The Objective
Publicidad
Lifestyle

¿Qué ocurre si hago dieta y como frutos secos?

Estos alimentos tienen multitud de beneficios para el organismo si se toman de forma adecuada

¿Qué ocurre si hago dieta y como frutos secos?

Diferentes tipos de frutos secos | Pixabay

Hay muchas personas a las que les gustan los frutos secos pero temen comerlos por si provocan que engorden. No obstante, varios estudios nutricionales han demostrado que esta teoría no es completamente cierta. Hay algunos frutos secos que están recomendados para comer entre horas y que son muy saludables para tomarlos en unas condiciones determinadas. Por tanto, en caso de ser amante de los frutos secos, solo hay que seguir una serie de recomendaciones.

Es más, este tipo de alimento puede ayudar a adelgazar en caso de comerlos de la forma adecuada. Los frutos secos aportan los nutrientes necesarios para llevar una alimentación saludable y equilibrada. De esta forma, aportarán lo que el cuerpo pide y será posible no recurrir a otros alimentos mucho menos saludables.

No obstante, hay que comerlos con cuidado, moderación y sabiendo bien cuáles son las cuestiones a tener en cuenta. No es igual de sana una bolsa entera de almendras fritas que tomarse unos pocos pistachos crudos o algunas nueces después de comer. Básicamente, todo tiene su momento y hay que hacerlo en su justa medida.

Tomarlos siempre en crudo y sin añadidos

Los frutos secos son muy ricos en proteínas y tienen grasas saludables. Comerlos entre horas sirve para saciar el hambre, pero pasarse de la cantidad puede tener también efectos no deseados. Además, la forma de consumirlos también es un elemento clave para evitar arrepentirse de tomarlos.

En el caso de las nueces, por ejemplo, son ricas en ácidos grasos omega-6 (ácido linoleico) y ácidos omega-3. Además, tienen importantes propiedades antioxidantes y ayudan a reducir el colesterol. Es muy importante comerlas crudas y sin ningún tipo de aditivo externo que puede hacer que pierdan todas sus propiedades.

Uno de los platos más usados con nueces en ellos es acompañarlas con algún tipo de queso como postre después de la comida. Además, en caso de no estar siguiendo una dieta estricta, el membrillo también es una buena combinación con este alimento, aunque está claro que esto ya es una cuestión de gustos.

Otro fruto seco muy consumido son las almendras. Estas generan masa muscular sin grasa y, además, están recomendadas para adelgazar. Tienen muchos antioxidantes y reducen el colesterol LD. No obstante, al igual que todos los alimentos, hay que consumirlas con cuidado y sin abusar con las cantidades. Además, es importante que estén crudas y no tengan ningún tipo de aditivo adicional que pueda quitarle propiedades.

Esto es importante porque el mal consumo de las almendras puede acabar con los efectos de cualquier dieta. Al cocinarlas o añadirles sal perderán todas sus propiedades y dejarán de ser un alimento tan saludable. Pasarán de ser recomendables para adelgazar a ser un potencial fruto seco que haga engordar.

Los pistachos son un gran aliado para tu salud

Frutos secos.
Frutos secos. Foto: Pixabay

Los pistachos, por otra parte, ayudan a reducir el nivel de colesterol en sangre y también la diabetes de tipo 2. Es uno de los alimentos más completos en cuanto a los beneficios nutricionales; además, contienen proteínas, aminoácidos esenciales y fitonutrientes como la arginina y la leucina. La primera ayuda en la pérdida de grasa y aumenta la masa muscular, mientras que la segunda es beneficiosa para sintetizar las proteínas.

El contenido calórico de este fruto seco, no obstante, es muy alto. Por ello hay que tener más cuidado con él en caso de estar buscando adelgazar o siguiendo una dieta: 50 gramos de pistachos equivalen a unas 300 calorías. Por ello, hay que comerlo con moderación, pero sus propiedades permiten tomarlo entre horas para saciar el hambre.

Aunque siempre ha habido una percepción de que los frutos secos no son del todo buenos en caso de querer adelgazar, esta percepción es errónea. Son alimentos muy sanos en caso de tomarlos con moderación y no añadirles sal o aceite. Nunca hay que consumir almendras o pistachos fritos o con mucha sal. Hay que hacerlo cuando estén crudos porque, además de que sabrán igual de ricos, permitirán seguir con la dieta sin ningún problema.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D