Al menos 35 heridos durante las protestas de hoy en Cataluña

Mundo ethos

Al menos 35 heridos durante las protestas de hoy en Cataluña
Foto: Alejandro Garcia

Al menos 35 personas han resultado heridas, una de ellas por contusión ocular, durante las protestas de este viernes contra la sentencia del procés, que coinciden con la huelga general convocada en Cataluña por dos sindicatos independentistas, informa Efe.

Unas 525.000 personas —según la Guardia Urbana—, procedentes de diferentes puntos de Cataluña, participan en el centro de Barcelona en la manifestación principal de esta huelga general, que ha comenzado formalmente a las cinco de la tarde. Estaba planteada como una manifestación por el paseo de Gracia pero, ante el alud de gente, se ha convertido prácticamente en una concentración frente al escenario, que está ubicado a la altura de Diputación, ya cerca de Plaza Catalunya, informa Efe.

Según ha informado el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), la mayoría de asistencias se han producido en la ciudad de Barcelona, con un total de 25 hasta las 20:00 horas, donde un día más se están produciendo enfrentamientos en el centro de la ciudad entre policías y manifestantes violentos. De estos 25 heridos, 19 han sido dados de alta in situ, cinco han sido trasladados a centros hospitalarios y una asistencia está aún activa.

A lo largo de la jornada el SEM también ha atendido a dos personas en Tarragona que han sido dadas de alta in situ; una en Molins de Rei (Barcelona); una en Montcada i Reixac (Barcelona); una en Terrassa (Barcelona); una en Alella (Barcelona); una en la carretera C-58 de acceso a Barcelona y tres en Lleida.

Los manifestantes han llegado a la ciudad condal mayoritariamente a pie, muchos a través de las denominadas «marchas por la libertad» procedentes de diversos puntos de Cataluña. La cabecera está dominada por el lema «Por los derechos y las libertades, huelga general», con el logo del sindicato convocante, Intersindical-CSC, y un lazo amarillo.

Protestas desde primera hora

Por la mañana, varios grupos de manifestantes cortaron carreteras y autopistas catalanas desde primera hora. Centenares de ellos, convocados por el colectivo Pícnic per la República, bloquearon también los accesos a la Sagrada Familia de Barcelona.

Sobre las 11:00 horas los activistas convocados por Pícnic per la República –que el pasado fin de semana ocuparon el vestíbulo de la estación de Sants– fueron llegando a la Sagrada Familia, portando esteladas y entre gritos de «Libertad presos políticos» y «Fuera las fuerzas de ocupación».

Centenares de manifestantes se distrubuyeron por los accesos al templo en la calle Marina y la calle Sardenya –algunos de ellos se han sentado en el suelo– para impedir la entrada y salida de visitantes a la Sagrada Familia, que ha quedado cerrada. El bloqueo de los accesos ha provocado que algunos turistas y trabajadores hayan quedado encerrados dentro del recinto, aunque más tarde han podido ser evacuados.

Una de las carreteras bloqueadas fue la de la frontera con Francia, que se cortó en ambos sentidos, según el Ministerio de Fomento. En concreto, los manifestantes cortaron la AP-7 en ambos sentidos a la altura de La Jonquera, en Girona, y la AP-2 en el punto kilométrico 179, en Lleida.

Además, se cortó la N-249 en el kilómetro 79,5, donde Fomento ha informado de que se han quemado neumáticos y la A-2 en varios sitios en Lleida. Los manifestantes también cortaron la N-2 cerca de la frontera con Francia y la N-145 en su comienzo.

También se cerraron parcialmente al tráfico dos de las principales arterias de Barcelona, la Avenida Meridiana y la Ronda del Litoral. Poco después se reabrieron las dos rondas de circunvalación de Barcelona y la avenida Meridiana, tras ser sofocada la barricada que ardía en la Ronda de Dalt y de disolverse las manifestaciones que cortaban las vías.

La web del Servei Català del Transit han informado de que también están cortadas la C-25 en Manresa (Barcelona) y en Santa Coloma de Farners (Girona). Igualmente, están cortadas la B-522 a la altura de Manlleu (Barcelona), la C-14, en Pons (Lleida) y la C-153 en Roda de Ter (Barcelona). Advierte además de que la situación de este viernes es «muy cambiante» y, por tanto, pide a los ciudadanos que consulten en su mapa las incidencias en las carreteras para tener la información actualizada.

En total, en las primeras horas de la jornada de huelga se han cortado una veintena de carreteras catalanas, a las que se suman las autopistas. A lo largo del día se espera que muchas calles de Barcelona se cierren al tráfico, pues coinciden en la ciudad la convocatoria de una huelga general y la llegada de las cinco «Marchas por la Libertad» desde cinco localidades de Cataluña, que confluyen este viernes en la capital catalana.

Esta huelga llega después de la cuarta noche de disturbios en Barcelona, en la que se han producido enfrentamientos entre los manifestantes independentistas y grupos de ultras de extrema derecha, que se han lanzado objetos y que han acabado con la agresión de un manifestante.

La huelga registra un seguimiento inferior al 50%

La huelga general convocada en Cataluña registra un seguimiento inferior al 50% en la mayoría de sectores, como la función pública (30,39%), la enseñanza pública (43%) o la sanidad pública (26,3%) salvo en la universidad y el comercio, donde se han registrado seguimientos del 90% y de entre el 60% y el 80%, respectivamente.

El conseller de Trabajo de la Generalitat, Chakir El Homrani, ha hecho este balance de la incidencia que ha tenido hasta las 12:00 horas la huelga general convocada en Cataluña por los sindicatos independentistas Intersindical CSC e IAC.

En la enseñanza privada, el seguimiento ha sido del 26%, del 35% en la concertada, mientras que en el transporte público la mayor afectación se ha dado en el metro, con un 36% de seguimiento, al tiempo que la Generalitat no ha facilitado datos de la industria, si bien el consumo energético se ha reducido un 10,11 en relación al registrado ayer.

Vuelos cancelados en el aeropuerto de El Prat

La huelga ha provocado también la cancelación preventiva de 57 vuelos en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, que ha empezado el día con normalidad. La mayor parte de los vuelos cancelados, 36, debían ser operados por la aerolínea Vueling, que ya anunció el jueves que los anulaba preventivamente. También se han cancelado 12 vuelos del Puente Aéreo Madrid-Barcelona de Iberia y el resto corresponden a otras compañías aéreas.

A pesar de estas cancelaciones, las primeras horas se desarrollan con normalidad en el aeropuerto, bajo un fuerte dispositivo policial, con presencia tanto de Mossos d’Esquadra como de Policía Nacional y Guardia Civil en distintos puntos para evitar que se repitan situaciones como las del pasado lunes, cuando miles de manifestantes colapsaron la instalación.

Además, un crucero con 918 pasajeros que tenía previsto parar en Barcelona ha tenido que ser desviado a Valencia por los disturbios en la ciudad. El crucero atracará mañana a las 08:00 horas y permanecerá en Valencia hasta las 16:00, cuando zarpará destino a Barcelona, donde está previsto que esté durante la jornada del domingo.