The Objective
Publicidad
Economía

BBVA crea un holding para agrupar sus inversiones en compañías financieras digitales

El grupo traspasa sus fondos de capital en firmas tecnológicas, a los que ha destinado 400 millones de dólares, a la división Bilbao Vizcaya

BBVA crea un holding para agrupar sus inversiones en compañías financieras digitales

El presidente de BBVA, Carlos Torres. | BBVA

BBVA ha conformado un holding para agrupar sus inversiones en compañías financieras digitales, conocidas como fintech. Desde hace años el banco viene desembolsando importantes cantidades de dinero en este tipo de firmas a través de distintos vehículos, en el marco de su estrategia por crecer en el mundo online. Y ahora, según ha podido saber THE OBJECTIVE, ha integrado en una única sociedad todas ellas.

Para ello, BBVA ha fusionado en Bilbao Vizcaya Argentaria Holding los diferentes fondos con los que participa en el capital de las fintech en diferentes países, entre ellos Estados Unidos y México. Estos son Propel Explorer I; Propel Venture Partners y Propel Brazil, que están gestionados por Propel Venture Partners. A través de ellos, el grupo español está presente en más de 50 fintech, entre ellas Coinbase, Guideline o el neobanco carioca Neon.

BBVA creó en 2016 Propel Venture con el objetivo de apostar por el mundo de la finanzas digitales decididamente. Entonces, armó su capital con 250 millones de dólares para aprovechar las oportunidades que fuera encontrando. En 2021, el grupo liderado por Carlos Torres le entregó otros 150 millones de dólares para seguir tomando posiciones en fintech. La última operación ha sido la realizada en Colombia esta primavera, donde el fondo ha desembolsado 15 millones de dólares en Triora, una startup que facilita la conexión de usuarios a plataformas de compra online y servicios financieros a través de canales digitales como Whatsapp.

BBVA ha canalizado gran parte de sus inversiones en firmas tecnológicas a través de Propel, pero también ha llevado a cabo diferentes transacciones de manera directa. A día de hoy participa en el banco alemán Solaris, en el británico Atom y en el brasileño Neon. Precisamente este último ha sido el elegido por la entidad con sede en Bilbao para destinar 300 millones de dólares este mismo año después de que conociera dicha compañía a través de su fondo, que ya estaba presente en su capital desde 2018.

BBVA pretende abrir a terceros sus inversiones tecnológicas

La intención del banco, apoyado por la reestructuración societaria que acaba de realizar, es abrir a terceros sus inversiones en este tipo de compañías. Es decir, pretende que sus propios clientes y otros fondos pongan dinero en los proyectos que la entidad también impulsa con sus propias inversiones.

Hay que tener en cuenta que la estrategia de BBVA pasa fundamentalmente por crecer vía compras con bancos digitales o su instalación en nuevos mercados con filiales puramente online, descartando así dar un servicio mediante la apertura de sucursales. Este modelo es el que ha implantado en su entrada reciente en Italia y que quiere extrapolar a otros países.

En sus apuestas directas, el grupo español acumula pérdidas, pero con Propel obtiene rendimientos positivos. Por ejemplo, Neon duplicó sus números rojos en 2021, un hecho que no ha impedido a BBVA elevar su participación hasta el 28,7% a principios de 2022. BBVA explicaba en su informe anual del ejercicio pasado que las compañías participadas por sus fondos se habían revalorizado hasta los 235 millones.

Torres es un destacado defensor de la tecnología y en cada comparecencia pública subraya la importancia que tiene en esta nueva era. Por ello, BBVA ha decidido reforzar sus planes para crecer a través de compañías disruptivas en vez de focalizarse en encontrar un banco tradicional con el que fusionarse, tanto en España como en otras partes del mundo. Eso sí, el grupo aumentó su participación en la filial turca Garanti con el fin de optimizar sus recursos y maximizar todo lo posible los dividendos que ofrece dicha franquicia.

La entidad, aunque ha dado mensajes contradictorias en los últimos tiempos sobre su política de adquisiciones, un hecho que ha empezado a hartar a los inversores y los analistas, siempre ha indicado que su proyecto pasa por un aumento de sus capacidades tecnológicas con el fin de captar clientes y negocio.

BBVA cuenta con capital sobrante para llevar a cabo adquisiciones, después de que en 2021 cerrara la venta de su filial en EEUU, aunque buena parte del exceso ya lo ha destinado tanto para incrementar su presencia en Turquía como en adquirir acciones propias con el fin de aumentar el dividendo. Eso sí, debido a la probable recesión que se avecina, tendrá que ser prudente por si se produce una oleada de impagos. Insolvencias, eso sí, que el propio banco y el sector descartan, por ahora, que se vayan a producir en masa.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D