Mohamed bin Salmán, el "tolerante" y represivo príncipe saudí
Foto: HANDOUT| Reuters

Futuro

Mohamed bin Salmán, el "tolerante" y represivo príncipe saudí

Mohamed bin Salmán, también conocido como MBS, ha revolucionado Arabia Saudí con reformas económicas, sociales y religiosas desde que fue nombrado príncipe heredero de esta potencia petrolera ultraconservadora el año pasado.

por Lidia Ramírez

Mohamed bin Salmán, también conocido como MBS, ha revolucionado Arabia Saudí con reformas económicas, sociales y religiosas desde que fue nombrado príncipe heredero de esta potencia petrolera ultraconservadora el año pasado. En una de sus poco frecuentes apariciones públicas, Salmán dijo que buscaba «un país de islam moderado» y «tolerante».

Entre sus primeras medidas como heredero al trono anunció la restricción de facultades de la llamada policía religiosa e incluso visitó al fundador de Facebook, Marck Zuckerberg, con vaqueros en vez de su túnica blanca.

Sin embargo en esta estrategia de reformista empeñado, al joven de 33 años no le tembló la mano para ordenar una «purga» a finales de 2017 contra unos 200 funcionarios y empresarios encarcelados, incluidos sus propios familiares. Príncipes, ministros e importantes hombres de negocios cayeron en una operación anticorrupción lanzada por una comisión presidida por el todopoderoso MBS. Una represión que para muchos raya el autoritarismo, pero de la que hasta ahora había salido glorioso.

Mohamed bin Salmán, el "tolerante" y represivo príncipe saudí 3

El príncipe Mohamed Bin Salmán junto a Mark Zuckerberg en las oficinas de Facebook en Silicon Valley. | Foto: REUTERS

Pero el reconocimiento por parte de Riad el 20 de octubre, tras dos semanas negándolo, de que el periodista saudí crítico con el poder, Jamal Khashoggi ,murió en «una pelea a puñetazos» en el consulado de Arabia Saudí en Estambul el 2 de octubre, podría poner en peligro la imagen de reformista que con tanto cuidado ha cultivado.

Dos figuras muy cercanas, un alto responsable de sus servicios de inteligencia, Ahmad al Asiri, y un importante consejero de la corte real, Saud al Qahtani, fueron destituidos por su papel en la muerte de Khashoggi. También se cesó a otros funcionarios de inteligencia y se detuvo a 18 sospechosos.

Además, al príncipe Salmán se le encargó presidir una comisión ministerial «para reestructurar» los servicios de inteligencia, según la agencia oficial Saudi Press Agency. Mientras tanto, el cuerpo de Jamal Khashoggi sigue sin aparecer.

Apoyos y sanciones internacionales

En un corto lapso, el hijo del rey Salmán ha desarrollado unos vínculos muy estrechos con la Casa Blanca de Donald Trump, especialmente con el yerno y consejero del presidente, Jared Kushner. El mismo mandatorio estadounidense consideraba creíbles y “un importante primer paso” las explicaciones de Arabia Saudí sobre la muerte de Jamal Khashoggi. Y es que están en juego 110.000 millones de dólares. Ese es el acuerdo sobre armas con el reino.

Mohamed bin Salmán, el "tolerante" y represivo príncipe saudí 2

Donald Trump recibe a Mohammed bin Salman en la Casa Blanca. | Foto: Jonathan Ernst/Reuters

Por su parte, Alemania sí que ha dado por terminada la venta de armas a Arabia Saudí mientras no se esclarezca lo ocurrido y Canadá no descarta seguir sus pasos. Reino Unido, Francia y Alemania han emitido un comunicado conjunto en el que tachan de «injustificable» el asesinato del periodista, que condenan «en los términos más contundentes posibles».

Por su parte, España tampoco frena —al menos de momento— la jugosa venta de armamento a Arabia Saudí. Y es que sobre la mesa hay 1.8000 millones de euros que ya en septiembre hicieron recular a la ministra de Defensa, Margarita Robles, sobre la paralización de la venta de 400 bombas de precisión a Riad.

Reformista empeñado

Ante los gobiernos occidentales que quieren seguir haciendo negocios con el reino, el príncipe se presenta como un reformista gracias a una serie de medidas como el fin de la prohibición a que las mujeres conduzcan, la reducción de los poderes de la policía religiosa y la reapertura de los cines.

Todo ello forma parte del programa de reformas económicas y sociales ‘Vision 2030’, para preparar al país para una era pospetróleo, ya que Mohamed bin Salmán ha tomado ciertas medidas para introducir cambios inéditos en Arabia Saudí, como llevarla de una economía dependiente del petróleo a una diversificada. 

Sin embargo, muchas organizaciones critican y denuncian la represión de los disidentes políticos. En septiembre de 2017, Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) informaron sobre la detención de decenas de escritores, periodistas, activistas y líderes religiosos. Fue en esa época cuando Khashoggi decidió exiliarse en Estados Unidos.

En este sentido, varios militantes por los derechos humanos y de las mujeres fueron detenidos y poco se sabe sobre su paradero. MBS «cree mucho en sí mismo», dijo Khashoggi a Newsweek. «No comprueba. No tiene buenos consejeros y se está acercando […] a ‘una Arabia Saudí según Mohamed bin Salmán'».

Mohamed bin Salmán, el "tolerante" y represivo príncipe saudí 4

Manifestación frente a la Casa Blanca por la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi. | Foto: Leah Millis/Reuters

 ‘Arquitecto’ de la guerra en Yemen

En enero del 2015, con la llegada al trono de su padre Salmán bin Abdulaziz, Mohamed fue nombrado ministro de Defensa -el más joven del mundo- y viceprimer ministro. Desde su cartera, llevó a cabo una política exterior agresiva para contrarrestar la influencia de Irán, el gran rival de Arabia Saudí en Oriente Próximo, y encendió las alarmas con su intervención militar en la vecina Yemen contra los rebeldes hutís en apoyo al Gobierno y con el bloqueo a Qatar.

Además, también ha sido muy criticado por poner al primer ministro libanés, Saad Hariri, en arresto domiciliario en Riad en noviembre pasado.

El «preferido» del Rey

En junio de 2017, el rey Salmán bin Abdulaziz designó a su hijo “preferido” Mohamed bin Salmán como príncipe heredero, relevando en el cargo y en la línea sucesoria a su sobrino y príncipe Mohamed bin Nayef, según un decreto real. Con esta medida, el rey rompió por primera vez la línea de descendencia aunque contó con el apoyo de 31 de los 34 miembros del Consejo de Lealtad, órgano creado en 2006 por el entonces monarca Abdullah Bin Abdulaziz al Saud para dirimir sobre cuestiones sucesorias.

Mohamed bin Salmán, el "tolerante" y represivo príncipe saudí 5

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, asiste a un banquete organizado por Shinzo Abe, Primer Ministro de Japón, en la residencia oficial del primer ministro en Tokio. | Foto: Tomohiro Ohsumi/Reuters

Nacido el 31 de agosto de 1985, Mohamed bin Salmán se licenció en Derecho con la segunda mejor nota de su promoción. Poco después creó diversas empresas y se implicó en cuestiones de gobierno. Casado y padre de tres hijos, creó la Fundación MiSK, que trabaja en programas de aprendizaje y liderazgo para jóvenes. Esto le valió para que la revista Forbes Oriente Medio lo nombrara Personalidad del Año en el 2013.

Ahora, la atroz muerte del periodista Jamal Khashoggi ha empañado la imagen internacional del todopoderoso heredero saudí y su castillo podría estar a punto de derrumbarse.