Todo listo en Singapur para la cumbre del siglo entre Donald Trump y Kim Jong-un

Política y conflictos

Todo listo en Singapur para la cumbre del siglo entre Donald Trump y Kim Jong-un
Foto: HANDOUT| Reuters

Donald Trump y Kim Jong-un ya se encuentran en Singapur, donde las delegaciones de ambos países ultiman los preparativos de la histórica cumbre, prevista para el martes a las 09:00 hora local en el hotel Capella de Singapur. La esperada reunión es la primera en la historia entre líderes de los dos países tras casi 70 años de confrontación iniciados con la Guerra de Corea (1950-1953) y de 25 años de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

Precisamente Trump ha asegurado este lunes que cree que las cosas irán «muy bien» en la cumbre, que comenzará con un encuentro a solas entre ambos mandatarios, según la Casa Blanca. «Como sabe, tenemos una reunión muy interesante mañana concretamente y creo que todo va a salir muy bien», ha declarado Trump al comienzo de un almuerzo de trabajo con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

Cuatro altos cargos políticos y diplomáticos de Washington y Pyongyang tomaron las riendas en la última y decisiva fase de las negociaciones y lograron reconducir una cumbre que parecía abocada al fracaso cuando Trump anunció por sorpresa su cancelación a finales de mayo. Entre los protagonistas en la sombra destacan Kim Yong-chol, mano derecha del dictador norcoreano, quien realizó una reciente visita a Trump en Washington que resultó determinante para reconducir las conversaciones, y Mike Pompeo, cuyo nombramiento como secretario de Estado de EEUU coincidió con la aceleración del diálogo bilateral.

Pese a su perfil más bajo, no menos importante ha sido el papel desempeñado por el diplomático estadounidense Sung Kim y la vicecanciller norcoreana, Choe Son-hui, ambos partícipes en las anteriores negociaciones bilaterales fallidas para la desnuclearización del régimen, informa Efe.

Delegación que acompaña a Trump

La Casa Blanca ha anunciado este lunes la delegación que acompaña a Trump en este viaje, que incluye a Mike Pompeo y al asesor de seguridad nacional del presidente, John Bolton, cuyas palabras irritaron al Gobierno de Pyongyang hace un mes, cuando declaró que EEUU quería seguir con Corea del Norte «el modelo de Libia», en referencia al acuerdo que Washington y Trípoli firmaron en 2003 y por el que el régimen libio eliminó su programa de armas de destrucción masiva y entregó su arsenal a cambio de incentivos económicos.

También están en Singapur el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly; la portavoz de Trump, Sarah Huckabee Sanders; la ‘número dos’ de Bolton en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC), Mira Ricardel; y el encargado de Asia en ese órgano, Matthew Pottinger, entre otros.

Trump 1

El presidente de Corea del Norte, Kim Jong Un, junto con el Primer Ministro de Singapur, Lee Hsien Loong. | Foto: Edgar Su/Reuters

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha asegurado que Trump está «bien preparado» para la reunión con Kim Jong-un, después de participar diariamente en sesiones informativas sobre el encuentro durante al menos la última semana. «La posición de Estados Unidos sigue siendo clara y no hay cambios», ha informado Pompeo en un comunicado.

Trump abandonará Singapur el martes por la noche tras su cumbre con el líder norcoreano, ha anunciado este lunes la Casa Blanca, que descarta así la posibilidad barajada en un momento de que la reunión pudiera prolongarse a un segundo día. «Al término de la cumbre, el presidente Trump participará en una rueda de prensa antes de marcharse en torno a las 20H00 (hora local) hacia Estados Unidos», ha señalado el Ejecutivo estadounidense.

De los insultos subidos de tono a la cumbre del siglo

«Pequeño hombre cohete» o «viejo chocho» son sólo algunos de los insultos que el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se intercambiaron en el último año antes de anunciar su histórica cumbre.

Conocidos por su tono poco diplomático -especialmente en el caso de Trump-, los protagonistas del encuentro llegaron a referirse en estos términos el uno al otro en un momento en el que las tensiones entre ambos países aumentaron.

«¿Por qué Kim Jong-un me llama ‘viejo’ si yo NUNCA le llamaría ‘bajo y gordo’? Intento tanto ser su amigo…», publicó Trump el 11 de noviembre de 2017 en su red social predilecta, Twitter, en el que supone uno de sus comentarios más célebres sobre el líder norcoreano.