The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

El streaming quiere volver a la vieja TV

Netflix, Hulu y Amazon están produciendo contenidos asociados a la televisión clásica, como talk shows o realities, e incluso están estrenando episodios por separado… copiando a su tan despreciada TV.

 

Cuando Netflix, y luego Amazon Prime y Hulu, llegaron al ruedo la televisión clásica, esa con anuncios y horarios establecidos se vio inmediatamente amenazada. Bueno, para ser honestos primero se burlaron de la idea de subir temporadas enteras al servicio de streaming, como hizo Netflix con su primera serie, la hoy infame House of Cards, y defendieron que ningún espectador disfrutaría tener todo el contenido a la mano y que las series se olvidarían en poco tiempo gracias a que no entrarían en el ciclo normal de promoción… ¡cómo se equivocaron!

Los servicios de streaming han básicamente cambiado la forma en que se consume ficción serializada, el término binge-watching existe gracias a ellos y ahora hasta los canales tradicionales estrenan a veces series enteras (como pasó con Angie Tribeca). Netflix y compañía eran los nuevos reyes de la televisión y los viejos métodos habían quedado atrás, era momento de otros formatos… pero últimamente estos mismos servicios de streaming, que con tanto desprecio miraron a los tradicionales canales de tv y sus programaciones, han comenzado a producir contenido que bien podría emitirse en señal abierta y con comerciales.

Los servicios de streaming cambiaron el panorama televisivo pero han comenzado a volver a viejas fórmulas que han rescatado de su bolsa de basura de la “vieja televisión”. Y no sólo se trata de formatos, sino de la manera en que se estrena el contenido. Véase, por ejemplo, My Guest Needs No Introduction With David Letterman. El presentador, un tesoro nacional en Estados Unidos y casi recién salido de su despido del Late Show (inimaginable pero cierto), ha decidido hacer para Netflix una serie de entrevistas a personajes tan diversos e impresionantes como Barack Obama, Malala Yousafzai o Tina Fey. El show se estrena una vez al mes, no se han subido todos sus episodios en una sola tanda como es costumbre.

El streaming quiere volver a la vieja TV

Joel McHale rescató hasta casi la exactitud su programa en E! y ahora se estrena semanalmente en Netflix. | Imagen vía Netflix.

Otro ejemplo es el reciente The Joel McHale Show with Joel McHale, una reinvención del programa que tenía el comediante en E! en que se burlaba de otros programas de televisión. El show de media hora cumple casi exactamente con el mismo formato que tenía cuando se emitía en televisión e incluso se estrena una vez a la semana, a la vieja usanza.

Y luego están los formatos de reality TV, que el streaming también ha comenzado a probar. Netflix revivió hace poco el famoso Queer Eye (anteriormente seguido de …For The Straight Guy) con mucho éxito. Y cuenta con otro programa original, Nailed It!, en que tres pasteleros amateur compiten por reproducir un plato hecho por un profesional.

El streaming quiere volver a la vieja TV 1

The Grand Tour es un reality ultra exitoso que pasó de la TV británica a Amazon Prime. | Imagen vía Amazon Prime.

 

En el caso de Amazon Prime el camino ha sido otro. El servicio no se ha dedicado a producir formatos de talk shows sino más bien realities. De hecho pagó 250 millones de dólares, se rumorea, por tres temporada de The Grand Tour el exitoso programa sobre coches que anteriormente se emitía en la televisión británica con el nombre de Top Gear (se canceló, a pesar de su enorme cantidad de espectadores, por la conducta despreciable de su presentador que entre otras cosas atropelló a un asistente de producción). Y además de este hit -ser despreciable no quita tener éxito… vean a Donald Trump- Amazon produce otros programas alla reality shows sobre deportes, como All or Nothing en que cada temporada se adentra en el funcionamiento de un equipo de fútbol americano, o Grandprix Driver, sobre Fórmula 1.

El streaming quiere volver a la vieja TV 3

Sarah Silverman hace un late show a la vieja usanza, pero en un nuevo lugar, Hulu. | Imagen vía Hulu.

Por su parte, Hulu (servicio inexistente en Europa pero bastante grande en Estados Unidos), también se ha lanzado al ruedo con I Love America de Sarah Silverman. Suma de talk show y reality tv, el programa acompaña a la comediante mientras visita lugares de Estados Unidos y habla con personas casuales que tal vez no tienen las mismas ideas que ella.

Sí, la televisión online ha llegado para quedarse, pero, en tiempos nostálgicos y tras entender que la TV clásica tiene muchos años de aprendizaje a sus espaldas, le ha quedado claro que no sólo la innovación es buena, que a veces recurrir a los clásicos es una buena idea… es muy probable que programas del estilo del de Letterman o muchos más realities se unan a las parrillas de programación de los servicios de streaming. Al fin y al cabo son televisión y despreciar formatos por “televisivos” no es sólo tonto sino poco rentable.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.