del banco presidido por Ana Botín.

El Santander cuenta con más de 100 acuerdos con fabricantes de vehículos para ofrecer préstamos para su adquisición. En Europa destacan la alianza sellada con Stellantis (Fiat, Chrysler, Peugeot y Citroën, al igual que en Estados Unidos. En Brasil el pacto existente desde hace años es con RCI Bank, financiera de Renault y Nissan.

Según los datos de 2021, Aymoré Crédito reportó unos beneficios de 160 millones, que suponen el 7% de los cosechados por el Santander en el mercado carioca. Entonces el país contribuyó al grupo con unas ganancias de 2.325 millones, casi el 29% del total. El peso de la financiera es muy inferior aún a la que tienen sus filiales similares en otras geografías, como son EEUU y Europa.

De hecho, tanto en Norteamérica como en el Viejo Continente la división clave de su negocio es la dedicada a los préstamos al consumo. Así ocurre en países como Alemania, Francia, Italia, Polonia y Holanda. En otros, como España, Reino Unido o Portugal su influencia sobre el grupo es menos relevante, pero igual de estratégica.

Recientemente, el Santander ha dado un nuevo paso para crecer en Europa en este negocio y ha adquirido recientemente una firma de leasing financiero, operación en la que ha destinado 21,3 millones de euros. La compañía en cuestión es Riemersma, que era propiedad de ING en un 33,3% y de la gestora de activos Lathouwers Beheer en el restante 66,7%.

El grupo cántabro engloba la actividad de su financiera en Europa en su nueva división Digital, en la que está integrada Openbank. Esta unidad está presente en 16 países, además de China y Canadá. Según sus últimos datos, a cierre de junio, esta división tiene más de 19 millones de contratos crediticios y de otra naturaleza con 19 millones de clientes. Hace unos meses ha extendido su presencia a Argentina a través de este departamento al haber lanzado Openbank.

Pese a la crisis de suministros y la ralentización de la economía por el alza de la inflación y las tensiones en el mercado energético tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, el Santander confía en la buena evolución del negocio de consumo tanto en el Viejo Continente como en Brasil y en otros mercados. Negocio al que cada vez está añadiendo más líneas de productos y servicios.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D