The Objective
Publicidad
Gente

Penélope Cruz sigue los pasos de su amiga Salma Hayek y crea su productora

La actriz madrileña es la última en sumarse a la lista de compañeras de profesión que han creado su propia empresa en la industria cinematográfica

Penélope Cruz sigue los pasos de su amiga Salma Hayek y crea su productora

Gtres

Una vez pasada la fiebre de la doble nominación a los Oscar del matrimonio formado por Penélope Cruz y Javier Bardem, la actriz da un paso más en su productiva vida laboral. Y no es que le hayan llovido los guiones, que también, sino que la de Alcobendas ha decidido seguir los pasos de otras compañeras de trabajo y crear su propia productora. Su ambición por crecer en su profesión le ha llevado a probar suerte en otras áreas del séptimo arte como ya ha hecho su gran amiga, Salma Hayek.

Hace una semana saltaba la noticia del nuevo proyecto laboral de la protagonista de Madres paralelas. Este no era otro que el hecho de haberse asociado con The Mediapro Studio para lanzar su propia compañía bajo el nombre de Moonlyon -LunaLeón, el nombre de sus dos hijos-. La empresa nace con el objetivo de convertirse en un sello internacional e independiente dedicado a la producción de contenido de primer nivel tanto de ficción como de no ficción, según El Confidencial.

Tras su nominación con Javier Bardem, Penélope Cruz ha creado su propia productora. Gtres
Tras su nominación con Javier Bardem, Penélope Cruz ha creado su propia productora. Gtres

La intérprete se ha mostrado feliz con este nuevo reto: «Siempre me ha entusiasmado contar nuevas historias y contribuir al proceso de filmación. Por eso he decidido formar Moonlyon», ha dicho. Además, se ha deshecho en halagos con Mediapro, «una empresa que conozco íntimamente y que tiene una valiosa experiencia de posicionamiento internacional. Nuestro objetivo es que Moonlyon se convierta en un referente de calidad con personalidad propia».

Salma Hayek, la amiga de Penélope Cruz que va de éxito en éxito

A punto de cumplir años el próximo 28 de abril, Penélope Cruz sigue teniendo sueños en su profesión. No le vale con ser nuestra actriz más internacional, no le vale con tener un Oscar en su haber, no le vale con ser una de las intérpretes mejor valoradas de nuestro país y parte del extranjero. Quiere más. Trabajadora incansable, aunque los directores se la siguen rifando, la madrileña quiere probar suerte también en el otro lado. Ya ha estado delante y detrás de la cámara, y ahora también quiere producir.

No es la primera ni será la última. A la mujer de Javier Bardem le ha picado el gusanillo de la producción como ya ha ocurrido con otras amigas y colegas de profesión. Tiene un ejemplo bien cerca. Una de sus mejores amigas, Salma Hayek, fundó Ventanarosa en el año 1999. El primer largometraje que produjo fue El coronel no tiene quien le escriba, basada en la novela de Gabriel García Márquez.  Dirigida por Arturo Ripstein, fue elegida para representar a México en la categoría de Mejor Película Extranjera en los Oscar. Fue el primero de muchos éxitos.

Salma Hayek bien puede ser el espejo en el que se mire Penélope a la hora de ejercer de productora. Gtres
Salma Hayek bien puede ser el espejo en el que se mire Penélope a la hora de ejercer de productora. Gtres

Como no podía ser de otra manera Frida también fue producida por la empresa de su protagonista, un taquillazo que se llevó dos estatuillas en el año de su estreno. Y de ahí a la pequeña pantalla. Salma se involucró al máximo en la adaptación americana de la telenovela colombiana Yo soy Betty La Fea que se emitió durante cuatro años por la ABC.

Hace solo unos días se anunció el comienzo del rodaje de la película Quiero tu vida para la plataforma de streaming Vix+, que producirá Ventanarosa con TelevisaUnivisión. La historia contará la vida de un joven futbolista que vive totalmente hundido pensando cómo habría sido su vida si una lesión no hubiera puesto punto y final a su carrera deportiva.

Reese Witherspoon, un pelotazo de 758 millones de euros

Otro espejo en el que puede mirarse Penélope Cruz es el de Reese Witherspoon. Un ejemplo de productora de éxito. Su papel en las entregas de Una rubia muy legal le dio el impulso para querer cambiar una industria tradicionalmente machista. Y se lanzó a ello. La actriz solo quería conseguir papeles que consideraba interesantes no solo para su propia carrera, sino también para la de otras mujeres. Por eso se implicó en conseguir más minutos para las actrices que no fueran blancas. Y fundó Pacific Standard Film.

Reese Witherspoon cosechó éxitos en la producción y vendió su compañía en una operación sin precedentes. Gtres
Reese Witherspoon cosechó éxitos en la producción y vendió su compañía en una operación sin precedentes. Gtres

A partir de ahí y tras seguir analizando la presencia femenina en los distintos rodajes, comenzó a contemplar incluir a mujeres del colectivo LGTBQ+ o con diversidad funcional. Pero es que además, su determinación y su olfato para los negocios la hicieron conseguir un acuerdo de paridad salarial cuando aterrizó en HBO con Big Little Lies. Llegó, le dio la réplica a Laura Dern, Nicole Kidman y Zoë Kravitz, y triunfó.

Sumó dos exitazos más pero con Hello Sunshine, creada en 2018. Uno de ellos The Morning Show junto a Jennifer Aniston, y vendió. ¿La cifra? 900 millones de dólares (758 millones de euros). Ese fue el montante estimado por The Wall Street Journal tras la operación por la que Reese se convirtió en la actriz más poderosa del celuloide.

Drew Barrymore, de niña de ‘E.T.’ a productora

Siempre será la inolvidable niña de E.T. y también uno de los juguetes rotos que ha sabido resurgir de sus cenizas. Alcohol, drogas, adicciones cuando aún no había llegado a la adolescencia y una larga ristra de películas malas parecían haber dado al traste con la imagen y la carrera de Drew Barrymore. Pasó por una clínica de desintoxicación y retomó su carrera, ampliando sus conocimientos a la productora de cine que creó, Flower Films. Nunca me han besado y Doonie Darko fueron los dos primeros éxitos que llegaron en su nueva etapa como empresaria.

Tras una infancia complicada, Drew Barrymore resurgió de sus cenizas y se convirtió en una productora de éxito. Gtres
Tras una infancia complicada, Drew Barrymore resurgió de sus cenizas y se convirtió en una productora de éxito. Gtres

Barrymore tuvo buen ojo y decidió protagonizar muchas de las películas que además produjo. La mayoría, éxitos de taquilla tanto en Estados Unidos como en todo el mundo. Ese es el caso de la saga de Los ángeles de Charlie, en las que comparte protagonismo con Cameron Diaz y Lucy Liu. También escogió un buen partener para el rodaje de Tú la letra, yo la música junto a Hugh Grant o Adam Sandler en 50 primeras citas.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D