The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

La «ingenuidad» de Vox con sus altos cargos en Castilla y León

Juan García-Gallardo designó a dos colaboradores como personal de confianza porque temía que no asignaran estructura a la vicepresidencia de la Junta

La «ingenuidad» de Vox con sus altos cargos en Castilla y León

Juan García-Gallardo y Alfonso Fernández Mañueco conversan en las Cortes.|R. García (EFE)

No había tiempo que perder. El Gobierno de la Junta de Castilla y León nombró personal eventual a finales de abril a dos personas que, semanas más tarde, acabarían integrando el equipo del vicepresidente como altos cargos. Las fuentes consultadas por THE OBJECTIVE apuntan a que Juan García-Gallardo designó a sus colaboradores como personal de confianza porque temía que el Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco no asignara estructura a su departamento. «Vox pecó de ingenuidad», insisten. Una portavoz del Gobierno regional sostiene que los cambios se ajustaron a la legalidad y que no son incompatibles. Además, explica que no es la primera vez que sucede, aunque admite que en esos casos los eventuales llevaban más tiempo en el puesto.

El presidente Alfonso Fernández Mañueco rubricó el 25 de abril un acuerdo para nombrar personal eventual a Montserrat Lluis Serret y a José María Barrio Gil-Fournier. Las nominaciones fueron publicadas en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el día 26. Especialmente comentado fue el fichaje de Gil-Fournier, familiar del vicepresidente. Los sueldos que iban a percibir en calidad de técnicos asesores era de 3.851 euros al mes, lo que suponen 52.126 euros anuales, según los datos publicados por el Portal de Transparencia de la Junta.

Los nombramientos de Vox

Cantidades que nunca llegaron a percibir. Apenas dos semanas después de su nombramiento fueron cesados como personal eventual y elevados de categoría. El artículo 16 de de la Ley de la Función Pública regional detalla que los trabajadores eventuales realizan labores con carácter no permanente. Califica sus puestos como de confianza o asesoramiento «no reservados a funcionarios o a personal laboral». El texto matiza que nombramientos y ceses son libres. «Corresponde exclusivamente a los miembros de la Junta de Castilla y León, cesando automáticamente al cesar la autoridad que los nombró sin que genere en ningún caso derecho a indemnización».

Se desconocen las funciones que desempeñaron como personal eventual. Una portavoz del Gobierno regional sugiere que desarrollaron tareas «propias» de su cargo y «aquellas que se les encomendara». Monserrat Lluis Serret explica por teléfono a este diario que realizaron los trabajos que les correspondían y estaban «ajustados» a su competencia. Ella y Gil-Fournier ocupan ahora dos de los tres altos cargos asignados al organigrama de la vicepresidencia, que dirige García-Gallardo, candidato de Vox en las elecciones autonómicas del 13-F.

Lluis y Gil-Fournier fueron cesados como personal eventual el 10 de mayo. El mismo día, el Consejo de Gobierno les asignó nuevas responsabilidades, esta vez como altos cargos. Así se publicó en el Bocyl del 11 de mayo. Lluis fue nombrada directora general de Coordinación e Interacción Social, puesto desde el que coordinará «las actuaciones informativas del vicepresidente». Sostiene que el cambio de asignación es lógico porque hace dos semanas «sencillamente no había estructura» y no desea entrar en cuestiones más precisas. En todo caso, defiende su nombramiento porque se realizó «conforme a la legalidad».

«Se han seguido escrupulosamente los procedimientos en tiempo y forma», insiste Lluis. Preguntada por el salario que recibirá por su nueva responsabilidad zanja que los datos están publicados y remite al Portal de Transparencia de la Junta de Castilla y León. Sin embargo, por el momento es imposible conocerlas porque las retribuciones anuales de los altos cargos de la XI legislatura no están colgadas aún en la web. «En elaboración», especifica la página institucional. En el anterior mandato, el sueldo de los directores generales oscilaba entre los 62.770 y los 70.472 euros brutos anuales.

Perfil de los altos cargos

La nueva directora general de Coordinación e Interacción Social de Castilla y León es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, donde obtuvo el Premio Extraordinario de Fin de Carrera. Tiene una dilatada experiencia profesional. Ha sido jefa de sección en El Correo, directora editorial de la 10TV (proyecto audiovisual del grupo Vocento), directora adjunta de ABC y directora de Cope y Trece TV. Además, ha ostentado la vicepresidencia de la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca).

El otro eventual que pasó a alto cargo es Gil-Fournier, que se convierte en director de gabinete de García-Gallardo. Familiar de su jefe, es licenciado en Económicas y Empresariales. En 1993 y 2000 fue gerente por concurso-oposición de la Sociedad de Suelo y Vivienda de Valladolid (VIVA). Siguió vinculado al sector inmobiliario teniendo que declarar como imputado como presunto autor de un delito contra el medio ambiente en 2013, cuando era delegado de Reyal Urbis en Castilla y León. El caso acabó siendo archivado.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D