The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Suiza

Suiza dice 'no' a la energía nuclear y apostará por las renovables

Redacción TO
Última actualización: 12 Dic 2018, 9:04 pm CET
Foto: FABRICE COFFRINI | AFP PHOTO

Los suizos han aprobado este domingo por mayoría en un referéndum abandonar progresivamente la energía nuclear y apostar por las renovables. El 58,2% de los votantes suizos ha apoyado el cambio y solamente cuatro de los 26 cantones han votado por el 'no'.

Este proyecto de revisión de la ley es el resultado de un largo proceso de reflexión iniciado después del accidente nuclear de Fukushima, provocado por el tsunami que golpeó las costas japonesas en marzo de 2011.

La nueva ley prevé impulsar energías renovables como la hidráulica, la solar, la geotérmica y la biomasa. La votación deja el camino libre al gobierno para implementar gradualmente estas medidas a partir del próximo mes de enero.

Los partidarios del cambio se mostraron eufóricos al comprobar que las nuevas energías habían recibido tanta aceptación, ya que las últimas encuestas insinuaron que el 'no' estaba ganando terreno. "Es un día histórico para el país", ha manifestado Adele Thorens, parlamentaria de los Verdes, en la radio pública RTS. "Suiza entrará finalmente en el siglo XXI en términos de energía".

De cualquier manera, este referéndum parece haber generado menos interés respecto a otros más recientes. En esta ocasión, la participación ha sido del 42,3%. La cifra es baja, aunque entra en la media de participación electoral de los dos últimos años, según la agencia ATS.

La estrategia energética gubernamental para 2050 consiste en desmantelar los cinco reactores nucleares que producen casi un tercio de la electricidad del país, al llegar a su vida operacional útil y segura. Sin embargo, las centrales nucleares suizas tienen licencias de explotación indefinidas y no existe una fecha límite clara sobre cuándo cerrarán.

En noviembre pasado, los suizos rechazaron acelerar la eliminación de las plantas limitando su vida a 45 años, algo que habría hecho clausurar este año tres de las cinco centrales. El nuevo plan energético no contempla un calendario claro para la eliminación completa de la energía nuclear, pero tiene un ambicioso objetivo para reducir el consumo de energía y mejorar su eficacia.

De este modo, fija valores indicativos de consumo energético promedio por persona en un año, estableciendo como marcador el 2000, con un objetivo de reducir esta cifra en un 16% para 2020 y en un 43% para 2035. El primer objetivo ya casi se ha alcanzado: el consumo de energía en la actualidad es un 14,5% más bajo que a principios del milenio, según el Gobierno helvético.