Las dos Coreas acuerdan avanzar hacia la "completa desnuclearización" de la península

Mundo ethos

Las dos Coreas acuerdan avanzar hacia la "completa desnuclearización" de la península
Foto: HANDOUT| Reuters

Los líderes de Corea del Norte, Kim Jong-un, y de Corea del Sur, Moon Jae-in, han acordado este viernes buscar «la completa desnuclearización» de la península coreana durante su histórica cumbre celebrada en la frontera en la zona desmilitarizada que separa a ambos países y escenificada con un apretón de manos.

«Sur y Norte han confirmado su meta común de lograr una península libre de armas nucleares a través de la completa desnuclearización», dice la declaración conjunta firmada por los presidentes al término de sus conversaciones. «Las dos partes acuerdan cumplir con sus roles y responsabilidades, ya que ambos países reconocen que las medidas adoptadas por Corea del Norte para la desnuclearización de la península tienen una importancia significativa y son una medida capital», añade el documento.

Por su parte, el líder norcoreano ha dicho que se esforzará por cumplir «lo escrito en la declaración» que ha suscrito con su homólogo surcoreano. «Moon y yo nos esforzaremos para lograr la paz en la península y por cumplir lo escrito en la declaración», ha dicho Kim Jong-un, que no ha mencionado específicamente la desnuclearización ni el programa de armas nucleares de Corea del Norte.

Además, los dos países se han comprometido a cooperar para establecer una «paz permanente» en la península y a mantener conversaciones con Estados Unidos para firmar un tratado de paz definitivo que sustituya al armisticio entre Pyongyang y Seúl. «El Norte y el Sur cooperarán activamente para establecer un sistema de paz permanente y estable en la península coreana», señala la declaración. Kim Jong-un, además, se ha comprometido a no repetir «un pasado desafortunado».

En la reunión mantenida entre los dos líderes, Moon Jae-in ha acordado con Kim Jong-un visitar Corea del Norte el próximo otoño, con el objetivo de mantener la fase de acercamiento abierta entre ambos países, técnicamente aún en guerra. Con esta visita se convertirá en el tercer presidente de Corea del Sur en acudir a Pyongyang, tras Kim Dar-jung y Roh Moon-hyun en los años 2000 y 2007, respectivamente. Esta fase de acercamiento incluirá también reuniones y conversaciones telefónicas regulares, hainformado Moon Cae-in.

En la cumbre celebrada este viernes, los dos líderes han participado en una simbólica ceremonia en la que han abonado y regado un pino, considerado un árbol nacional en los dos países, y han desvelado una placa conmemorativa en la que se han grabado las firmas de los dos mandatarios y se puede leer «estamos plantando paz y prosperidad». «Espero que, como este árbol, nuestra relación se mantenga siempre verde, incluso en invierno», ha dicho Kim Jong-un tras finalizar la ceremonia, informa EFE.