El juez decreta prisión para dos de los cuatro detenidos por los atentados de Cataluña

General

El juez decreta prisión para dos de los cuatro detenidos por los atentados de Cataluña

Los cuatro sospechosos de los ataques en Barcelona y Cambrils, que dejaron 15 muertos, han sido imputados este martes por delitos de terrorismo. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decretado prisión para dos de ellos –Driss Oukabir y Mohamed Houli Chemlal-, y ha dictado que  Salh El Karib permanezca detenido en dependencias policiales, durante un máximo de 72 horas, hasta que pase a disposición judicial. Mohammed Aallaa ha quedado en libertad, pero debe presentarse todas las semanas ante el juzgado, según recoge el auto del Juzgado Central de Instrucción número cuatro de la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso The Objective.

El auto del juzgado establece que «esta sentencia no es firme«, y que frente a ella «cabe interponer un recurso de reforma y/o subsidiario de apelación ante este juzgado en el término de cinco días«.

Específicamente han sido imputados por «pertenencia a una organización terrorista, asesinatos terroristas y posesión de explosivos», entre otros cargos, ha declarado una fuente judicial a la agencia AFP.

Chemlal, ha admitido este martes ante el juez Fernando Andreu que él y sus compañeros en la célula terrorista planificaban un atentado de mayor envergadura con explosivos, ha informado AFP. Ha añadido que podría ser en contra de monumentos e iglesias. En específico mencionó que planeaban atentar contra la Sagrada Familia.

Nacido en Melilla, Chemlal fue el primero de los cuatro detenidos en declarar ante la Audiencia Nacional. Llegó en pijama ya que lo trasladaron directamente del hospital donde había sido atendido por la explosión del edificio en Alcanar (Tarragona), donde la célula preparó el doble atentado.

Chemlal confirmó ante el juez lo que ya había dicho a la Policía: la célula preparaba en esa vivienda un «atentado más importante», mediante la fabricación de «bombas para poner en monumentos», ha explicado la fuente judicial.

Esta «explosión accidental por acumulación de gas» precipitó los ataques, ya que al verse sin los explosivos, el grupo optó por un modelo de atentado menos elaborado, según los Mossos.

En la vivienda de Alcanar, la policía encontró 120 bombonas de gas y restos de un potente explosivo casero, utilizado habitualmente por el Estado Islámico, grupo yihadista que reivindicó el doble atentado en Cataluña.

Los cuatro imputados son los únicos supervivientes del grupo yihadista de 12 miembros que la policía señala como responsable de los atropellos masivos en Barcelona y Cambrils. Los otros ocho terroristas murieron dos en la explosión de Alcanar, cinco fueron abatidos después del atentado de Cambrils y el último, Younes Abouyaaqoub, fue abatido por los Mossos el lunes por la tarde.