The Objective
Publicidad
Consumo

Hacer 'running', más caro que nunca: la crisis de suministros dispara el precio de las zapatillas

El retraso en la llegada de los contenedores y la alta demanda han provocado que muchos modelos y tallas de zapatillas se queden sin stock

Hacer 'running', más caro que nunca: la crisis de suministros dispara el precio de las zapatillas

El mundo del deporte no se ha librado de la crisis de suministros que afecta al mundo desde hace meses. Algunos productos como las zapatillas para correr o raquetas de tenis y pádel están sufriendo retrasos en la llegada de producto, roturas de stock y escasez de algunos modelos durante semanas, según explican a este diario distintas fuentes del sector. Unos productos que suelen fabricarse mayoritariamente en el sudeste asiático.

«Todos los que tengan algo de producción en Asia están teniendo problemas, sufriendo retrasos, cancelaciones, problemas de suministros…», reconoce Eduardo Zamácola, presidente de la patronal textil ACOTEX en declaraciones a THE OBJECTIVE. Y, toda esta situación, está disparando los precios en medio del contexto inflacionista.

«No es solo que está costando mucho que nos llegue la mercancía, sino que el incremento de materias primas, la dilatación de los procesos de producción, el cachondeo que está habiendo con los contenedores, embarques… está costando todo 10 o 15 veces mas de lo que costaba antes», añade Zamácola.

Retraso en suministros que afecta a los precios

El aumento de los costes cuando comenzó el problema fue asumido en parte por los vendedores. Sin embargo, en este momento, con el incremento de todos los costes de producción «es inviable mantener los precios de antes». Ante la escasez de algunos productos y el retraso de otros, muchas compañías están cambiando de estrategia y en lugar de ir a volumen van a producto «más exclusivo y caro», explican fuentes del sector a este medio. 

«Si no te aparece en la web directamente es por es un producto que va a tardar mucho y no sabemos cuándo va a volver el stock. Hay productos que se tiran tres meses sin que haya, es verdad que está habiendo problemas de suministro», reconocen desde Asics a este diario. Desde esta conocida marca de zapatillas para correr hablan de una situación «general», por un lado por la alta demanda y, por otro porque se tarda más en producir por los cierres de fábricas puntuales por el covid en el sudeste asiático. 

Cuando uno acude a una tienda de deportes es posible que no note esa escasez, el problema se produce al preguntar por determinados modelos o tallas -los más demandados- que se agotan con rapidez. «Ahora tardan el doble en reponerse aumentando sus precios», explican desde una conocida franquicia de productos de deporte. 

Tormenta perfecta

Aunque el atasco global ha mejorado ligeramente en las últimas semanas, todo sigue más o menos igual. «Este tipo de cosas se desatascan lentamente», explica Gonzalo Gómez Bengoechea, profesor de Economía en la Universidad Pontificia de Comillas. No obstante, el profesor nos explica que hay ciertos indicadores como el Baltic Dry Index, que mide las tensiones en las cadenas de valor globales, que lleva en caída desde que comenzó el año. Pero para que esta mejoría se note en las cadenas de suministros finales llevará un tiempo ya que esta tendencia se puede ver abruptamente agitada por nuevas olas en China y en países asiáticos productores que llevan estrategia de Covid cero, explica el profesor.

Gómez Bengoechea, experto en economía internacional, asegura que China ya está trabajando en versiones más avanzadas de la vacuna que posiblemente les lleve a cambiar estos enfoques y cuarentenas, «por tanto el riesgo derivado para la cadena de valor sería más moderado, pero todavía no se nota en la parte final».

«Solo se puede entender el problema que estamos viviendo cuando confluye con un aumento considerable de la demanda como se está produciendo», asegura. Durante el primer año de pandemia ha habido un ahorro forzoso con menos gasto en ocio, restauración y otro tipo de servicios que está aflorando ahora, explica el profesor, en forma de consumo de este tipo de bienes que se están viendo perjudicados por la cadena de suministros. 

En EEUU, el boom post covid ha venido acompañado de «fortísimos estímulos fiscales» que han aumentado el consumo todavía más mientras que el mercado es global. «Todos vamos a los mismos productores de origen lo que hace que los productos se encarezcan y haya problemas de abastecimiento», explica el profesor de Comillas a THE OBJECTIVE.

¿Cerca de solucionarse?

Es la cuestión que más dudas genera en el sector de la distribución en general. «Hay mucha incertidumbre porque tiene que ver con dos variables, el virus y ahora también lo que pueda pasar con Europa, EEUU y Rusia», asegura Gómez Bengoechea. Otras fuentes del sector retail consultadas explican que el gran atasco inicial de las cadenas de valor parece que se está digiriendo pero no descartan nuevos repuntes en función de estas dos fuentes de incertidumbre.  

Desde la patronal textil, su presidente vaticina un 2022 «todavía muy complicado». En este contexto, muchas marcas están optando por ir abandonando poco a poco esas zonas de producción del sudeste asiático. Pero, fabricar en proximidad no es un proceso inmediato y seguirá encareciendo los precios, según los expertos.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D