Maduro inicia su segundo mandato aislado, sin reconocimiento y jurando por Chávez

Política y conflictos

Maduro inicia su segundo mandato aislado, sin reconocimiento y jurando por Chávez
Foto: Boris Vergara

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asume un segundo mandato de seis años, considerado ilegítimo por gran parte de la comunidad internacional, con la crisis económica, política y social más profunda de su historia contemporánea.

El año pasado el país cerró con una inflación de casi 1.700.000%, la economía es hoy en día 58% más pequeña que en 2013, actualmente hay 288 presos políticos –según la ONG Foro Penal– y hay más homicidios al año que en un país en guerra (con una tasa de 81,4 crímenes por cada 100.000 habitantes, Venezuela continúa siendo el país más violento de América Latina). Cifras muy duras y claras, pero lo que no queda claro es qué sucederá en Venezuela si más allá de las advertencias, Maduro no recibe un reconocimiento internacional activo y diplomático de la toma de posesión celebrada este jueves.

El acto no ha contado con el respaldo de jefes de Estado y de Gobierno como ocurría anteriormente durante el chavismo. Solo 20 delegaciones internacionales llegaron a Venezuela para la ceremonia: Antigua y Barbuda, Argelia, Belice, Bolivia, China, Congo, Dominica, El Salvador, Gabón, Granada, Irán, Mozambique, Nicaragua, Palestina, Rusia, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Suriname, Trinidad y Tobago y Turquía.

Abjasia y Osetia del Sur enviaron representación aunque a estos sólo los reconocen cinco países en el mundo ya que son una escisión de Georgia.

Los únicos presidentes que han asistido son Evo Morales, de Bolivia; Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Daniel Ortega, de Nicaragua, y Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador. No ha habido representación por parte de la Unión Europea ni del Grupo de Lima –Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana, Santa Lucía y México– en la ceremonia.

Por su parte el presidente de la Asamblea Nacional opositora ha comentado en su cuenta de Twitter sobre los carteles que ha colgado en las calles el Gobierno para el evento de este jueves:

 

Futuro incierto

Se espera que a partir de este 10 de enero el país se enfrente a un escenario de mayor aislamiento internacional debido a las dificultades para el acceso a fuentes financieras internacionales. Maduro ha jurado por el presidente fallecido y  predecesor, Hugo Chávez, y ha añadido: «Cumpliré y haré cumplir todos los postulados y mandatos de la Constitución para defender la integridad de patria».

Maduro, quien gobierna desde abril de 2013, ganó con amplio margen las elecciones presidenciales de mayo de 2018, ya que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlas fraudulentas, y porque sus principales representantes estaban inhabilitados o presos. Tras esos comicios, 46 países desconocieron su reelección, pero también algunos optaron por una postura de neutralidad o tímido apoyo.

La UE, Estados Unidos y el Grupo de Lima rechazaron de manera directa esa elección adelantada por la oficialista Asamblea Constituyente. 

Maduro ha jurado en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y no en la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, –como debe ser de acuerdo con la Constitución–. El oficialismo señala que la AN está “en desacato”, por lo que debe ser disuelta, y por eso ha considerado que la toma de posesión ante el Tribunal Supremo de Justicia es válida.

A pocas manzanas del TSJ la crisis continuaba siendo evidente. Un tweet de una periodista mostró la cola de un grupo de personas esperando para poder comprar harina, uno de los productos de primera necesidad que escasea.

 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llega al Tribunal Supremo venezolano. | Foto: Yuri Cortez | AFP

Coincidiendo con la investidura, la Organización de Estados Americanos (OEA) celebraba una sesión extraordinaria para abordar la situación de Venezuela.

Mapa general del reconocimiento internacional a Nicolás Maduro. | Infografía: Gabriela Policarpio | The Objective

Heredero político de Hugo Chávez (1999-2013), el exchofer de autobús y exsindicalista gobierna con mano fuerte tras haber sacado del juego a sus adversarios, con el control institucional y el apoyo de los militares, a quienes ha dado enorme poder económico.

 

Posición de los países de América Latina hacia el nuevo mandato de Nicolás Maduro. | Infografía: Gabriela Policarpio

Posición de los países de Centroamérica, Norteamérica y El Caribe hacia Maduro. | Infografía: Gabriela Policarpio

Reconocimiento de los países en África a Maduro. | Infografía: Gabriela Policarpio

Posturas hacia Maduro en el continente europeo, asiático y Oceanía. | Infografía: Gabriela Policarpio

 

A pesar de que la oposición y parte de la comunidad internacional han señalado que no reconocerán un nuevo mandato de Maduro, este anunció el lunes que juraría el cargo para “cumplir la voluntad popular”.