The Objective
Publicidad
España

Albares apremia a las embajadas a nacionalizar rápido a nietos de exiliados ante el año electoral

Exteriores envía una circular en la que pide organizarse ante un «volumen significativo» de solicitudes y abrir turnos especiales para agilizar los trámites

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha enviado una circular interna a las embajadas y consulados de España en el extranjero, a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, en la que les apremia a estar listos ante el «volumen significativo» de solicitudes de nacionalidad que les va a llegar en los próximos meses con la entrada en vigor de la ley de Memoria Democrática, en la que miles de descendientes de españoles podrán tramitar la nacionalidad aunque sus antecesores la hayan perdido o renunciado a ella por razones políticas, ideologías de creencia o de orientación e identidad sexual.

El texto de la citada ley, que fue aprobado por el Senado la pasada semana -con 128 votos a favor, 113 en contra y 18 abstenciones- ya solo está pendiente de publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y contiene una disposición adicional octava que beneficia a los descendientes de españoles que huyeron de España por la Guerra Civil y el periodo dictatorial del general Franco. Todo ello después de que se haya puesto fin al voto rogado que tantas trabas provocó desde su aprobación en 2011 con el PSOE en el poder, por lo que en las próximas elecciones se espera un gran incremento de la participación en el voto exterior.

A esta disposición se la ha llamado la ‘ley de nietos’, ya que amplía la concesión de la nacionalidad española a los descendientes de los exiliados. La ley de Memoria Histórica, aprobada en 2007 bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, excluyó en la práctica a estos últimos al cubrir únicamente a cerca de 250.000 personas que lo solicitaron. España solo aceptó la mitad de las casi 500.000 peticiones que hubo. Concretamente, al 52,8% de las peticiones de nacionalidad de descendientes de exiliados del franquismo que se entregaron en los consulados, la gran mayoría de ellos en Francia, México, Argentina, Venezuela y Cuba.

Alrededor de 250.000 solicitudes de nacionalidad

Esta disposición adicional pretende beneficiar ahora a los nietos a los que no les cubrió el paraguas de la ley de Memoria Histórica. De ahí que el Ejecutivo de Pedro Sánchez estime que con la Memoria Democrática podrían llegar otras 250.000 solicitudes de nacionalidad en los próximos meses. Según el diario argentino La Nación, la cifra en este país podría superar las 60.000 peticiones.

La ‘ley de nietos’ da un plazo de dos años para entregar las peticiones de nacionalidad con la posibilidad de un año de prórroga

La ‘ley de nietos’ da un plazo de dos años para entregar las peticiones de nacionalidad con la posibilidad de un año de prórroga si el Consejo de Ministros así lo acuerda al término de los 24 meses, pero fuentes diplomáticas consultadas por este diario creen que el aluvión de solicitudes no hará necesaria dicha extensión ante «la urgencia de disponer votantes».

La circular de Albares adelanta que la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, dependiente del Ministerio de Justicia, está ultimando una instrucción sobre el derecho de opción a la nacionalidad española que se publicará también en el BOE y que Exteriores está preparando los contenidos para su página web, «que serán oportunamente circulados» dentro de un plan de comunicación específico para este asunto.

«Asimismo, se está elaborando un folleto informativo que va a ser distribuido en formato PDF a las Oficinas Consulares para que puedan imprimirlo y distribuirlo entre las personas interesadas. Se recomienda, asimismo, realizar acciones divulgativas, una vez entre en vigor la citada Ley, con los colectivos, asociaciones e instituciones españolas que puedan existir en esa demarcación consular, así como, de haberlo, con el Consejo de Residentes Extranjeros», emplaza Albares a los destinatarios de su cable diplomático.

En cuanto a los recursos humanos, el ministro anuncia en su circular que «se reforzarán» los consulados «que se espera sufran un mayor impacto» por la ley recién aprobada, «tomando como referencia de partida los datos de carga de trabajo que en su día generó la Ley de Memoria Histórica».

Albares instruye a las embajadas y consulados para que aquellas unidades que no sean reforzadas y consideren que lo tienen que ser, expliquen las razones a Personal y Asuntos Jurídicos del ministerio por las que requieren «refuerzo de personal» y, en su caso, «una estimación de las necesidades» y de los equipos informáticos «adicionales» que se vayan a necesitar, aunque Exteriores adelanta que seguramente habrá «retrasos en la cadena de suministros a nivel internacional» por culpa de la escasez de componentes.

«En caso de no resultar posible acomodar en sus actuales instalaciones a los nuevos efectivos», subraya el departamento de Albares, «los ciudadanos que vayan a realizar los trámites de nacionalidad y/o los expedientes tramitados, podrá proponer a estos servicios centrales el arrendamiento temporal de nuevos espacios de oficinas/archivo o la contratación de servicios de custodia externa de documentos».

Exteriores deja claro que se prevé que «en los primeros días» tras la entrada en vigor de la ley de Memoria Democrática se va a recibir «un volumen significativo» de solicitudes de nacionalidad en algunas oficinas consulares, por lo que plantea la conveniencia de establecer un sistema de cita previa y seguir «en cualquier caso» las previsiones recogidas en la instrucción que el ministerio «va a circular próximamente».

Asimismo, el departamento de Albares abre la posibilidad de que los consultados puedan atender «sin cita a los hijos e hijas mayores de edad de aquellos españoles a quienes les fue reconocida su nacionalidad» con la Memoria Histórica. «Los expedientes presentados por estos solicitantes van a ser relativamente sencillos, al estar formados fundamentalmente por la solicitud, su certificado de nacimiento y el certificado de nacimiento de su padre/madre español. En ese caso, solo se atendería con cita previa a los demás solicitantes», se indica en la circular.

Albares abre la puerta a los turnos especiales

Incluso, se emplaza a las embajadas y consulados a establecer un turno «especial» de atención, «fuera del horario habitual de atención al público», atendido por los efectivos de refuerzo eventualmente autorizados. A juicio de las citadas fuentes, es una prueba del interés por parte de Albares para que se agilicen las nacionalizaciones antes del ciclo electoral de 2023.

El equipo de Albares traslada la premura de concluir con las solicitudes de nacionalidad que quedan pendientes de la norma de 2007

Por último, el equipo de Albares traslada la premura de concluir con las solicitudes de nacionalidad que quedan pendientes de la norma de 2007, aprobada en tiempos de Zapatero. «Dado el impacto que tendrá la nueva ley de la Memoria Democrática, se recuerda la importancia de resolver a la mayor brevedad los expedientes que se encuentren pendientes. (…) Se recuerda que entre los beneficiarios de la disposición adicional octava de la ley de Memoria Democrática se encuentran precisamente los hijos e hijas mayores de edad de aquellos españoles a quienes les fue reconocida su nacionalidad de origen».

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D