Publicidad

España

Steven Seagal visita Venezuela y le regala una espada de samurái a Maduro

Encuentro de película, pero de las malas y de las que provocan risa nerviosa. El actor estadounidense Steven Seagal ha visitado Venezuela y ha regalado una espada samurái a Nicolás Maduro en un encuentro en el que el presidente venezolano ha intentado demostrar, sin mucho éxito, sus técnicas de defensa.

En contexto: Steven Seagal cuenta desde hace dos años también con la ciudadanía rusa y fue nombrado embajador de Moscú para las relaciones culturales con Estados Unidos, según ha informado la Cancillería de este país. De esta forma, Seagal sirve como puente para las relaciones culturales entre Rusia y Estados Unidos desde 2018. Según el gobierno de Putin, el interprete de distintas películas de acción lleva el cargo sin remuneración.

Tras la designación de los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral, Nicolás Maduro recibió en Miraflores al actor y representante especial del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Steven Seagal. Durante el encuentro, el enviado ruso le entregó una espada samurái como «símbolo de liderazgo».

Tras la difusión de imágenes del encuentro, varios usuarios de Twitter calificaron el encuentro como un crossover satírico en medio de la situación que mantiene Venezuela desde varios años. Otros comentaron sobre la trayectoria en Hollywood de Seagal y las acusaciones que hay en su contra por abuso y acoso sexual.

Las acusaciones públicas contra Steven Seagal vienen de lejos. La primera tuvo lugar hace 20 años, cuando la actriz Jenny McCarthy contó a la desaparecida revista de cine Movieline que, durante un casting en 1995, Seagal intentó obligarla a que se quitase su ropa pese a que en el guion para el que hacía la prueba no había desnudo alguno. Según contó, ella se fue corriendo asustada de su despacho y Seagal la siguió y le advirtió de que no se lo contase a nadie.

No fue hasta 2017, en plena ola del #MeToo cuando otras mujeres se atrevieron a denunciar públicamente al actor. A comienzos de noviembre de 2017, Julianna Margulies (Urgencias) contó otra historia en un programa de radio. Una en la que no hubo una agresión sexual literal, pero sí una clara amenaza. En 1991, contó Margulies, Steven Seagal quiso hacer una prueba con ella en su habitación de hotel. La citó sola, a las diez de la noche y una vez en su cuarto se encargó de hacer saber a la actriz que tenía una pistola.

Pocos días después Portia de Rossi (actriz y esposa de la presentadora y cómica Ellen DeGeneres), contó en Twitter: «Mi audición final para una película de Steven Seagal tuvo lugar en su despacho”, escribió en un tuit. “Me dijo lo importante que era tener química fuera de la pantalla mientras me sentaba y empezaba a desabrocharse la cremallera de sus pantalones de cuero. Me fui corriendo y llamé a mi representante. Imperturbable, ella, mi representante, me respondió: «Bueno, no sabía si Steven era tu tipo»».

La acusación más grave llegó en marzo de 2018. Regina Simons (que hizo de extra en la película En tierra peligrosa, de 1994) acusó al actor de haberla violado cuando tenía 18 años. Otra mujer, Faviola Danis, contó que durante una prueba cuando tenía 17 años Seagal la tocó por debajo de sus prendas y la hizo desfilar en ropa interior. Además, intentó besara. Cuando intentó salir de la habitación de hotel donde estaban, según su versión, el guardaespaldas de Seagal (que estaba fuera) bloqueó la puerta y no le permitió salir hasta que la estrella de cine le indicó desde dentro que la dejase ir.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D