The Objective
Publicidad
Sociedad

El Gobierno lanza un proyecto para ayudar a las temporeras a montar negocios en Marruecos

Wafira contará con 250 mujeres marroquíes como participantes que recibirán una formación financiada casi totalmente por la UE

El Gobierno lanza un proyecto para ayudar a las temporeras a montar negocios en Marruecos

Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Poco después del viraje del Gobierno con respecto al Sáhara Occidental, con lo que esto supone para las relaciones entre España y Marruecos en materia de inmigración, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha anunciado la puesta en marcha un proyecto de migración regular por el que 250 mujeres marroquíes que recogen frutos rojos en Huelva se formarán para poder crear su propio negocio cuando vuelvan a su país.  

El proyecto Wafira (que significa abundancia en árabe) tiene como objetivo que «cuando regresen a Marruecos puedan emprender por sí mismas y poner en marcha actividades laborales que contribuyan a su desarrollo socioeconómico», según explica el ministerio en un comunicado. 

Wafira complementa el programa de migración circular mediante contratación en origen GECCO, por el que vienen cada año estas temporeras a Españan, principalmente a Huelva. 

Financiado por la UE 

El proyecto está financiado por la Unión Europea a través del mecanismo Migration Partnership Facility, «que busca fortalecer las relaciones sobre la base de la colaboración en materia de migración regular». 

En total, el presupuesto es de 3,25 millones de euros, según informan a THE OBJECTIVE desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. El 95% de este presupuesto viene de la contribución de la UE, mientras que lo demás «corre a cargo del resto de socios del proyecto». 

En él participan la Secretaría de Estado de Migraciones, el Ministerio de Inclusión Económica, de la Pequeña Empresa, del Empleo y de Competencias de Marruecos, junto con la Agencia Nacional de la Promoción del Empleo y de las Competencias marroquí (Anapec), la Organización Internacional del Trabajo, Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, ICMPD y la Comisión Europea.

La mayor parte del dinero «se va a dedicar tanto al apoyo financiero que se ofrece a estas mujeres como a la formación y al apoyo técnico que recibirán por parte de la OIT y de Anapec una vez que retornen a Marruecos y pongan en marcha sus actividades generadoras de ingresos», explican desde el ministerio.  

Las participantes, seleccionadas en Marruecos

Las mujeres que formarán parte de Wafira «son seleccionadas por un comité en el que participan todos los socios del proyecto en base a unos criterios previamente acordados». Su selección tiene lugar en Marruecos y para esta primera etapa piloto del proyecto se han seleccionado en las regiones de Tánger y Rabat, donde se llevará a cabo el desarrollo de sus negocios en la última fase. 

Una vez aquí, será Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía la encargada de ofrecer la formación a estas mujeres, que se realizará en su mayoría fuera del horario laboral, y que será adaptada a sus perfiles y realidades e impartida en su lengua materna. 

Diseñar un plan de negocio

Las primeras participantes del proyecto Wafira son 50 mujeres que llegaron a finales del año 2021 y que tienen prevista su vuelta a Marruecos en junio de 2022. En una segunda parte del proyecto se repetirá la fase de preparación, que consiste en unas sesiones de información y preparación previas a la llegada a España, con otras 200 mujeres que llegarán al país a finales de 2022. 

La segunda fase del proyecto, la de movilidad, está compuesta de programas de formación y capacitación para las participantes. Lo que se busca conseguir es que al final de esta formación, cada una de ellas haya diseñado su propio plan de negocio. 

El último paso es la fase de retorno y reintegración, que se llevará a cabo en junio de este año con el primer grupo y en durante el verano de 2023 con el segundo. Esta etapa consiste en el despliegue en Marruecos de los planes de negocio diseñados durante la formación. 

Tras su regreso a Marruecos y durante un año, estas mujeres recibirán apoyo técnico del personal del proyecto y de la Agencia Nacional de la Promoción del Empleo y de las Competencias marroquí (Anapec), que también forma parte de Wafira.  Además, recibirán financiación para ayudarlas en la puesta en marcha de su negocio.

Se espera que el proyecto tenga una duración de 36 meses, explican desde el ministerio, con lo que llegaría hasta octubre de 2024. A partir de ahí, se ha «diseñado un plan de sostenibilidad de tal manera que cuando finalice Wafira, las mujeres temporeras marroquíes puedan seguir recibiendo esa formación en España, en paralelo con su trabajo, y también para que una vez que vuelvan a Marruecos tengan acceso a crédito a través de una entidad local y puedan recibir el acompañamiento técnico por parte de Anapec». 

Así, desde el ministerio afirman que están «diseñando un proyecto que pueda mantenerse por sí mismo en el futuro».

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D