The Objective
Publicidad
España

La llegada de inmigrantes por mar se dispara en Melilla y vuelve a niveles de 2019

La Guardia Civil alerta de que el «goteo» de inmigrantes marroquíes en las playas de la ciudad autónoma es «incesante» desde el verano

La llegada de inmigrantes por mar se dispara en Melilla y vuelve a niveles de 2019

Un hombre pasea en una playa de Melilla (España). | EP

La llegada de inmigrantes por mar a Melilla ya está en niveles previos a la pandemia provocada por la covid-19. Pese a que en los últimos meses el foco ha estado puesto en la recepción migratoria en la ciudad autónoma a través de la valla fronteriza, donde murieron al menos 23 personas el pasado junio en uno de los asaltos más multitudinarios y trágicos que se recuerdan, la ruta marítima con destino a la ciudad española también se ha reactivado desde este verano. «El goteo de ciudadanos marroquíes en las playas melillenses es incesante», aseguran fuentes de la Guardia Civil a THE OBJECTIVE

Los datos del Ministerio del Interior así lo corroboran. En los once primeros meses de 2022, 144 inmigrantes, en su mayoría procedentes del país alauí, han llegado a bordo de una patera o a nado hasta las costas melillenses, lo que implica un crecimiento de más de un 500% respecto a 2021 y 2020, cuando llegaron 15 y 21 personas por mar hasta Melilla. Dejando a un lado estos dos últimos años, anómalos estadísticamente por el coronavirus, la recepción de ciudadanos norteafricanos está al mismo ritmo que a principios de 2019. 

Desde la Guardia Civil, no obstante, insisten en que el avistamiento de marroquíes en las playas de Melilla es constante. Muchos no lo consiguen tras ser interceptados por el Instituto Armado, pero en otras ocasiones, logran escapar. Es precisamente lo que ocurrió el pasado 27 de noviembre, cuando ocho inmigrantes de origen magrebí descendieron de una embarcación y, pese a la activación del sistema antiintrusión de la Comandancia, lograron huir y adentrarse al centro de la ciudad sin ser interceptados. 

Nadadores

La mayoría de quienes intentan llegar a España por mar son jóvenes y, en el caso de los que intentan cruzar la frontera a nado, menores de edad. Desesperados por pisar suelo europeo, se lanzan al agua e intentan recorrer a pulmón una milla. Saltan desde los diques de Beni Enzar, el puerto de Nador —ciudad marroquí colindante con Melilla—para tratar de llegar al melillense, la playa de la Hípica o al puerto deportivo. Las fuerzas de seguridad los conocen ya como los «nadadores». 

Las recepción de inmigración por el Mediterráneo es mayor que la que llega por tierra, si se comparan porcentajes. En lo que llevamos de año, 1.171 inmigrantes (un 7,3% más) han logrado traspasar la frontera, frente a los 1.091 que lo hicieron el año pasado en el mismo periodo de tiempo. Pese a los datos porcentuales, no obstante, sigue siendo mayor el número de personas que intenta traspasar las vallas en las ciudades autónomas para llegar a España. 

La tragedia de Melilla

Marlaska vuelve a reiterar que en la tragedia de Melilla «no hubo muertos en territorio español»
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

La ciudad autónoma de Melilla se ha convertido —políticamente hablando— en la pesadilla del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska en los últimos cinco meses. Cercado por la tragedia de la valla en la que murió una veintena de personas y al menos una de ellas lo hizo en territorio español, el titular sigue afirmando que no fue así y que todo el operativo que se desarrolló el pasado 24 de junio en el perímetro fronterizo fue acorde a la ley. 

Poco o nada han significado para el ministro las últimas revelaciones sobre la tragedia en el paso fronterizo, en donde murieron 23 personas y 77 permanecen desaparecidas. Una investigación liderada por un consorcio internacional de periodistas ha probado que durante la avalancha humana pereció al menos una persona y decenas quedaron aplastadas en el lado español de la valla. En otras imágenes de este trabajo audiovisual se advierte también cómo las fuerzas marroquíes entraron en España y comenzaron a arrastrar cuerpos vivos e inertes desde el interior del paso fronterizo, tanto del lado español como marroquí. 

El reportaje de la BBC, el informe del Defensor del Pueblo, el visionado de las imágenes grabadas por las cámaras de la Guardia Civil en la Comisión de Interior y, por último, las pesquisas del consorcio de periodistas desmienten la versión del ministro del Interior: hubo fallecidos y heridos en España y se devolvió en caliente a, al menos, 470 inmigrantes.

Cercado por todas las formaciones políticas, incluidos los socios de Gobierno del PSOE, el ministro, sin embargo, sigue negando la mayor y, en su última intervención en el Congreso de los Diputados, la pasada semana, lo repitió por enésima vez: los hechos transcurrieron «principalmente fuera» del país y que la Guardia Civil no tuvo ninguna responsabilidad

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D