The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Podemos teme que el nuevo nombre de su candidatura favorezca a Teresa Rodríguez

Teresa Rodríguez pone su rostro en la papeleta para aglutinar el voto de los indecisos de izquierda y aspirar al ‘sorpasso’. En Podemos algunos ya lo vaticinan

Podemos teme que el nuevo nombre de su candidatura favorezca a Teresa Rodríguez

Empieza a cundir la preocupación en las filas de Podemos sobre el resultado de las próximas elecciones de Andalucía. Después del caos generado con Izquierda Unida por el registro de la candidatura, fuentes moradas revelan que en la cabeza de los líderes del partido se halla una incógnita. Se trata de la decisión de llegar a los comicios bajo un nuevo nombre, Por Andalucía, acuñado por Izquierda Unida y que quiere ser el embrión del Frente Amplio de Yolanda Díaz. Ese temor se concreta en que la figura de Teresa Rodríguez, ya muy conocida, se imponga sobre la de Inma Nieto. Algunos ya hablan de sorpasso, mientras que desde la filas anticapitalistas prefieren mantener la cautela, aunque admiten que las «sensaciones» que llegan del otro bando «no son buenas».

El miedo de los morados es que la nueva lista de Por Andalucía, con un nuevo logo en forma de arcoiris, pueda confundir al electorado. IU y Podemos, de la mano de Más País y los ecologistas, apostaron por un diseño inédito para sustituir al de Adelante Andalucía. «Marca nueva y candidata nueva», explican desde las filas moradas, para señalar su preocupación por lo que pueda ocurrir el próximo 19 de junio.

Después del caos del registro de la lista, que se debería resolver con la inclusión de los dirigentes de Podemos como «independientes», queda por ver si los andaluces confirmarán el resultado de 584.000 votos y 17 escaños obtenidos en 2018. Entonces, Pablo Iglesias estaba al mando de Unidas Podemos y apeló a la «alerta antifascista» ante la irrupción de Vox para preparar el adelanto de las generales de 2019 y su entrada en el Ejecutivo (muy criticado por los anticapitalistas).

Una «sorpresa»

Ahora todo ha cambiado. Yolanda Díaz está al mando (al menos virtual) de la coalición que cogobierna con Pedro Sánchez. Es la «cara visible» de Unidas Podemos, aunque su entorno se esfuerza en diferenciarla de Podemos. En el cuartel general morado, por su parte, se orquestan campañas en la sombra para debilitar a la ministra con el objetivo de que acabe aceptando el papel de Podemos como motor del nuevo Frente Amplio. Iglesias ya está fuera de la política, pero los de Díaz le acusan de generar «ruido».

Todo es guerra en ese frente. De tal manera que el caos puede favorecer al partido de izquierdas alternativo tanto al PSOE como a Podemos. Se trata de Adelante Andalucía, que ahora ha quedado en manos de los anticapitalistas liderados por Teresa Rodríguez, que tampoco brilla por la unidad de sus miembros (integran esa coalición Anticapitalistas Andalucía, Primavera Andaluza, Izquierda Andaluza y Defender Andalucía), pero donde se percibe más optimismo con respecto a los comicios.

En cambio, en Podemos se van sumando las voces que dicen que Teresa Rodríguez puede dar la «sorpresa». Las encuestas dan a Adelante Andalucía entre uno y tres escaños. No es mucho. Pero Podemos se mueve alrededor de los siete, con algunos sondeos generosos que elevan la coalición hasta diez diputados. El problema es que las relaciones entre las facciones de IU, Podemos y Más País han empeorado radicalmente, y algunas fuentes avisan de una posible desmovilización de los militantes morados. De ahí que Podemos lanzara el martes una campaña en redes sociales para movilizar a los suyos. Todo es guerra preventiva cuando las elecciones puede ir mal, y cada actor buscará en su socio al culpable del fracaso.

Adelante Andalucía decidió desde hace meses su plan de concurrir en solitario a las elecciones, tal y como publicó en exclusiva este diario. Y aunque la idea del sorpasso de Teresa Rodríguez al bloque de Unidas Podemos y Más País puede parecer ciencia ficción, hay cuadros morados que alertan sobre ello. Y, según dicen, incluso en Adelante Andalucía se comenta, aunque oficialmente evitan manifestarlo para evitar elevar las expectativas. En algunas provincias, como las de Huelva o Cádiz, hace falta alrededor de un 7% de votos para sacar un escaño, y la formación que más aglutinará a la izquierda alternativa al PSOE se hará con ese botín.

Rostro en la papeleta

Tal vez por esta razón Teresa Rodríguez ha decidido poner su rostro en la papeleta. En lugar que un logo, Adelante Andalucía presentará una fotografía de su candidata, quien, por cierto, rompió con Podemos hace meses después de una desavenencia muy dura con el resto de dirigentes de Izquierda Unida en la asamblea regional. Desde Adelante Andalucía recordaron que otros políticos como Pablo Iglesias, Manuela Carmena, Ada Colau, Iñigo Errejón y Carles Puigdemont eligieron el mismo planteamiento.

De momento, las encuestas vaticinan una estimación de voto para Por Andalucía (Podemos, IU y Más País), casi el doble que Adelante Andalucía. La diferencia es de un 5% de votos. Sin embargo, queda un mes para la votación, y los anticapitalistas aspiran a una ‘remontada’. Podemos, por su parte, debería poder sumar cuatro dirigentes en los «puestos de salida». Ese era su contrapartida por ceder a IU la candidatura (con el aval de Yolanda Díaz). Sin embargo, Inma Nieto no despierta el entusiasmo morado: para algunas fuentes consultadas es una «desconocida» y una política con un perfil demasiado de aparatchik.

Teresa Rodríguez es todo lo contrario. Una figura muy conocida a nivel público y que puede aspirar a presentarse como outsider, a pesar de que lleve dos legislaturas en las instituciones. «Por Andalucía es mucho ruido, mientras que Adelante Andalucía es conocida y es la alternativa al PSOE por la izquierda. Quedarán por delante [de Podemos]. Muy mal lo tendría que hacer Teresa Rodríguez para no quedar por delante», vaticinan algunos.

Teresa Rodríguez, en definitiva, puede capitalizar todo el voto de izquierda de protesta al Ejecutivo de Pedro Sánchez. De ahí que en Podemos sostienen que Yolanda Díaz no aparecerá demasiado en la campaña, para «no quemarse» en el caso de un resultado negativo. Y que aunque acuda, su impacto puede que no sea suficiente: «La gente no vota un plan de ERTE», zanjan algunos.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D